Maternidades postergadas / Opinión

Maternidades postergadas / Opinión

Ser madre no es el único horizonte posible en el paso de la guerra a la vida civil.

Foto:
16 de mayo 2017 , 11:33 a.m.

Aún tengo grabada en mi retina y en mi memoria, después de varios años, la figura y las palabras de una joven guerrillera en una de las liberaciones de las personas retenidas por las Farc y entregadas a Colombianas y Colombianos por la Paz.

En una de esas escasas conversaciones que se tenían con los subversivos, en las largas y tensas esperas para las liberaciones, le pregunté si deseaba ser madre. Sin vacilaciones y con un brillo en sus grandes ojos negros me respondió: “¿Usted cree que voy a tener un hijo para que el Ejército me lo cuelgue de un árbol en esta selva? ¿Cree que me voy a someter a la angustia de que persigan a mi familia? No, los hijos no son de la guerra. Nosotras no podemos darnos ese lujo”.

El recuerdo de las palabras y la figura de la joven guerrillera me permiten aventurarme a afirmar que muchas de ellas postergaron su maternidad porque eran conscientes y vivieron en sus cuerpos las adversidades de la guerra. Y, en el momento que vislumbraron los caminos de la paz, dieron paso a la vida y a sus maternidades. El tiempo de sus maternidades es el tiempo de la paz.

Parto de considerar que la maternidad no es un instinto, no es un hecho natural o innato en las mujeres, sino un constructo cultural que ha tenido diferentes significados a lo largo de la historia. El feminismo ha desvelado su función social y política, y vindicado que tanto ser madre como no serlo debe ser una decisión autónoma de las mujeres, interconectada con la soberanía sobre nuestros cuerpos y el ejercicio libre de la sexualidad y la reproducción.

Pues bien, el baby boom de las Farc, como lo han denominado algunos medios, ¿es un crecimiento de la natalidad dentro de las filas de la guerrilla o es una expresión de la autonomía de las mujeres para darle vida a esa maternidad postergada y a sueños detenidos por el rigor de la guerra? Y me surge otro interrogante: ¿serán esas maternidades postergadas y hechas realidad en el tránsito hacia la reincorporación a la vida civil el principal organizador de la vida de las mujeres que dejen las armas?

Tengo la esperanza de que las guerrilleras, que al tomar los fusiles han tenido el valor de romper con estereotipos acerca de las mujeres, se den ahora a la tarea de deconstruir las órdenes patriarcales sobre la maternidad y construir maternidades libertarias.

Las esperan muchas tareas en el camino hacia la reincorporación. Una de ellas es contribuir a no cimentar la identidad como mujer en la función materna, en que los hijos son la razón de ser de nuestras vidas, y no permitir ser confinadas al espacio privado, dedicadas solo al cuidado de niños.

Por supuesto, ‘ser madre’ es un rol importante en la vida de las mujeres que se deciden por la maternidad, dador de identidades y subjetividades, pero no es el único horizonte posible en el paso de la guerra a la vida civil.

En la tarea que les espera a las guerrilleras para su reincorporación a la vida civil existen manos que se tienden, solidaridades que se otorgan y los deseos de acompañarlas en la construcción de maternidades libertarias que posibiliten a los hijos de la paz tener madres autónomas con proyectos de vida más allá de la maternidad.

OLGA AMPARO SÁNCHEZ GÓMEZ
Casa de la Mujer

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA