La incomprensible patada del Eln a la mesa de diálogos en Quito

La incomprensible patada del Eln a la mesa de diálogos en Quito

Ofensiva del Eln fue una muestra de menosprecio por quienes apoyan la paz con ese grupo armado.

‘Pablo Beltrán’, jefe negociador del Eln

‘Pablo Beltrán’, jefe negociador del Eln, pidió mantener los diálogos.

Foto:

José Jácome / EFE

13 de enero 2018 , 10:55 p.m.

Ni la violación más desconcertante de las Farc a un cese del fuego durante los diálogos de La Habana, que ocurrió en abril del 2015 y puso a ese proceso de paz en su momento más crítico, se compara con la gravedad de las agresiones del Eln esta semana a la Fuerza Pública y contra la infraestructura petrolera en Casanare, Arauca y Boyacá.

La ofensiva desatada por la guerrilla de ‘Gabino’ horas después de que se venciera el cese bilateral del fuego y de hostilidades con el Estado, que había comenzado en octubre, ocurrió no solo cuando se instalaba un nuevo ciclo de diálogos, sino cuando el país, e incluso el Gobierno, esperaba el anuncio de una prórroga de esa tregua.

Fue un error político, de cálculo y una muestra innecesaria del menosprecio de la facción más dura del Eln por el mayoritario segmento de colombianos que apoyan la paz con esa guerrilla y pedían la continuación del cese bilateral.

Las Farc nunca llegaron a desafiar de esa manera los diálogos de La Habana. Ni siquiera cuando mataron a 10 militares en una cancha del Cauca –a mediados de abril del 2015–, porque en ese entonces la guerrilla de ‘Timochenko’ estaba en un cese del fuego unilateral.

Es decir, las Farc no habían obtenido el beneficio de la suspensión del fuego y de hostilidades de parte de las Fuerzas Militares.

En cambio, el Eln llevaba tres meses, desde el primero de octubre, en un cese del fuego bilateral que le quitó de encima la presión de las Fuerzas Militares. Eso, en una negociación, es una concesión mayor.

A las Farc, la gabela de un cese bilateral del fuego y de hostilidades solo se les concedió al final del proceso de paz, cuando el Gobierno había comprobado con hechos la decisión de esa guerrilla de abandonar las armas para siempre.

Precisamente, el compromiso de julio del 2015 en La Habana de desescalar la guerra en Colombia iba a la par con el compromiso de avanzar con la agenda de negociación, lo cual se cumplió.

Otra evidencia del exceso y el error que cometió esta semana el Eln es que emprendió su ofensiva militar cuando los delegados del presidente Juan Manuel Santos para los diálogos llegaban a Quito, Ecuador, con toda la disposición de renegociar las condiciones del cese bilateral para superar las diferencias que lo hicieron frágil.

Y como si fuera poco, el Gobierno estaba dispuesto a renegociar pese a un grave antecedente: la violación del cese del fuego de parte del Eln en Chocó y Nariño, con muertos civiles de por medio. Mató a un gobernador indígena en el primer departamento en octubre, y a varios campesinos en el segundo, en noviembre, durante un choque con una disidencia de las Farc.

Santos, además, le había enviado al Eln a Quito un renovado equipo de negociadores de alto nivel encabezado por el exvicepresidente Gustavo Bell.

Si bien intensificar los ataques militares en momentos en que buscan obtener ventajas en una negociación ha sido una vieja estrategia de los grupos armados irregulares, el Eln desbordó los límites. La ofensiva que desató y el momento que eligió para ejecutarla lo demuestran con contundencia.

Nadie puede desconocer que la guerrilla de ‘Gabino’ ha obtenido en su proceso de paz mucho más de lo que ha dado. Pero pretende llevar al Gobierno al límite.

Y con esto, se está dando un tiro en el pie porque en medio de la campaña presidencial y del inminente fin del mandato de Santos, el país lo que exige son gestos contundentes de paz y no acciones aberrantes de guerra.

El Eln está haciendo muy difícil que alguno de los actuales candidatos presidenciales apueste por una salida negociada, pues esa guerrilla no ha sabido estar a la altura de la voluntad de paz del Gobierno.

MARISOL GÓMEZ GIRALDO
Editora de EL TIEMPO
En Twitter: @MarisolGmezG

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.