La salida es renegociar los acuerdos, plantean analistas

La salida es renegociar los acuerdos, plantean analistas

No se trata de dialogar durante otros cuatro años, dicen, sino de discutir los puntos más sensibles.

fg

Jefes de partidos y académicos coinciden en que, si el país quiere desarmar a las Farc mediante un acuerdo político, Santos y Uribe deben zanjar sus diferencias.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

02 de octubre 2016 , 11:55 p.m.

Tras la victoria del ‘No’ en el plebiscito de este domingo, parece haber coincidencia entre los analistas en dos aspectos: no se pueden desperdiciar los casi cuatro años de acercamientos con las Farc, pero hay que renegociar los acuerdos alcanzados en La Habana. (Lea también: Polarización del país, reflejada en resultados del escrutinio)

“Como demócratas, debemos aceptar los resultados (de la consulta). Pero existen alternativas políticas para no perder la oportunidad de zanjar un conflicto de 52 años”, afirma Jairo Libreros, de la Escuela de Gobierno de la Universidad Externado de Colombia.

“Partir de ceros sería perder la experiencia de estos cuatro años, en los que ha habido aportes valiosos”, advierte Iván Garzón, director del programa de Ciencias Políticas de la Universidad de la Sabana.

“No podemos tirar todo por la borda. Las fuerzas políticas deben deponer sus intereses, bajar la pugnacidad y encontrar una salida”, subraya Rodrigo Lara, director nacional de Cambio Radical, el partido del vicepresidente, Germán Vargas Lleras.

En esa misma línea, Juanita León, directora del portal La Silla Vacía, comenta que “algo importante de rescatar es que entre Gobierno, Farc, uribistas y muchos otros colombianos se logró un consenso que no existía hace un par de años: que la salida negociada es la mejor manera de terminar el conflicto, por encima de la militar”. (Así registraron los medios del mundo la victoria del No en el plebiscito)

‘Sí se puede’

Volver a negociar los acuerdos con las Farc, algo que el Gobierno había dicho que era imposible, aparece hoy como la opción número para los analistas, tras los resultados del plebiscito.

“Yo mismo pensé que no era posible, porque nadie suponía que podía ganar el ‘No’, pero ahora toca renegociar”, confiesa el profesor Garzón, de la Universidad de la Sabana.

“No hay que volver a escribir las 297 páginas del acuerdo –precisa–. Tampoco se trata de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, sino de mantener una negociación cerrada, acotada a los términos que ya fijó el acuerdo”.

En su opinión, la victoria del ‘No’ terminó adelantando el gran pacto político nacional del que habían hablado el Gobierno y la guerrilla. Lo mismo piensa Jorge Restrepo, director del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac). “La ONU no solo debe seguir con el monitoreo del cese bilateral del fuego, que tiene que mantenerse a toda costa, sino buscar el acuerdo nacional para retomar las negociaciones”, plantea.

Ahora “hay un nuevo contexto político, que obliga a dialogar con todas las fuerzas y eso incluye, por supuesto, al Centro Democrático. Eso es una realidad política que nosotros ya habíamos planteado”, anota el senador Iván Cepeda, uno de los líderes más visibles del Polo Democrático.

Su colega Rodrigo Lara también pone de presente la importancia de construir un gran consenso nacional y un acuerdo sobre lo fundamental. (Además: Una vez más se pifiaron las encuestas)

Y Arlene B. Tickner, profesora de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario, propone dos frentes de trabajo para darle continuidad al proceso de paz: “se debe buscar un acuerdo amplio con la gente, con el fin de implementar algunas fases acordadas en La Habana, mientras otras entran a un proceso de renegociación”.

Pero para eso es necesario que ocurra algo que no ha sido posible durante los últimos cuatro años: un acercamiento entre la administración de Juan Manuel Santos y las fuerzas que respaldan al expresidente Álvaro Uribe, hoy senador de la República.

“Los que votamos por el ‘Sí’ tenemos a un representante, que es el presidente Santos. Y los que votaron por el ‘No’ tienen a un representante, que es Uribe. Ellos dos tienen que dialogar: las diferencias se dirimen conversando y no por la vía de las armas. No queremos más violencia”, propone el senador Horacio Serpa, codirector del Partido Liberal.

A diferencia de sus colegas, la directora de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), María Victoria Llorente, piensa que la propuesta de renegociar los acuerdos de La Habana –caballito de batalla del uribismo– no tiene ningún sustento en la realidad. Sin embargo, coincide en que hay que encontrar una manera de acercar a las partes. “Vamos a ver cuál es la propuesta de Uribe, porque la pelota quedó en su campo”, dice. (Lea también: ¿Se equivocó Santos al promover un plebiscito?)

En Twitter, la senadora Claudia López, de la Alianza Verde, se expresó en el mismo sentido: “(El) Centro Democrático tiene que demostrar que puede hacer lo que dijo”.

En opinión del profesor Libreros, del Externado, “el uribismo tiene que asumir el liderazgo en adelante y, de la mano del presidente Santos, buscar un mecanismo para reabrir la negociación”.

Y, al menos por lo expresado en la noche de este domingo, esa parece ser la intención del Centro Democrático, partido liderado por Uribe y el gran promotor de la campaña por el ‘No’. El propio Uribe anunció su disposición a “aportar a un gran pacto nacional”, pero insistió en que se debe corregir lo negociado con la insurgencia. Horas antes, el ex vicepresidente Francisco Santos, uno de sus voceros, aseguró que su colectividad le tenderá la mano al presidente Santos y buscará “reconducir el proceso” con las Farc, para que llegue “a un buen fin”.

El Gobierno está en una onda similar. Durante su alocución presidencial, Santos anunció que hoy convocará a “todas las fuerzas políticas, y en particular a las que se manifestaron por el ‘No’, para escucharlas, abrir espacios de diálogo y determinar el camino por seguir”. Según él, “buscar puntos de encuentro y de unidad es más importante que nunca”.

¿Y la guerrilla? “Las Farc ya están comprometidas con la paz y no pueden dar marcha atrás, lo dijeron en su décima conferencia”, recuerda Salud Hernández, columnista de este diario. Y parece tener razón. En la noche de este domingo, el jefe máximo de las Farc, Rodrigo Londoño, ‘Timochenko’, aseguró en una declaración leída en La Habana que las personas bajo su mando “mantienen su voluntad de paz y reiteran su disposición de usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro. Al pueblo colombiano que sueña con la paz, que cuente con nosotros. La paz triunfará”.

Hasta el Eln, que no ha podido consolidar un diálogo con el Gobierno, llamó a “continuar luchando por la paz”. Vía Twitter, la segunda guerrilla más grande del país exhortó “a la sociedad colombiana a continuar buscando (una) salida negociada al conflicto armado”.

No desfallecer, piden desde afuera

Seguir apoyando la búsqueda de la paz. En esa petición coinciden los organismos internacionales que se pronunciaron este domingo, tras conocer el resultado del plebiscito.

Amnistía Internacional, por intermedio de su directora para las Américas, Érika Guevara-Rosas, expresó que el rechazo al acuerdo “es una oportunidad perdida para que el país se aleje de su trágica guerra de más de 50 años”.

Guevara-Rosas añadió que, “aun cuando no era perfecto”, el acuerdo era un camino concreto para lograr paz y justicia, y que “la incertidumbre que este voto conlleva puede poner a millones de personas, en especial grupos vulnerables, en mayor riesgo de sufrir violaciones a los derechos humanos”. (También: El mandatario convoca a partidos tras derrota del Sí en el plebiscito)

El expresidente Ernesto Samper, en calidad de secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), invitó a la ciudadanía a aceptar los resultados, pero instó al diálogo. “El Gobierno y las Farc deben preservar la vigencia política de los acuerdos de La Habana y encontrar, con los voceros del ‘No’, los mejores caminos para concretarlos jurídicamente”, dijo.

Kirsty Brimelow, directora del Bar Human Rights Committee de Inglaterra y Gales, expresó que “esto se siente como un Brexit”, en alusión a la salida de la Unión Europea votada por los británicos, que las encuestas tampoco anticiparon. Y la Misión de la ONU en Colombia destacó en Twitter el hecho de que las Farc mantengan su voluntad de paz y su disposición a “usar solamente la palabra como arma de construcción hacia el futuro”.

REDACCIÓN DOMINGO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA