Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

El espaldarazo de la ONU al proceso de paz en La Habana

Martes 24 de mayo de 2016
Proceso de paz

El espaldarazo de la ONU al proceso de paz en La Habana

En un hecho poco usual, el Consejo de Seguridad aprobó unánimemente vigilar el fin del conflicto.

Por:  POLÍTICA | 

A los 15 integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU les tomó menos de un minuto votar la resolución, que lideró el Reino Unido.

Foto: Archivo particular

A los 15 integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU les tomó menos de un minuto votar la resolución, que lideró el Reino Unido.

compartidos

La máxima autoridad del mundo (el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas) dio este lunes el más grande espaldarazo a la búsqueda de la paz en Colombia al comprometerse a “verificar y vigilar” el fin de la guerra en este país.

La respuesta de esa instancia se dio ante la petición conjunta del gobierno del presidente Juan Manuel Santos y de las Farc. Una aceptación de ese tipo solo podía darse con la solicitud de ambas partes.

En un hecho poco usual, los 15 países del Consejo de Seguridad de la ONU (entre ellos las 5 grandes potencias) votaron por unanimidad la decisión de acompañar el fin de la guerra en Colombia. Solo en 14 oportunidades, durante sus 70 años de existencia, esa instancia ha logrado el consenso de todos sus integrantes sobre una decisión.

Y para conseguir este resultado también fueron claves dos mujeres: la canciller María Ángela Holguín y la embajadora ante la ONU, María Emma Mejía.

La canciller María Ángela Holguín y la embajadora ante la ONU, María Emma Mejía (atrás), durante la sesión del Consejo de Seguridad. Efe

Para acompañar la recta final en la búsqueda de la paz, una misión política de la ONU, liderada por un representante del Secretario General de la organización, estará en el país durante 12 meses, a partir de la firma del fin del conflicto. Esa misión podrá prolongarse por petición de las partes.

Será una misión política integrada por observadores internacionales desarmados que estarían en ocho lugares diferentes del país.

La Secretaría General de la ONU iniciará “los preparativos de inmediato, incluso sobre el terreno”, y le presentará (al Consejo) “recomendaciones detalladas” para su examen y aprobación, en relación con el tamaño y los aspectos operacionales y el mandato de la misión. (Lea también: Ahora vamos de la mano de la ONU hacia el fin de esta guerra: Santos)

Los preparativos comenzarán “lo antes posible” y en los lugares del país que se definan. La preparación de recomendaciones continuará durante los 30 siguientes a la firma del fin del conflicto.

La misión tendrá la obligación de presentar informes al Consejo de Seguridad de la ONU sobre el fin del conflicto cada 90 días, durante los 12 meses del proceso de “verificación y vigilancia”. Y después de la terminación del plazo.

El apoyo del máximo organismo mundial de seguridad, al comprometerse a “verificar y vigilar” el fin de la guerra, encarna el compromiso de la comunidad internacional con el proceso de paz en el país.

La presencia de las principales potencias del mundo (Estados Unidos, Rusia, China, Francia e Inglaterra, miembros permanentes con la máxima autoridad dentro de la organización) le imprime también un sello de legitimidad política a lo acordado en La Habana.

Además de la connotación política de este respaldo, la decisión de este lunes también podría significar un apoyo a lo acordado en materia jurídica, si el acuerdo de La Habana se ve como un todo.

La Corte Penal Internacional (CPI) que vigila la aplicación de justicia en los países signatarios que la conforman, tiene en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas una especie de instancia superior.

Este lunes, unas horas después de conocida la decisión de la ONU, el presidente Juan Manuel Santos celebró el hecho.

El mandatario resaltó la confianza de la ONU en la mesa de negociaciones de La Habana, al punto que lo aprobado en el Consejo de Seguridad fue lo acordado, literalmente, por las partes en la capital cubana.

Este es un gran espaldarazo de la máxima instancia del mundo a todos los colombianos”, dijo.

Emocionado, Santos proclamó que “ahora ya no vamos solos –sino de la mano de la ONU, del mundo entero– hacia el fin de esta guerra”. (Además: Reparación a víctimas de las Farc será prioritaria)

El Presidente viajará este martes a Quito (Ecuador) para reunirse con líderes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), instancia que también “verificará y vigilará” el fin de la guerra.

Las ocho zonas aún no están determinadas

La misión especial de la ONU que realizará la verificación y monitoreo del cese del fuego hará presencia en 8 zonas del territorio nacional que, según el Gobierno Nacional, no se han determinado todavía.

El presidente Juan Manuel Santos explicó este lunes que los puntos en los que se instalará la misión de la ONU corresponden a zonas en las que esa misma organización, de acuerdo con su experiencia y capacidad, ha dicho que debería estar para hacer la labor que se le ha encomendado.

“Hay ocho sitios donde la ONU ha creído que debería estar para poder controlar todo el territorio nacional, para poder estar presente y cerca de todos los sitios (...) Pero esas zonas no se han determinado todavía”, explicó Santos, quien aclaró que la idea es que Naciones Unidas establezca una especie de oficinas en esos lugares.

Humberto de la Calle explicó que la misión estará en ocho zonas.

El jefe de Estado también afirmó que las áreas en las que permanecerá la misión serán en definitiva establecidas por la mesa de negociación en La Habana, que a su vez tendrá en cuenta la voz de la ONU.

Por su parte, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, dijo este lunes que los lugares en los que estaría la misión del organismo internacional nada tienen que ver con el número de puntos en los que estarían concentrados los miembros de las Farc. (También: Gobierno y subversión hablarán, juntos, ante Parlamento Europeo)

Agregó que los costos elevados de la misión los asumirá Naciones Unidas.

Secretario General de la ONU hará ‘recomendaciones’ sobre la misión

Aprobada la creación de la misión política especial, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, deberá conformar una delegación que hará una visita “en terreno” y preparará “recomendaciones” sobre el “tamaño” y otros “aspectos operacionales” de esa instancia, entre otros ítems.

Estas deben ser aprobadas por el Consejo de Seguridad.

Y luego de firmado el acuerdo sobre el cese del fuego y hostilidades, que debe coincidir con la firma del fin del conflicto, el Secretario tendrá hasta 30 días para incorporar lo que en tal sentido contemple lo acordado en materia de cese del fuego.

De manera paralela, las partes en Cuba deberán avanzar en acuerdos sobre esa cesación de acciones violentas, zonas de ubicación para los guerrilleros y dejación de armas, especialmente.

La misión política especial comenzará su trabajo cuando se suscriba el acuerdo final, momento en el cual comenzarán a correr los 12 meses que, en principio, debe durar esa instancia.

Declaración atribuible al Portavoz del Secretario General sobre Colombia

El Secretario General acoge con beneplácito la aprobación por unanimidad por el Consejo de Seguridad de la resolución S/RES/2261 (2016), que fue copatrocinada por todos los quince miembros. Él se complace del firme compromiso que han demostrado con la resolución pacífica del conflicto armado en Colombia.

Conforme a lo dispuesto por el Consejo y de conformidad con la solicitud del Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), al Secretario General iniciará preparativos, también sobre el terreno, para que una misión política de las Naciones Unidas pueda estar en pleno funcionamiento cuando se firme el acuerdo de paz definitivo.

El Secretario General acoge con beneplácito el interés activo del Consejo en las contribuciones de los Miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) a la Misión. En este contexto, ha solicitado al Secretario General Adjunto para Asuntos Políticos Jeffrey Feltman, quien le representará en la cumbre de la CELAC, que se celebrará en Quito, Ecuador, a finales de esta semana, que inicie conversaciones con los miembros del organismo regional en torno a sus contribuciones a la Misión.

El apoyo de las potencias

El Consejo de Seguridad de la ONU tiene la responsabilidad de mantener la paz y la seguridad internacional.

Está conformado por 15 miembros, de los cuales cinco son de carácter permanente y tienen poder de veto. Estos son Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña y Francia.

Los otros 10, de carácter no permanente, son elegidos por la Asamblea General para períodos de dos años.

Samantha Power
Embajadora de EE. UU.

“Hoy, Colombia ha dado un paso más en la dirección de la paz (...) la ONU reconoce el logro y ofrece su apoyo para que se realice el acuerdo”.

Vitaly Churkin
Embajador de Rusia

“Esperamos que el acuerdo logrado sea importante para lograr la paz en ese país (Colombia) y permita un arreglo definitivo”.

François Delattre
Embajador de Francia

“Francia desea que la misión sea un elemento positivo para que puedan concluir rápidamente las conversaciones de paz”.

Matthew Rycroft
Embajador del Reino Unido

“La misión política especial es un paso muy importante hacia la paz en Colombia (...). Espero que hoy se conmemore el inicio de la fase final de los diálogos”.

Liu Jieyi
Embajador de china

“Estamos preparados para que, en su momento, el despliegue de la misión pueda dar ayuda constructiva al proceso de paz”.

POLÍTICA

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Siguiente

Consejo de Seguridad de ONU acepta supervisar fin de conflicto

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad