'El perdón ayuda a romper el círculo de la violencia'

'El perdón ayuda a romper el círculo de la violencia'

El gurú indio Sri Sri Ravi Shankar estuvo en la primera Macrorrueda para la Reconciliación.

fg

En el 2015, el gurú visitó el país y encendió una llama por la paz en el Centro de Memoria Histórica.

Foto:

Reuters

04 de diciembre 2016 , 02:39 a.m.

La forma de vestir de Sri Sri (título honorífico del hinduismo) Ravi Shankar da rápidamente la impresión de que se trata de una persona que enseña la paz. El gurú ‘dev’ (maestro), considerado uno de los oradores más destacados del siglo, visitó Colombia por primera vez en el 2015 para reunirse con el Presidente y, más tarde, con la delegación de paz de las Farc en La Habana.

Esta semana, el 30 de noviembre y el 1° de diciembre, estuvo nuevamente en Bogotá en la Macrorrueda para la Reconciliación, cuyo objetivo fue movilizar y gestionar conocimientos y recursos orientados a la reconstrucción del tejido social del país. También, el miércoles convocó a cientos de personas para meditar en la plaza de Bolívar.

¿Cómo podemos reconciliarnos?

Debemos tener abiertos la mente y el corazón, contemplar la vida y el mundo desde una perspectiva mucho más amplia.

Todos dejaremos el planeta algún día; por el tiempo que vivamos, tenemos que pensar en dejar un mundo mejor para las futuras generaciones, así habremos resuelto la mayor parte del problema, que es de egos.

Todo el mundo quiere la paz, no hay duda de eso; el problema es quedarse atascado en el enojo del pasado y querer castigar a los demás en el futuro. Eso es lo que consideramos justicia, pero se nos olvida completamente lo que llamamos perdón. Cuando alguien se da cuenta de su error, necesita perdón. El problema es que existe una confusión entre justicia, perdón y castigo.

(También: El hombre que puso a meditar a los líderes de las Farc)

¿Cómo entender el perdón?

Cuando una persona se arrepiente y promete no volver a cometer los mismos crímenes, ahí es cuando el perdón tiene valor. El castigo viene cuando alguien no se arrepiente; en ese caso se le envía a prisión. Pero si alguien se da cuenta de su error antes de ir a la cárcel y pide perdón, lo más justo es perdonarlo.

¿El perdón nos ayudará a seguir adelante?

Sí, de lo contrario vamos a estar en un círculo vicioso; el ciclo de la violencia debe romperse en algún punto. Me duelen mucho los recientes asesinatos de líderes sociales en Colombia. No hay mejor justicia, política o camino al éxito que el principio de la no violencia.

¿No violencia entendida como más que violencia física?

Por supuesto, no violencia en pensamiento, palabra e intención. Le pido a la oposición que vea el proceso de paz más allá de la política; de hecho, todos los partidos deberían unirse y darle un mejor futuro a Colombia. El crédito de la paz debería ser para los colombianos.

(Además: 'Paz, prosperidad y felicidad van de la mano': gurú Ravi Shankar)

¿Cuál es el antídoto contra el ego?

La sabiduría, la vida con una perspectiva más grande, ser el primero en dar la mano.

¿Perdonar primero, en lugar de esperar a otros?

Sí. Lo mejor es perdonar aun antes de que te lo pidan. Pero si te piden perdón, debes perdonar, esa es la segunda mejor opción.

¿Qué opina del dicho ‘yo perdono pero no olvido’?

Si no perdonas, ¿quién es el que sufre?; no perdones, ¿ganaste algo con eso? Si te quedas atrapado en el pasado, solo serán tú el que sufre.

¿Se puede obligar a la gente a perdonar?

No es forzarlos, es hacer que se den cuenta de su importancia. Todo el mundo ha cometido errores en su vida, grandes o pequeños; si alguien nunca ha perdonado o no ha sido perdonado, nunca ha sido feliz.

Consciente o inconscientemente, la gente comete errores; darse cuenta y pedir perdón hace parte de la existencia humana.

Usted ha mediado en conflictos en Israel, Palestina, Irak... ¿qué tienen en común con Colombia?

En primer lugar, en todas partes hay una ruptura en la comunicación; en segundo, hay intereses personales de por medio que se imponen.

Algunas personas hacen del conflicto un gran negocio. Por ejemplo, Pakistán tuvo a Osama bin Laden en su territorio todo el tiempo, y por siete años le dijeron a EE. UU. que lo iban a atrapar, mientras recibían millones de dólares para luchar contra el terrorismo.

Lo tercero es que en medio de las confrontaciones están los egos de las personas, que son los que preceden todos los conflictos.

MARÍA ISABEL ORTIZ FONNEGRA
Redacción DOMINGO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA