'Que las Farc se desarmen es bendición de Dios para Colombia'

'Que las Farc se desarmen es bendición de Dios para Colombia'

Antonio Navarro da sus motivos por los cuales se debe votar Sí en el plebiscito.

fg

El senador Antonio Navarro ha sido uno de los más entusiastas impulsores del proceso con las Farc.

Foto:

Archivo particular

11 de septiembre 2016 , 02:21 a.m.

¿Cuál es su principal razón para apoyar el ‘Sí’ en el plebiscito refrendatario?

Que se pone fin anticipado a un conflicto armado que puede durar muchos años más. La base central de un acuerdo de esta naturaleza es el desarme de la guerrilla a cambio de que puedan participar en política sin armas, y ese ha sido el corazón de todos los demás acuerdos realizados en la historia. Ese acuerdo le pone fin a un conflicto que, de otra manera, si se ponen unas condiciones más exigentes o se les prohíbe participar en política a los que dejen las armas, pues puede tomar un montón de años más. La abreviación de un conflicto que ya ha producido más de siete millones de víctimas es razón suficiente para votar ‘Sí’.

¿Qué decirles a quienes aún tienen reparos a la participación en política de los guerrilleros de las Farc?

Los líderes de las Farc tienen que ir a elecciones y ahí veremos cuántos votos sacan. Que sean elegibles y puedan participar no quiere decir que vayan a ser elegidos. Creo que la teoría de que las Farc consigan un resultado excepcionalmente alto en las elecciones no es real. Ahora, van a ir subiendo y adaptándose a las condiciones poco a poco, pero que las Farc se desarmen es una bendición de Dios para Colombia.

Usted fue combatiente de un grupo armado y ha tenido una participación exitosa en la política. ¿Cómo fue esa transición?

Primero, fue una decisión que tomó el M-19 adelantándose a los tiempos. Fuimos los primeros en darnos cuenta de que el alzamiento armado no conducía a ninguna parte, que era un método equivocado para intentar gobernar, y luego lo logramos cumpliendo la palabra. Recuerdo mucho la consigna de Carlos Pizarro y que yo enarbolé: “Palabra que sí”. Hay que cumplir la palabra empeñada y eso va para la guerrilla y el Gobierno.

¿Qué diferencias encuentra entre el proceso de paz con el M-19 y el de las Farc?

Primero, el M-19 siempre entendió la importancia del apoyo de la opinión pública; las Farc hasta ahora lo están haciendo. Segundo, no había oposición en nuestra época y hoy sí la hay; y tercero, la solución jurídica de aquel tiempo se limitaba a la amnistía o el indulto, o el archivo de los procesos; hoy ya no se puede hacer eso, existen el Estatuto de Roma, la Corte Penal Internacional, y se necesita un esquema como el de la justicia transicional.

De lo acordado con las Farc, ¿qué le hubiera gustado que le dieran al M-19?

Nosotros negociamos lo básico y fue que nos desarmamos a cambio de participar en política, un esquema de seguridad, más un indulto; pero conseguimos muchas cosas adicionales después de los acuerdos. Para empezar, coincidimos con la etapa de la Constituyente y conseguimos 19 constituyentes, el 27,2 por ciento. Además, después conseguimos un noticiero de televisión y yo fui ministro; es decir, conseguimos muchas más cosas después de la negociación.

¿Hay razones para tener preocupaciones con el modelo de juzgamiento que se acordó con las Farc?

Me parece un buen modelo de juzgamiento. Creo que es el primero de su tipo en el mundo, en América Latina y en Colombia, porque antes no había juzgamiento sino que simplemente se hacía una amnistía, como la de 1957 para liberales y conservadores, o un indulto como el de los años 90. A mí no me indultaron, yo no tenía ninguna condena; a mí simplemente me archivaron los procesos que había en mi contra, eso se llama ‘cesación de procedimiento’. Hoy hay un proceso mucho más elaborado. Aquí hay una letra grande de los acuerdos, y es que se desarman los guerrilleros a cambio de que puedan hacer política y presentarse a elecciones, y ya veremos cuántos votos sacan; y para lograr eso hay que resolver el problema jurídico que implica el alzamiento armado, y esa solución es la de la justicia transicional. Esa es la letra gruesa del acuerdo con las Farc y esta no se puede perder de vista poniéndole peros con la letra menuda.

¿Qué opina de que algunos de sus excompañeros del M-19 estén impulsando el ‘No’ en el plebiscito?

Creo que están equivocados, como todos los que apoyan el ‘No’. Siento que es dejar pasar una oportunidad. Dicen que van a hacer un mejor acuerdo de paz después, y yo ahí creo que hay que usar la sabiduría popular que dice que más vale pájaro en mano que ciento volando. Esto que tenemos está listo, va a desarmar a las Farc. No nos pongamos a pensar en que es posible uno mejor, que además es incierto que se pueda lograr y que en todo caso mantendría armadas a las Farc. Con todo y lo mañosas que son las Farc, estoy seguro de que el acuerdo es bueno. Por eso apoyo el plebiscito con un ‘Sí’.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA