Radiografía del Eln, el grupo que inicia negociación con el Gobierno

Radiografía del Eln, el grupo que inicia negociación con el Gobierno

La guerrilla hace presencia en 99 municipios de siete departamentos del país. Tiene 1.450 hombres.

fg

ImageDefault

Foto:

ul

11 de octubre 2016 , 01:22 a.m.

El Eln llega hoy a la fase pública de negociación con el Gobierno Nacional con 1.450 hombres en armas, hace 10 años contaban en su estructura con 5.000, sin contar con los milicianos, según un informe de inteligencia conocido por EL TIEMPO.

El Eln hace presencia en 99 municipios de siete departamentos del país. Esa guerrilla está focalizada especialmente en Bolívar, Cesar, Norte de Santander, Chocó y en Arauca, Boyacá y Casanare, revela un estudio de la Fundación Ideas para la Paz.

El Eln en los últimos dos años ha perdido 25 jefes, -muertos o capturados- entre integrantes de la Dirección Nacional, frentes de guerra y estructuras de frente. Sumado a que desde 2014 a la fecha 142 integrantes del Eln han sido neutralizados; 61 muertos en actividades de la Fuerza Pública, 54 capturados y 27 desmovilizados, tiene como reporte la Policía Nacional.

El resultado se debe al trabajo de inteligencia de la Policía Nacional que a través de una coordinación interagencial y con la Fuerza Pública ha logrado dar contundentes golpes al Eln en los últimos meses.

Por su parte, la Fundación Ideas para la Paz, resalta que los frentes que integran el Frente de Guerra Oriental son el Domingo Laín Sáenz, Adonay Ardila Pinilla y José David Suárez, que delinque en Arauca, una de las zonas de mayor injerencia en este momento por parte del Eln.

La estructura dispone de un componente armado que representa el 30% de los integrantes del ELN de todo el país. Esa estructura es liderada por ‘Pablito’ el más reciente miembro del Comando Central (Coce) y quien es considerado el jefe militar de esa guerrilla. ‘Pablito’ h asido mencionado en varias ocasiones como un férreo opositor al proceso de acercamiento entre el Gobierno y el Eln.

El frente de guerra suroccidental, compuesto por tres frentes: ‘Manuel Vásquez Castaño’, ‘José María Becerra’ y ‘Comuneros del Sur’ con 250 hombres en armas y un número igual en milicianos, es el de en mayor riesgo de disidencias por el negocio del narcotráfico, ya que su zona de injerencia está focalizada en Cauca y Nariño.

Con la salida del Sexto frente de las Farc, que históricamente ha tenido el control de los sembradíos de matas de coca en Cauca – 8.660 hectáreas reportó Simci durante 2015 – y de marihuana, en poblaciones como Caloto, Toribio y Miranda, la columna ‘Miltón Hernández’ del Eln está buscando copar esta zona y seguir con el negocio ilegal, independientemente del proceso de negociación.

El Nariño, donde se encuentra la mayor concentración de matas de coca en el país con 29.755 hectáreas, se registra una situación similar. Allí el frente ‘Comuneros del Sur’, dedicado hasta el momento al impuesto al narcotráfico o gramaje, podría pretender quedarse con el control de la región ante la salida del frente 29 de las Farc.

Las estructuras más golpeadas por la Fuerza Pública en los últimos tres años según el informe de inteligencia son: el Frente de Guerra “Darío Ramírez Castro”, y el Frente de Guerra “Sur Occidental”, que han perdido 19 de sus jefes, entre ideólogos y logísticos. Lo que ha llevado a movimientos internos para asumir el manejo de cada frente afectado.

La atomización del Frente de Guerra “Darío Ramírez Castro”, que es calificado como “el corazón del Eln” porque económicamente sostiene a la Dirección General, se evidenció con la muerte de su máximo jefe, José Amín Hernández Manrique, alias Marcos o Marquitos quien era integrante de la Dirección Nacional, (en mayo del año pasado).

‘Marcos’ dirigía todas las acciones encaminadas a la extorsión, la minería ilegal y el narcotráfico en Antioquia, Bolívar, Magdalena, Santander y parte de Cesar. Según el informe de inteligencia, ‘Marcos’ aportaba al Eln entre 1.200 y 1.500 millones de pesos mensualmente.

Con la muerte de ‘Marcos’ se desarticularon los frentes “Luis José Solano Sepúlveda” y “Héroes y Mártires de Santa Rosa” que delinquían al sur de Bolívar y que se dedicaban a la extorsión. Estás dos estructuras hacían parte del Frente de Guerra “Darío Ramírez Castro”

El mayor golpe anímico recibido por el Eln, fue la captura de uno de los integrantes de su cúpula en octubre del 2014. Wigberto Chamorro Acosta alias Ricardo, hermano de Erlinto Chamorro Acosta, alias Antonio García, segundo al mando del grupo guerrillero.

Alias Ricardo, fue capturado por la Policía en Cúcuta (Norte de Santander) cuando pretendía pasar la frontera hacia Venezuela. Inteligencia le seguía los pasos meses atrás, cuando se detectó que ‘Ricardo’ estuvo visitando los campamentos del Frente de Guerra “Darío Ramírez Castro” donde reforzó la doctrina revolucionaria.

Jairo Agudelo Ortíz, alias Mono Wilder, fue capturado en junio de este año en Buenaventura (Valle). ‘Mono Wilder’ era el encargado de las finanzas del Frente de Guerra “Suroccidental” del Eln a través de todas las actividades relacionadas con el narcotráfico en Valle, Cauca y Nariño.

Era hombre de confianza del COCE ya que militaba en la guerrilla desde hace 18 años, y manejaba los contactos para el envío de cocaína a México, para los carteles de Sinaloa y Los Zetas. ‘Mono Wilder’, según inteligencia de la Policía enviaba cinco toneladas de cocaína, por lo que con su captura, el Eln deja de percibir más de 20 mil millones de pesos anualmente.

En mayo de este año fue muerto por la Fuerza Pública alias Franklin o El Mocho, jefe del frente Resistencia Cimarrón, y a la vez, era integrante del Estado Mayor del Frente de Guerra Occidental. Era considerado como el varón de la droga del Eln en Chocó. Aportaba 3.250 millones de pesos a la guerrilla solo por narcotráfico y minería ilegal.

El Gobierno Nacional ofrecía hasta 1.000 millones de pesos por información que permitiera su captura. Lideró la disputa territorial con el ‘clan del Golfo’ y se considera que con su muerte el Eln se sintió económica y militarmente, porque estaba organizando el emporio narcotraficante hacia Centro América y a la vez, articulaba los golpes contra la Fuerza Pública en esta zona del país.

‘Franklin’ o ‘El Mocho’, tenía a su cargo uno de los laboratorios más grandes para la producción de cocaína – entre una y dos toneladas al mes- en las selvas de Chocó, y estaba negociando la base de coca a 6 millones de pesos kilo. (El complejo fue destruido durante la operación).

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA