El empujón del galardón a negociación con Farc

El empujón del galardón a negociación con Farc

Analistas hablan de las oportunidades que se darán con el reconocimiento que recibe el mandatario.

fg

El anuncio del Nobel le llegó en un momento clave: había perdido el plebiscito.

Foto:

Juan Pablo Rueda/ EL TIEMPO

09 de diciembre 2016 , 08:42 p.m.

El anuncio del Nobel de Paz 2016, que se entrega este sábado, le sirvió al presidente Juan Manuel Santos para darle un nuevo aire a la negociación con las Farc: este premio, dijo el mandatario este viernes en Oslo, “fue como un regalo del cielo y un enorme impulso” para lograr ese nuevo compromiso.

Así es. El anuncio le llegó en uno de los momentos más difíciles de su presidencia: apenas cuatro días después de sufrir una inesperada derrota en el plebiscito. En esas horas, Santos trataba de acomodarse ante la decisión de la mayoría de colombianos que le habían dicho ‘No’ a los acuerdos con esta guerrilla.

“El anuncio del Nobel le llegó a Santos en un momento clave, produjo un efecto simbólico que no solo mantuvo sino que impulsó el proceso de paz”, dijo César Rodríguez, del centro de pensamiento DeJusticia. El hecho le entregó al Presidente “el oxígeno para intentar convertir su derrota en las urnas en una oportunidad de mejorar el acuerdo de paz con las Farc”, escribió en ese momento The New York Times. (Lea también: El Premio Nobel, un sello a la paz que hizo Juan Manuel Santos)

De hecho, el Comité Noruego, ese viernes 7 de octubre, reconoció que en la decisión pesó el deseo de seguir en “una obra sin concluir”.

No se trata de la primera vez que un galardonado recibe el Premio Nobel sin haber terminado su tarea. En la valoración que se hace para entregarlo también se incluye el esfuerzo antes que los logros.

“En 1994, se le entregó al jefe de la Organización para la Liberación de Palestina, Yaser Arafat; al primer ministro israelí, Yitzhak Rabin y a su ministro de Relaciones Exteriores, Shimon Peres, por su esfuerzo para una paz que aún no llega a esa región”, dijo el profesor José Fernando Rubio, director del programa de Historia de la Universidad Externado. “En este caso se trató de premiar el esfuerzo”.

También hay otros ejemplos. En 1973 se les entregó al secretario de Estado, Henry Kissinger, y al jefe del partido comunista de Vietnam del Norte, Le Duc Tho, por sus esfuerzos para ponerle fin al conflicto entre el país asiático y Estados Unidos. Conflicto que terminó en 1975.

Y en 1996, lo recibieron el obispo católico Carlos Filipe Ximenes Belo y el portavoz de la resistencia timorense, José Ramos-Horta, por su esfuerzo en el reconocimiento de la autodeterminación de Timor Oriental, que se selló hasta 2002. (También: 'El Presidente que negoció y firmó la paz')

Con el Nobel, Santos recuperó la estatura nacional e internacional. El 26 de septiembre, había recibido en Cartagena el abrazo de líderes como Ban Ki-moon, secretario general de la ONU; en la firma del acuerdo. Con el plebiscito esta imagen se nubló. “El Nobel al presidente Santos es un reconocimiento que ofrece esperanza y aliento al pueblo colombiano”, dijo el Secretario al conocer la noticia.

“Es evidente que el Premio Nobel abrió un espacio político para seguir en el proceso y emocionalmente hizo recuperar un entusiasmo que se había perdido”, dijo la analista Laura Gil.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA