Los generales le dan la 'bienvenida a la paz' en Colombia

Los generales le dan la 'bienvenida a la paz' en Colombia

En una carta, los 29 más altos oficiales de la Policía invitan a crear una cultura del perdón.

fg

Los generales de la Policía en pleno se comprometieron con "redoblar esfuerzos" para consolidar una Colombia segura y en paz.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

27 de septiembre 2016 , 12:41 a.m.

En un hecho inédito en la historia reciente del país, los 29 generales de la Policía Nacional anuncian su pleno respaldo a la firma del acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc, con el que se pone fin a 52 años de conflicto armado.

En una carta dirigida a los colombianos, y que conoció EL TIEMPO, el cuerpo de generales de la institución asegura que ellos, quienes “han visto muy de cerca el rostro a la barbarie”, le dan la “bienvenida” al fin de un conflicto que ha cobrado muchas vidas, entre ellas los miembros de la misma Policía.

En un documento de tres páginas, los altos oficiales además aseguran que se comprometen a hacer todo lo que esté a su alcance para “ayudar a sanar las heridas de más de siete millones de víctimas” y a “redoblar los esfuerzos para consolidar una Colombia segura y en paz”. (Lea también: La 'carabinero' que se prepara para la construcción de paz en el Meta)

La carta es firmada también por el general Jorge Hernando Nieto, director general de la Policía Nacional, y en ella los generales de la institución expresan su esperanza de que, a pesar de que el daño causado por la guerrilla es “irreparable en su totalidad”, con justicia, verdad y reparación, y con la garantía de no repetición, “el camino de la reconciliación será menos penoso”.

Al ser consultado sobre la carta, el general Nieto aseguró que a través de ese documento el mando institucional demuestra su “compromiso total” para afrontar los diferentes retos y desafíos que se generarán con la paz.

“Estamos renovando ese compromiso de fortalecer nuestra capacidad. El bien más preciado que tenemos es la paz, y quién más que nosotros los policías, quienes tenemos una misión constitucional de garantizar libertades y derechos, debemos estar comprometidos de lleno”, dijo el general Nieto, quien agregó que desde que asumió la dirección de la Policía ha reiterado su compromiso y el de toda la institución con la paz. (Además: Víctima y carcelero de las Farc son ahora entrañables amigos)

Una opinión con la que coincide el general Álvaro Pico, quien integró la subcomisión técnica en los diálogos en La Habana y hoy dirige la Unidad Policial para la Edificación de la Paz (Unipep), la encargada de vigilar las zonas de concentración de las Farc.

El general Pico le dijo a este diario que la carta es la “refrendación” ante los ciudadanos del compromiso con la paz del país. “Los policías añoramos una Colombia en paz. La palabra ‘guerra’ no está insertada en ninguno de los preceptos institucionales, así que para los generales, y para todos los policías, la paz es un objetivo primordial y es el fin de nuestra misión constitucional”, insistió el general Pico.

De hecho, en nombre de los más de 183.000 miembros que tiene esa institución, el pleno de generales también hace un llamado, en la misiva, a los colombianos, y en especial a quienes han sufrido el horror de la guerra, a cicatrizar las heridas y a avanzar en la construcción de una cultura del perdón. (También: La guerra ha demandado $ 220 billones para defensa)

“Sabemos que más de medio siglo de dolor ha dejado heridas muy profundas en el cuerpo, en el espíritu y en la memoria de millones de colombianos, destrozado sueños y truncado esperanzas, pero también conocemos de primera mano la capacidad de perdón que albergan en el alma la mayoría de compatriotas...”, señalan los altos oficiales.
No obstante, insisten en que no se trata de olvidar ni de renunciar a unos mínimos internacionales de justicia, verdad y reparación.

El generalato también llama a los victimarios a pedir perdón a sus víctimas, a expresar el arrepentimiento “con profunda convicción” y a dar muestras de la disposición de hacer todo lo posible para menguar el dolor de sus víctimas.

“Si logramos perdonarnos, sentaremos las bases de la reconciliación, que equivale a trabajar juntos por una nación que convierta su condición multicultural y pluriétnica en el más preciado tesoro”, señalan en la carta, en la que expresan su deseo de hacer de Colombia un país donde “los niños crecen sin el acoso de los fusiles y de la discriminación”.

En la misma misiva, los 29 generales aseguran que, conscientes de los desafíos que enfrentará esa institución con más de 125 años de vida, han creado un modelo nacional de Policía para el Posconflicto, acorde con el plan estratégico 2030.

Explican que ese modelo de Policía parte de la premisa de que “la paz debe ir de la mano con la seguridad de los territorios”. “En concreto, uno de los retos principales es ocupar el espacio que dejen las Farc, precisamente para que no sean ocupados por otros actores del crimen organizado”, señala el documento firmado por los generales.

Los generales también indican que para atender de forma inmediata los acuerdos de La Habana, la Policía ya puso en marcha la Unipep, una unidad especial y transicional integrada por 3.000 policías que han sido preparados “para ayudar a recuperar el sendero del progreso” del país.

Los altos oficiales destacan, igualmente, el programa de Transformación de la Gestión Bajo un Enfoque Regional y Local, que –en su opinión– busca trascender el concepto de la seguridad al de la convivencia, y el fortalecimiento del modelo de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes en pueblos y ciudades. En el campo, manifiestan, la punta de lanza será la Dirección de Carabineros y Seguridad Rural, que cuenta con más de 9.300 policías expertos en resolución de conflictos y capacitados como técnicos agropecuarios. “Ellos ya son los compañeros cotidianos de nuestros campesinos”, concluye la carta dirigida a los colombianos.

La carta de los generales está dirigida a los colombianos y es en nombre de toda la Policía.

Algunas frases destacadas de la carta de los generales

No solo le damos la bienvenida al fin del conflicto, sino que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a sanar las heridas de más de siete millones de víctimas.

Con justicia, verdad y reparación, y con la garantía de no repetición, de seguro el camino de la reconciliación será menos penoso.

Si logramos perdonarnos, sentaremos las bases de la reconciliación, que equivale a trabajar juntos por una nación que convierta su condición multicultural y pluriétnica en el más preciado tesoro.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA