'No me voy a rendir': presidente Santos a los habitantes de Bojayá

'No me voy a rendir': presidente Santos a los habitantes de Bojayá

El mandatario visitó esa población golpeada por la violencia. Prometió donar monto del premio Nobel.

fg

El presidente Juan Manuel Santos fue recibido en Bojayá (Chocó) por un grupo de niños.

Foto:

Presidencia de la República

10 de octubre 2016 , 01:43 a.m.

Una procesión de niños afro escoltó este domingo al presidente Juan Manuel Santos por las calles de Bojayá (Chocó) hasta la iglesia San Pablo Apóstol, donde el mandatario apareció por primera vez en público como premio nobel de paz para homenajear la memoria de las víctimas de la violencia.

En ese templo más de 80 personas (48 de ellos eran niños) fueron masacradas el 16 de mayo de 2002 por el estallido de una pipeta de gas lanzada por guerrilleros de las Farc.

Santos acudió el domingo a este pueblo chocoano, símbolo del sufrimiento prodigado por las Farc y los paramilitares a la población civil, para testimoniar su compromiso con los afectados por la violencia, que para él han sido el principal objetivo del proceso de paz.

A su entrada fue recibido por las Alabadoras de Pogue, un grupo de mujeres cantantes que le compuso un himno a raíz de su premio Nobel de Paz. En el ambiente había un halo de esperanza y reconciliación.

Luego de una misa concelebrada por 7 sacerdotes en memoria de las víctimas, el mandatario anunció que donará los 8 millones de coronas (casi tres mil millones de pesos colombianos) del galardón a un fondo para ayudar a quienes han padecido la violencia.

La homilía fue liderada por el padre Antún Ramos, uno de los sacerdotes que el día de la masacre invitó a la población a refugiarse en el templo para eludir el fuego cruzado de guerrilleros y paramilitares que se disputaban el control de este pueblo de indígenas y afros.

El padre Antún le pidió al Presidente, durante el sermón, que continúe con el proceso de paz.

En este pueblo, símbolo del dolor de la guerra, como lo subrayó el Presidente, la mayoría de sus habitantes (el 97 por ciento) votó a favor de refrendar los acuerdos con las Farc en el plebiscito en el que ganó el ‘No’, hace una semana.

En ese sentido, el padre Antún dijo emocionado en la homilía que desde que está el cese bilateral del fuego, los campesinos pueden ir a pescar, a recoger el coco y a cultivar plátano, cosas que no se podían hacer antes, pues relató que durante los casi 8 años que padecieron la guerra nadie podía salir del pueblo.

“Es grandioso que usted le haya apostado a la paz, pues esto beneficia a los más pobres. La paz es el camino, no hay otra opción”, le insistió desde el púlpito el padre Ramos, al jefe de Estado.

Y concluyó el prelado su mensaje al premio nobel, que estaba en primera fila con toda su familia, con trajes blancos: “Dios y el pueblo están con usted”.

El Presidente subió al estrado del templo y respondió emocionado, entre aplausos y banderitas blancas que se agitaban, que “el Nobel es un mandato para seguir buscando la paz”.

Santos, quien asistió a esta cita en compañía de su esposa, María Clemencia, sus hijos Martín y María Antonia, el vicepresidente, German Vargas Lleras, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, y el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, prometió llevar el proceso de paz “hasta el final”.

“No me voy a rendir, no voy a desfallecer”, concluyó.

‘Con el ‘No’ el país nos dio la espalda’

Jeremías Moreno, alcalde de Bojayá

¿Cómo recibieron el ‘No’ en el plebiscito?

El país le dio la espalda a Bojayá, se olvidó de lo que pasó con el conflicto en algunos municipios. No podemos quedarnos toda la vida llorando sobre lo muertos, ya es una página que hay que pasar para empezar a apostarle al futuro de nuestra región.

¿Qué beneficios tendría un cese del fuego definitivo?

Nosotros dijimos ‘Sí’ a la paz y a los acuerdos porque en los días en los que se ha mantenido el cese del fuego no ha habido muertos por cuenta del conflicto. Aspiramos a que se inicie de inmediato la implementación de los acuerdos y se mantenga el cese del fuego.

¿Qué mensaje le envía en este momento al país?

Que hay que deponer los orgullos personales, el odio y pensar en que la mayor parte de los colombianos necesitamos que haya paz. Hay personas a las que no les interesa esto porque tienen escoltas, andan protegidos y nunca van a un lugar en el que se puedan exponer, pero en el caso de nuestro territorio, donde no hay policías ni soldados, la única esperanza es que haya paz.

EDULFO PEÑA
Enviado especial de EL TIEMPO
Bojayá (Chocó).

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA