Juan David, el primer niño que nació en un país sin conflicto

Juan David, el primer niño que nació en un país sin conflicto

El pequeño nació a las 6:11 p.m. de este lunes, en un hospital del sur de Bogotá.

fg

Juan David nació a las 6:11 p. m. de ayer en el hospital La Victoria. Midió 43 centímetros y pesó 3.065 gramos.

Foto:

Mauricio León / EL TIEMPO

26 de septiembre 2016 , 10:40 p.m.

A las 6:11 de la tarde de este lunes, 40 minutos después de que el presidente Juan Manuel Santos y Rodrigo Londoño Echeverri, máximo líder de las Farc, firmaron el acuerdo final en Cartagena, nació Juan David Pacheco Ríos en un hospital del sur de Bogotá.

Este bebé de 43 centímetros y tres kilogramos hace parte de la generación de colombianos que conocerá un país sin violencia política, tomas armadas a pueblos, masacres, secuestros y otras atrocidades de la guerra.

Su madre es Anabeyi Pacheco Rico, una bogotana de 19 años a quien, por fortuna, el conflicto no la afectó, pero desea un futuro en paz para ella y su hijo. “No me imaginaba que Juan David nacería en un momento tan importante. Solo pido que se acabe la violencia, la delincuencia y que mi niño crezca en un buen ambiente”, dijo la joven antes de dar a luz. (Lea también: Santos y 'Timochenko' firmaron histórico acuerdo de paz)

Pacheco comenzó labores de parto a las 4:35 de la tarde en el hospital de La Victoria, localidad de San Cristóbal. A esa misma hora, pero en Cartagena, se esperaba el inicio de la ceremonia. En el centro hospitalario no estaban al tanto de lo que ocurría en la Heroica. Los televisores estaban apagados y los especialistas se encontraban ocupados atendiendo el nacimiento.

Darío Sotelo, el ginecólogo que asistió a la joven, opina que Juan David será uno de los beneficiados de los cambios que traerá el fin del conflicto con las Farc. “Personalmente, es un hecho histórico para todo el país. Las futuras generaciones, incluido este bebé, le sacarán provecho a esta nueva etapa”, señaló el médico a pocos minutos de ingresar a la sala de parto.

La politóloga María Emma Wills, integrante de la comisión histórica en el proceso de paz, asegura que las generaciones que vendrán luego de la firma del acuerdo final tienen la oportunidad de transformar al Estado para que sea más incluyente y demócrata. “Yo creo que deben escuchar su historia, las memorias de los territorios y las narrativas del sufrimiento humano para comprender que las cosas no se pueden repetir”. Wills cree además que habrá un desarrollo demográfico en el país tras la terminación del conflicto y enuncia como ejemplo la disminución en el número víctimas después de la entrada en vigor del cese del fuego unilateral por parte de la guerrilla. (Además: 'Miembros de las Farc, les doy la bienvenida a la democracia': Santos)

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), hasta el 30 de abril de este año habían nacido 152.703 niños en Colombia. De esa cifra, 28.619 corresponden a Bogotá, y se cree que para el 2020 haya alrededor de 8’300.000 habitantes en la ciudad. Es decir, el aumento con respecto a la población proyectada para el 2016 (7’980.000) es del 4,8 por ciento (casi 400.000 personas).

Por su parte, Álvaro Villarraga, director de la dirección de Acuerdos de la Verdad del Centro Nacional de Memoria Histórica, considera que la generación del posconflicto conocerá todo lo que sucedió en 52 años de guerra como una referencia histórica y no como un “drama inmediato”.

“Ellos aprenderán la historia para que no se repita. Deben empezar un nuevo sentido de relaciones sociales, de exigibilidad de derechos, de crítica política, pero no al punto de llegar a la confrontación violenta”, apunta el académico.

A las 5:30 p. m., cuando Santos y Londoño tomaban el balígrafo para firmar el acuerdo final, Pacheco fue anestesiada y preparada para practicarle una cesárea; 40 minutos después, Juan David nacía, en un país que ahora trabajará para ofrecerle a este niño y a los que vendrán un mejor lugar para crecer. (También: Vamos hacia la política sin armas: 'Timochenko' tras firma de la paz)

La tarea de las nuevas generaciones

A las generaciones siguientes de colombianos les corresponderá hacer cumplir lo que se acordó en los diálogos de La Habana, asegura el profesor Álvaro Villarraga, del Centro Nacional de Memoria Histórica. "Ellos deben hacer valer las reglas de juego, que se amplíe la participación democrática y asegurarse de que no se vuelva a mezclar la política con armas".

Villarraga también afirma que se deben combatir las otras violencias que persisten en la sociedad, como la pobreza, la desigualdad, la intolerancia, la corrupción, el narcotráfico y el crimen organizado. "Si no se atienden estos temas con urgencia, es muy probable que se produzcan nuevos conflictos, como ocurre en algunos países de Centroamérica".

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA