Congreso de Farc: prueba de fuego, incluso para el resto de partidos

Congreso de Farc: prueba de fuego, incluso para el resto de partidos

Les llegó la hora de demostrar que están dispuestos a aportar para cerrar el ciclo de violencia.

Rodrigo Londoño, Timochenko

Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, encabezará el evento.

Foto:

Lokman Ilhan / Anadolu Agency - AFP

27 de agosto 2017 , 12:00 a.m.

Lo que decidan esta semana las Farc en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, donde comienzan este domingo su primer congreso sin armas, será, ni más ni menos, que su carta de presentación ante la sociedad colombiana como organización política legal.

Por eso, las definiciones ideológicas, políticas y programáticas que surjan de ese evento no solo serán el punto culminante de la paz con las Farc, sino su oportunidad para comenzar a seducir a un electorado que mayoritariamente las ve con reserva.

En ese sentido, uno de los primeros desafíos de esta exguerrilla es resolver el dilema que le plantea mantener la coherencia con sus principios históricos al tiempo que incursiona en el escenario de la ‘Realpolitik’ del siglo XXI, en el cual un partido, para ser exitoso, debe ser más pragmático que ideológico.

Y a juzgar por lo que dice Pablo Catatumbo, las Farc parecen entenderlo así. “No sería lógico renunciar a nuestra esencia, pero queremos algo de más amplitud. No es fácil, pero hay que encontrar la fórmula. El congreso es muy importante porque podemos debatir en democracia y tranquilidad con los compañeros para encontrar un camino”, afirma el exjefe guerrillero.

Está claro que el punto de partida de las Farc, como organización política, será la defensa y la implementación de los acuerdos de paz, que recogen dos de sus demandas históricas: el desarrollo rural y la apertura de un sistema político que tradicionalmente ha marginado a los movimientos sociales.

Los acuerdos de paz serán la columna vertebral de su propuesta programática. Pero, según cuenta Pablo Catatumbo, impulsarán también temas de coyuntura muy sensibles para el país, como la lucha contra la corrupción y una reforma de la justicia. “No tenemos las fórmulas mágicas, pero se trata de buscarlas entre todos”, agrega.

Apertura a otras corrientes

Una muestra de que las Farc están abiertas a escuchar a sus competidores políticos es la invitación que hicieron a 18 precandidatos presidenciales de todas las tendencias para que expongan sus ideas en el congreso fundacional de su partido.

Esta convocatoria va en la línea de la apuesta por la reconciliación nacional que los voceros de la exguerrilla han hecho explícita en todos los escenarios.

De hecho, el primer congreso de las Farc en Bogotá es también una prueba de fuego para el resto de los partidos, pues les llegó la hora de demostrar que están dispuestos a poner su parte para que, mediante el diálogo político, el país cierre su histórico ciclo de violencia.

Tal vez lo de menos sea el nombre que dará la exguerrilla a su partido. Pero es sintomático que, entre las 10.387 personas que respondieron la encuesta de Timochenko en Twitter sobre el nombre que deben adoptar las Farc, haya ganado ‘Nueva Colombia’.

Mantener las siglas Farc en esta nueva etapa no parece ser la mejor opción, pues el país las asocia con el conflicto armado que, en los hechos, ya se superó.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
En Twitter: MarisolGmezG

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA