Otros cese del fuego firmados con las guerrillas

Otros cese del fuego firmados con las guerrillas

Farc hicieron uno en 1984, que fue ratificado en 1986 en acuerdo en el que participó 'Timochenko'.

fg

En 1984, las Farc firmaron en el gobierno de Belisario Betancur un acuerdo de paz, que fracasó, entre otras muchas cosas, por el exterminio de la Unión Patriótica (UP).

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

28 de agosto 2016 , 04:53 p.m.

Treinta años después de la firma de las adiciones al acuerdo de paz de La Uribe, Meta, entre el gobierno de Belisario Betancur y las Farc, el país vuelve a hablar de un cese del fuego.

El presidente Juan Manuel Santos ya firmó el decreto que lo ordena, y el hoy máximo jefe de la guerrilla, Rodrigo Londoño Echeverry, alias Timochenko o Timoleón Jiménez, hará oficial este domingo (28 de agosto) a sus tropas. Comenzará este lunes, a las 00:00 horas.

El cese del fuego se da en momento en que el país está a días de la firma de la paz que le pondrá fin a más de medio siglo de conflicto armado.

(Lea aquí Guía práctica para entender los acuerdos de paz)

Hace tres décadas Colombia estuvo frente a un acuerdo similar. El más cercano fue el de la década del 80 en el gobierno de Belisario Betancur, cuando el 28 de marzo de 1984 las Farc, en cabeza del ahora extinto ‘Manuel Marulanda Vélez’ firmaron un acuerdo de paz en la Uribe, en el municipio de Mesetas (Meta).

El acuerdo, que ya incluía un cese del fuego, fue ampliado el 2 de marzo de 1986. Ese día, alias Timochenko fue uno de los firmantes como una de las ‘cabezas’ de las Farc. Sus entonces máximos jefes, alias Manuel Marulanda Vélez (fundador de la guerrilla), ‘Jacobo Arenas’, ‘Alfonso Cano’ y ‘Raúl Reyes’ –todos ya muertos– habían sido los protagonistas del primer pacto de paz.

“Las Farc-Ep ordenarán el cese del fuego y demás operativos militares a todos sus frentes en el país, a partir del 28 de mayo de 1984 a las 0:00 horas, fecha que podrá posponerse, como máximo, hasta por dos meses, si fuese necesario”.

Así se leía en el documento firmado 28 de marzo de 1984 en Mesetas, Meta. Ese documento tuvo “precisiones y adiciones”, entre los cuales estaba que la guerrilla ratificaban su “condena al secuestro y extorsión” así como “al chantaje o boleteo (extorsión), el narcotráfico, el atentado personal y la desaparición de personas”, entre otros delitos que han marcado la historia del país.

Sin embargo, ese acuerdo se rompió en 1987 y aunque, de acuerdo con la Fundación Paz y Reconciliación, en 1988 el gobierno de Virgilio Barco intentó restablecer los diálogos, estos no prosperaron. ¿La razón principal? Las Farc decidieron rearmarse ante el exterminio de miembros de la Unión Patriótica (UP), el movimiento con el que las Farc se lanzarían a la política. La justicia aún investiga cuántos miembros de la UP fueron asesinados; las Farc hablan de 5.000 y la justicia ha documentado unos 3.000 casos.

Luego vinieron otros intentos de paz sin ningún éxito. Ocurrieron en el gobierno de César Gaviria y tuvieron como escenarios a Tlaxcala, México, y luego en la administración de Andrés Pastrana, a San Vicente del Caguán, Caquetá. En ninguno de esos casos se firmó el cese del fuego.

Otros cese del fuego con Epl, M-19, Eln y Auc Obrera

Durante el gobierno del entonces presidente Belisario Betancur se creó una Comisión de Paz para los diálogos de paz con las guerrillas de las Farc, Eln, Epl y M-19, así como con la Autodefensa Obrera (ADO). Algunos de estos continuaron con el gobierno de Virgilio Barco, pero sin éxito.

En el caso de las Farc, como se citó anteriormente, hubo un acuerdo de paz que se firmó. Lo mismo ocurrió en agosto de 1984 con el M-19, el EPL (Ejército Popular de Liberación) y su Partido Comunista Marxista Leninista (M-L).

Esos acuerdos de cese del fuego, de acuerdo con los documentos, daban paso al “desarrollo y culminación” de un “gran diálogo nacional” que terminaría con la firma de la paz.

El registro histórico muestra que esos compromisos se firmaron el 23 de agosto de 1984 en Medellín, el 24 de ese mismo mes en Hobo (Huila) y en Corinto (Cauca).

Ese mismo año, en Bogotá, la Autodefensa Obrera (ADO) firmó un acuerdo similar en el que se comprometía a ordenar un alto el fuego desde el 30 de agosto.

Finalmente, esos acuerdos vieron luz cinco y seis años después. El primero de marzo de 1991, el EPL firmó la desmovilización de unos 2.200 hombres que estaban en sus filas.

Y un año atrás, también en marzo de 1990, lo había hecho el M-19 en un pacto firmado en el Cauca en el que se comprometía a entregar las armas. (También, Hace 25 años el Epl entregó sus armas)

En el caso del Eln, aunque hubo avances, esa guerrilla fue la que menos atendió el llamado de paz. La Comisión de Paz del 84 consiguió que entre diciembre de 1985 y julio de 1986 los “destacamentos” o estructuras del Eln Simón Bolívar y Antonio Nariño, Gerardo Valencia Cano y José Manuel Martínez Quiroz firmaran “consensos de paz”.

Si bien incluían un cese del fuego, esto estaba sujeto a que el Presidente, en ese entonces, Betancur, ordenara “la suspensión de todas las acciones” de la Fuerza Pública.

Lo cierto es que ese acuerdo no prosperó, y en parte el fracaso estuvo marcado por la no participación total del Eln, que nunca se unió a dicho proceso que buscaba que esa guerrilla firmara el pacto de paz de la Uribe con las Farc.

ELTIEMPO.COM

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA