'El Gobierno nunca aceptó a Villota y se lo hizo saber a las Farc'

'El Gobierno nunca aceptó a Villota y se lo hizo saber a las Farc'

Sergio Jaramillo habló sobre el narcotraficante que quería pasar por guerrillero amnistiable.

fg

Sergio Jaramillo, alto comisionado para la Paz.

Foto:

Claudia Rubio / EL TIEMPO

06 de febrero 2017 , 10:20 a.m.

El nombre de Segundo Villota, señalado narcotraficante que se estaba haciendo pasar como guerrillero de las Farc, el Gobierno nunca lo tuvo en cuenta para que recibiera beneficios jurídicos, como la amnistía y la excarcelación, derivados del acuerdo de paz de La Habana.

Así lo afirmó el alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo. “Nosotros revisamos cada nombre, ese nombre no lo hemos visto en las listas de las Farc y seguiremos ese mismo procedimiento, si tenemos información de que no es miembro se lo haremos saber” a la guerrilla, dijo este lunes en rueda de prensa.

Villota, con informes de inteligencia y órdenes del frente Oriental de las Farc falsificadas, pretendía tener los beneficios jurídicos que tendrán los insurgentes si dejan las armas. (Lea también: Fiscalía pedirá que narcotraficante pierda estatus de las Farc)

El hombre es pedido en extradición por dos cortes de los Estados unidos. Agentes federales norteamericanos tienen pruebas de que, al igual que su hermano Aldemar, preso en Estados Unidos, Segundo Villota tiene nexos comerciales con los carteles mexicanos de ‘los Zetas’ y Sinaloa, y ordenó el secuestro de un empresario del Valle que está a su servicio.

Con la definición del Gobierno, aclarada por Jaramillo, sobre la situación de Villota se espera que se retome de inmediato el proceso de extradición y se evite –tal como pasó en la desmovilización paramilitar– que narcos se hagan pasar por guerrilleros amnistiables.

El alto comisionado para la paz también le envió un mensaje a los jueces para que tomen decisiones sobre los amnistiables que están en las cárceles, y que sí cumplen los requisitos, “de la manera más rápida posible”.

Explicó que para otorgarse la amnistía de iure a los prisioneros no se requiere de la existencia de la Jurisdicción Especial para la Paz -lo cual estarían alegando los jueces para no tomar las decisiones correspondientes-, pues el beneficio es para los delitos políticos, como la rebelión, que dan pie para su excarcelación por el simple hecho de pertenecer a la organización guerrillera. (También: Lo bueno, lo malo y lo feo de la ley de amnistía)

“Estamos trabajando en el Gobierno para sacar un decreto aclarando precisamente como debe funcionar la aplicación de la ley de amnistía. Para quienes están en las cárceles no requieren de listados (de las Farc) en principio”, dijo Jaramillo.

“La gente se pregunta, si el Congreso ya aprobó la ley de amnistía por qué está tardando tanto su aplicación”, agregó el comisionado.

Iván Márquez (Luciano Marín), jefe guerrillero, en el cierre de la Cumbre de los Premios Nobel de Paz, el sábado pasado en Bogotá, reclamó que hasta el momento “no se habían dado las excarcelaciones esperadas”.

REDACCIÓN PAZ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA