Piaggio carga de nuevo en Colombia

A raíz de las nuevas reglamentaciones sobre transporte urbano de mercancías y el mototaxismo, la solución de los motocarros es cada vez más interesante y aplicable. Piaggio, pionera de estos vehículos

Redacción Motor

04:57 p.m. 15 de julio del 2011

Motocicletas UM y la multinacional Piaggio decidieron unir esfuerzos en Colombia a través de la importación y posterior fabricación de los motocarros que hicieron historia en nuestro país durante la década de los años 80 y que le dieron estatus a los vehículos de tres ruedas con el eslogan 'a todo Piaggio'.

La entrada de estos triciclos no es fortuita: a los graves problemas de movilidad y costos a los que se han visto abocados los propietarios de microempresas y negocios medianos por el pico y placa en Bogotá, se unió el decreto 4125 del 2008 del Ministerio de Transporte, que busca organizar el mototaxismo a través de su homologación para uso de transporte público en municipios de no más de 50 mil habitantes.

Por eso los motocarros están llegando no solo con la opción de carga (estos ruedan hace más de dos décadas en el país), sino para servicio de pasajeros, con los cuales se busca cubrir las rutas veredales que hoy están a cargo de los buses escalera y las minivan chinas de siete pasajeros.

Sancionado el decreto, el primero en pegar fue Auteco con el motocarro Bajaj RE importado de la India, el cual se puede ver ya transportando pasajeros a lo largo de varios municipios del país y en las grandes ciudades cargando mercancías.

El turno es ahora para este hermano mayor de la Vespa. Llegará al Salón del Automóvil de Bogotá de la mano de Comercializadora Mpvsaf (importador y ensamblador de UM), en las versiones APE 501 Cargo (furgón y pick-up) y APE Taxi, y que -a diferencia de sus competidores- lo hará con opción diésel de 395 cm3 en cualquiera de sus versiones y un consumo que sus importadores estiman en 150 kilómetros por galón.

Inversión en ensamble
Paralelamente con la introducción de la marca se está construyendo una planta de ensamblaje en las inmediaciones de Madrid (Cundinamarca) a un costo de 10,2 millones de dólares con la que se busca no solo ampliar el ensamblaje de UM (hoy llega a 35 unidades diarias), sino arrancar la fabricación del motocarro Piaggio. Mpvsaf aspira fabricar 50 mil unidades anuales de ambas marcas en un plazo corto para atender la creciente demanda que se pronostica.

FRASE
El motor Diésel es toda una novedad en este tipo de vehículos pues se aprovecha su gran torque para el arranque con carga y el bajo consumo de combustible.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.

de 20

Disfruta el contenido sin límite