Mesetas, de escenario de guerra a símbolo de paz

Mesetas, de escenario de guerra a símbolo de paz

Pobladores del municipio viven con ilusión e incertidumbre la llegada de la guerrilla de las Farc.

fg

Vista general del campamento que recibirá a los integrantes de las Farc.

Foto:

EFE

05 de enero 2017 , 09:27 p.m.

Durante años, en Mesetas (Meta) el temor dejó de ser una sensación repentina y por lo tanto pasajera, para convertirse en atmósfera, en manera y razón de ser. En costumbre.

“Todo el tiempo aquí, en la vereda La Guajira (de este municipio), de todos los filos arreciaban las balas, no dejaban de aparecer civiles heridos”, cuenta Gustavo Meza, presidente de la junta de acción comunal de este caserío, donde se instaló la zona veredal más grande del país.

Se espera que a este sitio de concentración lleguen más de 720 guerrilleros de las Farc para hacer su proceso de dejación de armas.

“La comunidad ve este paso como un hecho muy importante, porque llevábamos mas de 40 años en esta región poniéndoles el pecho a las balas”, dijo Meza.

Pero ahora que ya las balas no se escuchan y los guerrilleros comienzan a llegar para desarmarse, entre algunos pobladores hay otra preocupación.

“La preocupación es qué va a pasar con esas zonas; pueden venir otros grupos a extorsionar y matar a los campesinos y nosotros los líderes sociales somos los que vamos a poner el pecho”, expresó Meza en voz baja.

Él es consciente de que los avances, sin una eficaz presencia del Estado, se pueden convertir poco a poco en retrocesos.

“Ya la guerrilla de las Farc para nosotros son civiles como cualquier otro, la preocupación son los otros grupos que quedan”, sentenció.

Aunque las instituciones gubernamentales han empezado a aterrizar en este territorio, las condiciones geográficas y el olvido al que estuvo sometido durante décadas hacen que la presencia estatal en este municipio sea apenas incipiente y esperanzadora.

Las vías que comunican esta zona con el resto de los Llanos Orientales aún se encuentran en precario estado. Para llegar al sitio de concentración ubicado en este municipio, es necesario viajar hasta La Uribe (Meta) y posteriormente recorrer cerca de media hora en helicóptero, pues los ingenieros militares hasta ahora empezaron a adecuar las vías para que el desarrollo comience a llegar por carretera.

Eso sí, al contrario de años anteriores, el territorio se encuentra completamente militarizado.

Se espera que desde este fin de semana los guerrilleros de las Farc empiecen a llegar a la vereda La Guajira, que tiene 15 kilometros cuadrados de extensión y se encuentra a unos 20 kilometros de la cabecera municipal. Esta vez volverán, pero ya no será para atormentar a la población.

Mesetas sigue allí; es un territorio vistoso y virgen, testigo de décadas de vida de las Farc y ahora es símbolo de su transformación.

JAVIER FORERO
Enviado Especial de EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA