La justicia especial para la paz se enfrenta a su hora decisiva

La justicia especial para la paz se enfrenta a su hora decisiva

Ausentismo es el principal desafío que enfrenta el proyecto en el Congreso. Votación, esta semana.

Congreso

El ausentismo de algunos senadores provocó, entre otras causas, que la sola votación de impedimentos tomara dos sesiones.

Foto:

Senado

12 de marzo 2017 , 02:02 a.m.

La justicia que se les aplicará a los excombatientes, para muchos el tema medular de la implementación del acuerdo de paz con las Farc, está a punto de superar los retos que tiene y lo más seguro es que sea aprobado por el Congreso esta semana.

El proyecto de acto legislativo que crea la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) estructura la justicia a la que se someterán los excombatientes –guerrilleros y militares– señalados de crímenes de guerra, delitos de lesa humanidad y genocidio, y esta semana debe cumplir su debate final en la plenaria del Senado.

Este esquema de justicia transicional ha sido, sin duda, la iniciativa más polémica de la implementación del acuerdo de paz, y muchos apuestan porque su debate final concitará de nuevo la atención de varios sectores del país.

El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, no ha dudado en calificarla de la “columna vertebral” del acuerdo con las Farc.

Sin embargo, el paso de este proyecto por el Congreso no ha sido sencillo, pues ha debido superar varios obstáculos, entre los cuales se cuentan el ausentismo de varios congresistas, tanto de la coalición de gobierno como de la oposición.

Nada más esta semana que termina hubo alrededor de 25 senadores (un cuarto del Senado) de los partidos que apoyan el proceso de paz que brillaron por su ausencia y que provocaron, entre otras cosas, que no se abordara la discusión de fondo del proyecto.

El presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, consideró el hecho una “operación tortuga (...) puede haber inconformidades de algunos con el Gobierno. Eso lo siente uno en la plenaria”, afirmó.

Incluso, en medio de la sesión del miércoles pasado, el ministro Cristo tuvo que pedir que una “buena parte de los integrantes de la bancada de ‘la U’ ” se hiciera presente “en el recinto para permitir que” avanzara la discusión.

Pero más allá de estos hechos, que para muchos observadores son comunes en el trámite de un proyecto de esta naturaleza, lo cierto es que el Gobierno tiene algunos retos que superar si quiere que la iniciativa vea la luz la próxima semana.

Ausentismo

El primero de estos es precisamente vencer el ausentismo de algunos senadores. La no presencia de estos congresistas, en opinión del Gobierno, retrasó la votación de los 28 impedimentos radicados, la cual se tomó dos sesiones.

Una de las primeras labores del Ejecutivo será motivar a varios congresistas que todavía tienen inquietudes sobre algunos aspectos de la propuesta.

Al llamado de Cristo a “buena parte de la bancada de ‘la U’ ” para que votara el proyecto se sumó el del presidente Juan Manuel Santos a los senadores de Cambio Radical, el cual fue hecho directamente al vicepresidente Germán Vargas, jefe natural de esa colectividad.

“Vicepresidente, espero que todos sus senadores de Cambio Radical estén firmes, allá en el Senado, depositando su voto por esta Jurisdicción Especial de Paz”, le manifestó Santos a Vargas el martes pasado.

Para que el proyecto sea aprobado debe conseguir 52 votos favorables.

Debate final

Por tratarse del último debate de esta iniciativa, muy seguramente los sectores que han estado pendientes de ella se harán presentes, entre ellos el fiscal general, Néstor Humberto Martínez.

El jefe del ente acusador es una de las cabezas de la justicia ordinaria y sus observaciones han sido escuchadas atentamente por el Gobierno y los ponentes del proyecto.

El ministro Cristo es optimista de que la norma se apruebe esta semana, pues duda de que los partidos que apoyan el acuerdo con las Farc “vayan a poner intereses particulares y partidistas por encima de un propósito fundamental para todos como la paz”.

Uribistas harán proposiciones

Una de las bancadas más numerosas del Senado, la del Centro Democrático (20), también será protagonista en el último debate de la justicia para la paz, esta semana.

El senador por esa colectividad, Alfredo Rangel, afirmó que, pese a su oposición a la iniciativa, la bancada tiene previsto presentar “varias” proposiciones. “A la hora de la votación final decidiremos si nos inclinamos por el no para dejar la constancia de que la rechazamos o si nos retiramos”, afirmó.

Uno de los grandes ausentes sería el expresidente y jefe máximo de ese partido, Álvaro Uribe, quien tiene incapacidad médica hasta el 22 de marzo.

POLÍTICA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA