¿Cómo sabemos que sí se está dando la entrega de armas?

¿Cómo sabemos que sí se está dando la entrega de armas?

El ministro del Posconflicto, Rafael Pardo, asegura que el proceso se está dando según lo acordado.

Rafael Pardo

Pardo dice que Vargas Lleras se excedió con su espectáculo de rendición de cuentas en la despedida.

Foto:

Claudia Rubio / El TIEMPO

21 de marzo 2017 , 12:48 a.m.

¿Por qué a todo el mundo le preguntan si se va retirar del Gobierno para no inhabilitarse, y de usted no sabemos nada?

Porque no me lo han preguntado. (Risas).

Entonces se lo pregunto: ¿no va a entrar en el grupo de precandidatos a echar codo con todos los demás?

Lo de que me quedo, puede escribirlo. Lo demás no. Pienso continuar en mi cargo y consolidar la implementación del proceso de paz.

He estado buscando a alguien que me conteste si ya comenzaron a entregar las armas, cuántas han entregado, y si se van a cumplir los plazos fijados. ¿Usted, como ministro del Posconflicto, me puede responder?

Las armas deben estar entregadas a la ONU el día D+150. El proceso comenzó el día D+90. No tengo conteos parciales.

(Además: Gobierno calcula en 14.000 las armas que entregarían las Farc)

Pero mucha gente quiere ver para creer. Esto parece que se estuviera haciendo a escondidas de los colombianos. Que alguien nos diga: se han entregado tantas armas y están destruidas tantas otras. No existe un solo reporte oficial…

Lo tendrán cuando termine el proceso, que no es de un día. Eso se está dando. Hay que instalar los depósitos, se están inventariando las armas, hay 26 zonas en las cuales están instaladas las Farc y el desarme se viene dando. El gran garante de esto es la ONU, y hay que confiar en ella.

Usted usa precisamente la palabra “proceso”. Y proceso significa que algo empieza a darse un día y termina de darse otro día. ¿Usted puede explicarnos si las etapas de ese proceso de desarme se están dando?

Le repito: el día D+150 informaremos exactamente cuántas armas se entregaron y cuántas se tienen que destruir. Esto no es como hacer un inventario de una tienda. Tiene toda una complejidad, y supongo que lo estamos haciendo muy bien.

Si no fueran tan importantes los plazos de esa entrega de armas, pues no se habrían pactado en los acuerdos. Pero allí los pactaron: que el 30 por cierto de armas se entregaría en tal fecha, 40 en otra fecha, y el resto al final. ¿El plazo y la cantidad de armas pactados se han cumplido hasta hoy?

Se cumplirán el día 150.

Mire que yo no soy la única confundida. Hasta el propio presidente Santos tuvo que rectificar un tuit en el que decía que ya se habían entregado 17.000 armas, y luego tuvo que aclarar en otro que no es que se hayan entregado sino que se van a entregar…

Fue un error, pues el Presidente se refería al inventario que tiene Mindefensa sobre las armas de las Farc. Ese armamento esperamos que se entregue en la ONU a más tardar el día 150.

Ha habido improvisación, incumplimiento, lentitud en la adecuación de las zonas de asentamiento provisional. ¿Ya puede darnos un parte oficial de en qué va ese proceso?

Las Farc están totalmente instaladas en las 26 zonas. Las instalaciones en las cuales deben quedarse no están terminadas completamente. Ha habido problemas, como sabemos, de implementación, de construcción, de ejecución; ha habido discusión sobre la calidad de los materiales, y eso ha atrasado de manera absolutamente inexplicable los asentamientos.

(Además: Cerca de 6.900 guerrilleros de las Farc ya están concentrados)

Si no fuimos capaces de hacer estas zonas transitorias a tiempo, ¿qué va a pasar con lo permanente que sigue, que es la reincorporación definitiva de las Farc a la vida civil?

Son tres los ejes para el cumplimiento de los acuerdos. El primero, producir actos legislativos, leyes por ‘fast track’, decretos leyes del Presidente, decretos ordinarios. Son 113 normas, de las que se han expedido 40. Están en proceso de discusión final y expedición unas 30 y en proceso de construcción lo que falta. Esa es una tarea fundamental.

¿Cuál es el segundo eje?

El socioeconómico y territorial, que tiene un horizonte en el acuerdo de 15 años, en lo que se llama ‘desarrollo rural integral y sustitución de cultivos’. Este mes tiene que estar listo el plan marco de implementación que debe definir para los 15 años las acciones que se van a dar, en dónde, quién las hace, cuánto vale y todo el proceso de implementación.

¿Así inmediato, para entre otras cosas empezar a atajar los cultivos de coca, qué se va a hacer?

Antes de ese plan marco se están haciendo dos planes concretos. Uno en 51 municipios para focalizar acciones del Gobierno, que son los 26 en los que están los campamentos de las Farc, más los 30 en los cuales hay más coca sembrada. Allá hay más de 700 proyectos de distintas entidades del Gobierno que deben estar iniciados antes de terminar este mes. Es el plan que se llama ‘51 municipios, 100 días’. Uno de los más importantes proyectos de ese plan es que en cada uno de esos 51 municipios se establezca un proceso de mejoramiento de 50 kilómetros de vías terciarias.

¿Para consolidar esos planes nos afectaría que los EE. UU. nos bajaran su ayuda financiera?

No. Son recursos del presupuesto. Lo de vías viene de un decreto que firmó el Presidente de los de ‘fast track’, que descongela unos recursos del antiguo fondo de regalías para el mejoramiento de estas vías.

¿Cómo creer que todo es así de sólido cuando es evidente que hubo improvisación en la implementación de la primera parte de los acuerdos; que hay una creciente oleada de asesinatos de líderes sociales; que no hay presencia en los territorios dejados por las Farc y que se está permitiendo que otros grupos armados lleguen allá a disputarse el poder?

Si me deja terminar, le cuento. Esta es una presencia rápida del Estado. Hay otro plan que se está trabajando desde mediados del año pasado y que tiene como foco fundamental las zonas donde estaban las Farc, un plan del gobierno civil para focalizar la reparación de víctimas, fortalecer las juntas de acción comunal y la presencia de instituciones de justicia y mayor presencia de los programas del Ministerio de Agricultura. El foco fundamental son las zonas donde estaban las Farc.

(Infografía: ¿Cómo será el regreso de los menores reclutados por las Farc?)

¿Y, en lo militar, qué presencia se va a hacer?

Complementariamente, el Ejército y la Policía tienen dos programas de despliegue de un número sustancial de hombres en esas zonas. El Ejército tiene el Plan Victoria, que desplegó 80.000 hombres en estos municipios. Y la Policía ha creado unos servicios de policía rural y tiene un número también grande de presencia en esos lugares. Esto no es plenamente perfecto. Hay asesinatos de líderes, intentos de entrar a zonas de coca y de quedarse con ellas, pero el Estado tiene que ganar su presencia en esos territorios y espacios.

¿No hay peligro de que los campamentos provisionales se vuelvan definitivos?

Pues tienen dos propósitos: que sean los sitios para hacer el proceso de dejación de armas y, dos, que tengan unas consecuencias jurídicas durante 180 días, de manera que ahí no operen los autos de detención ni las decisiones judiciales mientras empieza la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), a los 180 días, cuando estas construcciones volverán a ser veredas comunes y corrientes. Algunas personas podrán quedarse, pero en esas zonas ya no se continuará con la suspensión de las decisiones judiciales.

¿Qué hacemos con el señor Carlos Antonio Lozada, acusado de ser uno de los principales jefes de las milicias de las Farc? Anda en Bogotá en cuanta conferencia se organiza. ¿Cuándo estará pagando su sanción restrictiva de la libertad?

Cuando esté funcionando el Tribunal Especial de Paz, que será el que determine qué tipo de restricciones y obligaciones tendrán él y todas las personas de las Farc.

¿Mientras no haya JEP, las Farc pueden seguir paseando por donde quieran?

Hay un grupo de 60 personas que puede estar haciendo actividades relacionadas con el proceso de paz. Esos nombres los tiene la Oficina del Alto Comisionado. Son los que se pueden mover en esta parte del proceso.

Finalmente, ¿qué opina de la salida del Vicepresidente?

Estaba cantada, pero el espectáculo de la rendición de cuentas, que tenía que hacer pero sin tanta parafernalia, fue un exceso que no le sirvió para nada.

¿Exceso de qué: de gente que fue a escucharlo, o de todas las obras que, según explicó, dejó construidas y planeadas?

(Risas). No. Exceso de buses.

MARÍA ISABEL RUEDA
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA