El reencuentro de dos exmilitantes de la UP en zonas de concentración

El reencuentro de dos exmilitantes de la UP en zonas de concentración

'Fabio Borges' e Imelda Daza quieren ser testigos del histórico momento que está viviendo el país.

fg

'Fabio Borges', de la dirección del bloque Caribe, e Imelda Daza, en su reencuentro en Pondores, la vereda guajira donde las Farc dejarán sus armas.

Foto:

Archivo particular

06 de febrero 2017 , 04:53 a.m.

En medio del alboroto de la parranda vallenata con la que el bloque Caribe de las Farc celebraba su llegada a la vereda Pondores, en Fonseca, La Guajira, donde dejará las armas, ‘Fabio Borges’ tomó por el brazo con cierta rudeza a Imelda Daza, miembro del movimiento Voces de Paz, que tiene asiento en el Congreso de la República para hacerle veeduría a la implementación del acuerdo de paz.

Ella, extrañada, levantó la mirada y examinó su cara. Entonces ‘Borges’, que hace parte de la dirección del bloque, y Daza se abalanzaron el uno al otro para fundirse en un abrazo, como lo hacen los amigos que no se ven desde hace más de 30 años. Así se selló el reencuentro de estos exmilitantes de la extinguida Unión Patriótica (UP).

(Le puede interesar: La semana en que Colombia develó el rostro de la paz)

En los años 80, ‘Borges’ era un estudiante de la Universidad del Norte, en Barranquilla, que hacía “trabajo barrial”, según contó, y que “acompañaba a los que sabían” por la región. Daza era de “los que sabían” dentro de la UP. En ese entonces ya era reconocida en Valledupar como líder de ese partido, que surgió como apuesta política sin armas de varios grupos guerrilleros, incluidas las Farc.

Lo primero que a ‘Borges’ se le vino a la mente al ver de nuevo a la dirigente fue “su voz vibrante y su compromiso social, que no cambió, por difíciles que fueran las circunstancias”. Este sucreño, de 50 años, encargado de la instrucción ideológica y militar de la tropa guerrillera, cuenta que por “la matazón” de sus compañeros de partido le tocó irse para la guerrilla.

Daza, de 67 años, se fue al exilio en Suecia, de donde regresó 26 años después, en el 2015. Decidió irse después de que alguien dejó una corona fúnebre, con una cinta verde que llevaba estampadas las letras UP, en el jardín de su casa. La noche anterior la habían llamado por teléfono y le habían dicho: “Llegó la hora, vamos por usted”.

El bloque Caribe, mejor conocido en tiempos de guerra como ‘Martín Caballero’, emprendió su última marcha como organización armada el miércoles pasado. El recorrido de nueve kilómetros desde La Y (un paraje de la vereda Las Marimondas, en Fonseca) hasta Pondores lo encabezó ‘Iván Márquez’ (Luciano Marín), miembro del secretariado y parte de la comisión de seguimiento a lo pactado en La Habana.

Es la última marcha como guerrilla, pero la primera hacia la realización de todas las expectativas que deja el acuerdo; la primera hacia el reencuentro con las familias, hacia ese proceso de construir con las comunidades su futuro”, dijo ‘Borges’, quien adelantó que las Farc no tendrán “una forma mesiánica de hacer política”.

A ese punto, uno de los 26 sitios del país previstos para que esta guerrilla deje las armas, llegaron 210 combatientes, fusil al hombro y con camuflado, de los frentes 59 y ‘Efraín Guzmán’ –antiguo cuerpo de seguridad del secretariado–, que forman parte del bloque Caribe. En Pondores encontraron, bajo un sol aplastante, una explanada polvorienta. “Esto es un peladero sin las mínimas condiciones de habitabilidad”, sentenció ‘Alirio Córdoba’, uno de los comandantes.

(Además: La guerrillera que su madre da por muerta)

Efectivamente, el predio no cuenta con servicio sanitario ni aulas. Tampoco tiene conexiones eléctricas, ni medicamentos ni puestos de salud, todo lo cual hace parte de los compromisos adquiridos por el Gobierno.

Lo que sí hay en el terreno es agua potable y tablones, puestos a disposición de la guerrilla para que sus hombres construyan sus propios alojamientos.

A todos les tocó pasar su primera noche en el punto veredal en un cambuche o caleta –así prefieren llamarlo los guerrilleros–, como lo han hecho las Farc durante los últimos 50 años.

En la tropa que arribó a Pondores hay tres embarazadas y un bebé, que, a diferencia de sus compañeros, que llegaron a pie, lo hicieron en camionetas supervisadas por las Naciones Unidas. Desiré Paz, de apenas un mes y cuatro días de nacida, fue una de las viajeras privilegiadas.

(Además: 'Mi hijo está vivo gracias a la paz')

A la caminata, de un poco más de dos horas y media, que culminó a las 9:50 de la mañana, se sumaron los habitantes del corregimiento Conejo, por donde pasaron los insurgentes. “Siempre los hemos apoyado, les tenemos aprecio y ahora más, con la paz”, dijo uno de ellos, que prefirió no revelar su nombre. Vestía una camiseta blanca y llevaba una bandera del mismo color en la mano derecha.

Imelda Daza encontró “admirable” el ánimo con el que llegaron ‘Borges’ y los otros 210 guerrilleros. “Admirables las ganas de irrumpir de otra manera en la sociedad, para hacer política sin armas. Aquí no hay las condiciones para establecerse, pero el guerrillero es un hombre acostumbrado a sortear obstáculos”, dijo, y confió en que los miembros de las Farc tendrán paciencia hasta poder hacer su tránsito a la vida civil.

¿Por qué Imelda Daza fue a Pondores? “Quise ser testigo de este momento histórico, que trae aquí a varios frentes de las Farc que inician, así, el proceso de retorno a la sociedad de la que nunca debieron irse. No es tarde para volver a ella e iniciar otro camino hacia la construcción de paz, en democracia”, respondió.

JUAN CAMILO PEDRAZA
Redactor de EL TIEMPO
Pondores, La Guajira

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA