Negociadores buscan en Cuba nuevo acuerdo de paz con Farc

Negociadores buscan en Cuba nuevo acuerdo de paz con Farc

Santos pidió celeridad en renegociación. Uribistas dicen que Presidente es 'desafiante' con el 'No'.

fg

Además de los negociadores, las comisiones negociadoras estuvieron acompañadas de sus asesores este sábado.

Foto:

Cortesía Equipo de Paz del Gobierno

22 de octubre 2016 , 10:02 a.m.

El equipo negociador del Gobierno, con Humberto de la Calle a la cabeza, partió este viernes rumbo a La Habana con la instrucción precisa del presidente Juan Manuel Santos de regresar al país con un nuevo acuerdo de paz en la mano.

Luego de casi tres semanas de escuchar a líderes políticos y sociales defensores y críticos del Acuerdo Final con las Farc, el Gobierno construyó una matriz con propuestas de “ajuste” “viables”; otras “difíciles, pero no imposibles”, y unas más “inviables”.

En la valija que el Gobierno lleva a La Habana están las propuestas de los uribistas, del expresidente Andrés Pastrana, de la exministra Marta Lucía Ramírez y del exprocurador Alejandro Ordóñez, principales opositores del acuerdo.

Con estos líderes del ‘No’ el Gobierno hizo mesas de trabajo y recibió aportes específicos para llevarlos a la mesa de negociaciones.

De la Calle, moderado

Pero también hay decenas de recomendaciones de organizaciones sociales, partidos e individuos, defensores del ‘Sí’ y del ‘No’, que el propio presidente Juan Manuel Santos recibió en su despacho las últimas tres semanas.

Antes de partir para la capital cubana a renegociar con las Farc el “nuevo acuerdo” de paz, el jefe del equipo negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, defendió las “bondades” de lo que ya se había pactado con esa organización, pero también admitió que “el resultado del plebiscito nos obliga a hacer ajustes y precisiones”.

En un tono muy moderado, De la Calle destacó el tono “constructivo de las comunicaciones que hemos recibido, así como del ambiente en el que se han desarrollado las reuniones con los representantes de los diferentes grupos”.

Para De la Calle es claro que la nueva fase puesta en marcha para salvar el proceso de paz con las Farc requiere de “celeridad para conseguir ese nuevo acuerdo a la mayor brevedad”.

El propósito del Presidente, luego de la ronda de consultas de las últimas semanas, es “hundir el acelerador” a la renegociación con las Farc para construir el “nuevo acuerdo”.

Desde el pasado 2 de octubre, cuando una ligera mayoría de colombianos negó la refrendación de lo pactado con las Farc, el Gobierno y sus opositores han intentado echar las bases de un ‘acuerdo nacional para la paz’ que blinde el nuevo texto.

Dura oposición de Uribe

La defensa del ‘No’ en el plebiscito fue liderada por muchos sectores políticos y sociales, pero el expresidente Álvaro Uribe y su partido, el Centro Democrático (CD), se consolidaron como los mayores críticos del acuerdo con las Farc y del propio presidente Santos.

Aunque Uribe mismo participó en un proceso de concertación con el Gobierno para ‘ajustar’ el acuerdo con las Farc, y presentó un documento de 26 páginas con ideas generales sobre los temas que considera indispensable revisar, su posición ha estado llena de ‘altibajos’.

Al término de las sesiones de trabajo para examinar los posibles cambios a lo acordado con las Farc, en las que participaron varios ministros y los jefes de los partidos de la coalición, Uribe resaltó “el buen diálogo” logrado y hasta hizo elogios a De la Calle. También dijo que la conversación había sido “buena y constructiva”.

Pero unos días después el mismo Uribe acusó al presidente Santos de incurrir en “ultimátum” y “chantaje” con los líderes que promovieron el ‘No’.

Este viernes, en una declaración todavía más fuerte, los tres precandidatos presidenciales uribistas (Óscar Iván Zuluaga, Iván Duque y Carlos Holmes) acusaron al presidente Santos de asumir una postura “desafiante” en contra de los colombianos que “votaron a favor de la paz y en contra del acuerdo que suscribió con las Farc”.

“En lugar de responder las propuestas del Centro Democrático para avanzar en la construcción de un acuerdo nacional por la paz, escogió el camino de la confrontación y división”, dijeron los tres delegados.

Las relaciones políticas entre el Gobierno y el uribismo no han sido las mejores, pero este viernes esa confrontación tendió a agudizarse.

De hecho, en un tono retador, los tres precandidatos uribistas le dijeron al Presidente que su partido está “preparado para la batalla política”, aunque a renglón seguido expresaron que lo que “le conviene a Colombia es el ‘acuerdo nacional para la paz’ ”.

Todavía hay puentes

A pesar de que el tono de confrontación del uribismo subía este viernes, cuando precisamente los negociadores del Gobierno partían para Cuba con muchas de sus propuestas en busca de un nuevo acuerdo, EL TIEMPO supo que diversos sectores intentan establecer puentes de entendimiento entre estos dos sectores.

De hecho esta semana fracasó uno de esos esfuerzos, al frustrarse el encuentro del abogado de las Farc, Enrique Santiago, con los tres precandidatos presidenciales uribistas.

POLÍTICA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA