La cooperación internacional para financiar el posconflicto / Análisis

La cooperación internacional para financiar el posconflicto / Análisis

Los recursos deberán sumar alrededor de 3,3 millones de dólares en de cinco años.

Grupos armados en Colombia

Estos grupos armados representan el mayor desafío para el Estado y la consolidación de la paz.

Foto:

Juan Manuel Vargas / Archivo EL TIEMPO

05 de junio 2017 , 07:36 p.m.

Una de las preocupaciones alrededor de la implementación de los acuerdos de paz es la de la financiación; parte de esta ardua tarea fue encomendada a la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia (APC-Colombia), encargada de formular y gestionar una estrategia para la movilización de recursos los cuales, se estima, deberán sumar alrededor de 3.3 millones de dólares dentro de cinco años.

Estos recursos se han venido recolectando a través de dos vías: el Fondo Colombia en Paz, en el que participan distintos organismos multilaterales y la Unión Europea, en primer lugar, y la ayuda bilateral, la cual sigue siendo la principal fuente de recaudo. Está última, para 2016 registró aportes de 1.33 millones de dólares; los principales donantes han sido Estados Unidos, la Unión Europea, los países escandinavos y Canadá.

Con miras a presentar sus avances, el pasado 31 de mayo, la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia (APC-Colombia) presentó su informe de gestión del año 2016, el cual respecto al de 2015 muestra algunos avances frente a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) recibida por el país, lo que en últimas tiene sentido, dada la necesidad de empezar a implementar los acuerdos.

Respecto a esto último, APC construyó una hoja de ruta (2015-2018) alrededor de la cual, según el informe de gestión (2016) presentado por dicha agencia, se han venido ejecutando $ 635 millones de dólares para el cumplimiento de las metas trazadas por la agencia hace 2 años.

Esta hoja de ruta se enmarca en tres áreas que están ligadas a la implementación de los acuerdos de paz de La Habana, al Plan Nacional de Desarrollo y a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, a saber: la construcción de la paz (69 por ciento); el desarrollo rural sostenible (24 por ciento) y la conservación y sostenibilidad ambiental (3 por ciento).

Sin embargo, aún a pesar de la positiva visión de la agencia para la gestión de los recursos, dos cosas quedan en evidencia: la primera, que al gobierno aún le hacen falta bastantes recursos para recaudar lo esperado y que es necesario fortalecer otras vías de financiación; y, lo segundo, que el futuro de APC-Colombia para el período 2018-2022 es incierto.

La Alta Consejería Presidencial para el Posconflicto, en cabeza de Rafael Pardo, ha venido asumiendo de manera transversal funciones de la agencia, en especial lo que tiene que ver con la formulación y ejecución de los proyectos, lo cual lleva a preguntarse si una de las dos figuras burocráticas no deberá replantear su razón de ser.

Se deben encontrar mecanismos políticos para que esos esfuerzos no se pierdan en el próximo gobierno, no sólo porque las necesidades del país en materia social siguen siendo enormes, sino, además, porque es claro que los ojos de la comunidad internacional están puestos sobre "la paz en Colombia" y, evidentemente, sobre su dinero.

PAULA XIMENA RUIZ
DOCENTE UNIVERSIDAD EXTERNADO DE COLOMBIA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA