¿Cómo influyó la sociedad civil en el nuevo acuerdo paz con las Farc?

¿Cómo influyó la sociedad civil en el nuevo acuerdo paz con las Farc?

Durante cuarenta días, diferentes sectores sociales pidieron celeridad en la renegociación.

fg

La movilización produjo el apoyo de diferentes sectores políticos e incluso de las Farc.

Foto:

Archivo particular

24 de noviembre 2016 , 10:05 a.m.

Tan solo tres días después de que ganara la opción del ‘No’ en el plebiscito, miles de colombianos llenaron las calles del país para pedir un nuevo acuerdo con las Farc y salir así de la incertidumbre de los resultados electorales.

Las manifestaciones de la sociedad civil se registraron a lo largo de los cuarenta días que le tomó al Gobierno y al grupo guerrillero concretar un documento en el cual se tuvieran en cuenta las propuestas de los líderes del ‘No’. (Lea también: En centro histórico de Bogotá se firmará el nuevo acuerdo de paz)

Así fue el caso de la multitudinaria ‘Marcha del Silencio’ del 5 de octubre, en donde a una sola voz, estudiantes y líderes de diferentes sectores, en 14 ciudades del país, pidieron un “¡Acuerdo ya!”.

Ese día, Paula Salinas, estudiante de la Universidad de los Andes y una de las organizadoras de esa jornada, afirmó: “La marcha significó que somos capaces de organizarnos, sin importar las creencias de cada persona, para formar una unidad, un país. Significa para todos que hay esperanza para la paz, ánimo de paz y expectativa de paz".

La movilización produjo el apoyo de diferentes sectores políticos e incluso de las Farc. ‘Iván Márquez’, jefe negociador del grupo guerrillero en La Habana, escribió ese día: “Ante el respaldo multitudinario de Colombia a la paz, juramos no dar marcha atrás”.

Ante este respaldo multitudinario de Colombia a la paz, juramos no dar marcha atrás pic.twitter.com/zF8aD4gVc8

— Iván Márquez (@IvanMarquezFARC) 6 de octubre de 2016

Paulatinamente, otras acciones ciudadanas se realizaron en el país con el fin de no perder casi cinco años de negociaciones, ese fue el caso del campamento por la paz que fue instaurado en la plaza de Bolívar y que duró 49 días en este lugar, para exigir que se lograra de manera expedita un nuevo documento de paz con las Farc y se mantuviera el cese del fuego bilateral.

Esta iniciativa fue replicada en ciudades como Cali, Cartagena, Armenia y Montería. Así mismo, se dio espacio para otras movilizaciones como la Marcha de las Flores y otras más llevadas a cabo en las principales capitales del país.

Pero ¿qué tan influyentes fueron estas iniciativas en la consecución de un nuevo acuerdo de paz con esta guerrilla?

Para Iván Garzón, director del programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, el resultado del pasado 2 de octubre ayudó a generar una conciencia colectiva de que “el acuerdo no se rechazó, sino que se aplazó”.

“Luego del plebiscito, hubo cierto conceso tácito entre los del ‘Sí’ y los del ‘No’, en que había que lograr un nuevo acuerdo y eso facilitó las cosas para que se logrará tan pronto”, destacó. (Además: Uribistas examinan sus caminos para oponerse al nuevo acuerdo)

Pero para Garzón, una de las cosas más significativas durante el periodo de la renegociación de lo pactado en La Habana fue lograr que entre la sociedad civil se estableciera que la forma de terminar con la guerra era a través del diálogo.

“Antes no había el consenso sobre que la salida al conflicto armado sea por la vía negociada, si bien había crecido en los últimos años, lo que mostró el plebiscito fue que ese sí era el camino”, señala.

Del mismo modo, el experto resalta que la necesidad de que no se perdiera lo logrado con el grupo guerrillero en las mesas de diálogo permitió que el país llegara a un acuerdo político nacional, que debió haberse producido, incluso, antes de la primera firma del acuerdo.

Entre los otros aspectos que para Garzón condicionaron la forma como se adelantó la renegociación fue la fragilidad del cese del fuego y las manifestaciones sociales que, señala, van desde las expresiones en las calles, hasta el apoyo de empresarios, académicos y líderes gremiales mostrado a través de cartas, para apelar a una salida ante el momento de incertidumbre que vivía el país. (También: Cinco cosas que debe saber del proceso de paz con las Farc)

La sociedad civil parece estar cada vez mejor organizada y con mayor capacidad de renegociación y de influencia en la toma de decisiones. Todas las expresiones ciudadanas jugaron un rol de participación interesante que evidencia una mayor conciencia en la necesidad de cada individuo de pronunciarse”, puntualiza.

¿El momento de la ciudadanía fue en las urnas?

No obstante, el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana, Diego Cediel, afirma que el momento en el cual la ciudadanía debía manifestarse sobre el acuerdo de paz era el día del plebiscito.

“La sociedad civil tuvo el balón por así decirlo, haciendo una analogía con un partido de fútbol, cuando votó en el plebiscito y el resultado, así sea por una mínima diferencia, fue la victoria del ‘No’ ”, enfatiza Cediel.

Esto, destaca el académico, puso sobre la mesa que era necesario evaluar los reparos de los votantes a esos puntos del documento de paz en los que no estaban de acuerdo.

“Lo que dejaron claro estos resultados electorales es que había inconformismo con lo negociado y que se necesitaba un nuevo acuerdo, para que este fuera popularmente legítimo”.

MARÍA FERNANDA ARBELÁEZ M.
Redacción ELTIEMPO.COM

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA