Las graves revelaciones del fallo que le devuelve curules al Mira

Las graves revelaciones del fallo que le devuelve curules al Mira

En 2014 hubo destrucción de material electoral y hasta 'sabotaje' del software: Consejo de Estado.

Curules MIRA

En algunas zonas, principalmente en La Mesa, Cundinamarca; Ayapel, Córdoba, y Fundación, Magdalena, hubo destrucción de material electoral poco después de la jornada.

Foto:

Juan Herrera / EL TIEMPO

05 de marzo 2018 , 08:22 p.m.

Desde la misma noche del 9 de marzo del 2014, cuando el Mira perdió las tres curules que tenía en Senado, como resultado de una sensible reducción de sus votos, el movimiento montó una especie de registraduría alterna para revisar cada uno de los votos que los colombianos depositaron en esa jornada.

Durante los siguientes cinco meses, unas 1.000 personas estuvieron transcribiendo los sufragios registrados en las más de 95.000 mesas de votación instaladas y los formularios y actas producidas por las cerca de 1.850 comisiones escrutadoras. El resultado de esa labor sirvió de soporte de la demanda de nulidad contra la elección de senadores para el periodo 2014 – 2018 ante el Consejo de Estado, que a un mes de unas nuevas elecciones se pronunció.

El fallo, que consta de 368 folios y varios anexos y cuyo texto se conoció haces unos días, no solo le devolvió 16.106 votos que había perdido el Mira, sino que llevó a que se volvieran a barajar el umbral de los partidos y parcialmente la composición de esta corporación, con lo cual la colectividad recuperó su umbral en Senado y las tres curules que había perdido.

“En las elecciones de 2014 hubo fraude y en el fallo demostramos el fraude. Estamos dispuestos a montar de nuevo una veeduría a los resultados”, advirtió el exsenador Carlos Alberto Baena, quien por cuenta de la sentencia recuperará, desde este miércoles, su curul en el Congreso.

Las irregularidades probadas

Pero más allá de los efectos inmediatos, el fallo revela graves irregularidades en las elecciones del 2014, como la destrucción de material electoral, inconsistencias entre los formularios E14 y E24 y sabotaje al software electoral. Estas se suman a la llamada “mancha espejo”, corroborada ese año en una tutela, y que fue ocasionada por el uso de plumones de tinta que no secaba rápido. Esa falla afectó a 3.120 mesas.

En el estudio de la demanda el alto tribunal probó “diferencias injustificadas” en los votos que aparecían en los formularios E14, presentados por los jurados de las mesas de votación, y los E24, reportados por las comisiones escrutadores en los días siguientes de la jornada.

“Los guarismos electorales que arrojan los formularios E-24 se modificaron sin ninguna explicación, por consiguiente, existe una alteración del resultado de la voluntad popular, pues, no se encontró ninguna observación en las actas generales de escrutinio que diera lugar a sustentar tales modificaciones”, señalan los magistrados de la Sección Quinta del tribunal. La diferencia entre los formularios se presentó en 2.012 mesas, con lo cual 13.919 votos no contaron para el resultado general de la jornada.

Y tal vez la más grave violación se encontró en los archivos Log del sistema electoral (donde se registra cada una de las actividades realizadas). Según el fallo, en algunas comisiones escrutadores municipales, departamentales y zonales se configuraron situaciones de “sabotaje” del software de escrutinio, irregularidad que afectó a 1.412 mesas, con un total de 236.523 votos que fueron excluidos.

De hecho, la sentencia señala que los peritos que revisaron los archivos Log reportaron evidencia de “registros de fechas anteriores al inicio oficial del proceso de escrutinio, no registro en todos los Log de actividades descritas como pasos del proceso, versiones de archivos básicos diferentes entre comisiones y no registro de generación de archivos para siguiente instancia”.

Los magistrados del alto tribunal también probaron que en algunas zonas, principalmente en La Mesa, Cundinamarca; Ayapel, Córdoba, y Fundación, Magdalena, hubo destrucción de material electoral poco después de la jornada, no obstante que el Código Electoral establece que ese material solo se podrá incinerar una vez vence el periodo para el cual se realizó la elección, es decir, 4 años.

“(...) Se logró demostrar de manera inequívoca la pérdida y destrucción de los documentos, elementos o el material electoral, y, en ese orden, es procedente declarar probada la irregularidad alegada por la parte actora”, señala el fallo, que además dice que “la presencia de los votos era indispensable” para dar cumplimiento a la orden de recuento del Consejo Superior de la Judicatura. Esa situación se presentó con 35 mesas.

Hay cosas que en un Estado democrático no se pueden tercerizar: contar votos y la seguridad del Estado

Las decisiones del fallo

Ante todas las irregularidades probadas en la demanda, los magistrados de la Sección Quinta del Consejo de Estado declararon la nulidad parcial del acto por medio del cual se declaró la elección de senadores para el periodo 2014-2018 y anular las credenciales de las curules 17 del Partido Liberal, 5 de Opción Ciudadana y 20 del Centro Democrático.

Pero además el alto tribunal exhortó al Consejo Superior de la Judicatura para que capacite a los jueces en temas electorales y a la Organización Electoral la conminó a conservar y custodiar los documentos electorales, físicos y electrónicos; a adquirir el software para los escrutinios –este es contratado- y que este permita la trazabilidad del escrutinio desde la mesa hasta la declaratoria de la elección.

Y como resultado de la inédita sentencia, el umbral de los partidos y movimientos también terminó afectado. “Después de la exclusión de votación y del recuento de votos, el umbral bajó de 355.955 votos a 350.081, es decir, se redujo en 5.874 votos para todos los partidos”, explicó Carol Villamil Ardila, la bogada especializada en derecho administrativo y electoral que coordinó en el Mira el proceso de recuento de sufragios reportados por las mesas de votación el 9 de marzo del 2014 y por las comisiones escrutadoras en los días siguientes a la jornada.

‘Ya se están tomando correctivos’

El magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE) Armando Novoa, quien se declaró impactado por los hallazgos del fallo del Mira, le dijo a EL TIEMPO que aunque se han hecho correctivos no sabe si son “suficientes”, e insistió en que el software no puede estar en manos de terceros.

“Hay cosas que en un Estado democrático no se pueden tercerizar: contar votos y la seguridad del Estado”, aseguró.

Y otra fuente en el CNE expresó que en la “manipulación” en el proceso de escrutinio del 2014 deja claro que “hay agentes externos que pueden intervenir, pero con ayuda desde adentro”.

Por su parte, Juan Carlos Galindo, quien desde 2015 asumió como Registrador Nacional, le dijo a este diario que para evitar los problemas de los escrutinios de hace cuatro años, la entidad ha “venido trabajando y diseñando un sistema de información y de consolidación de resultados con mejoras”.

El funcionario destacó que, por ejemplo, a través de una herramienta, en tiempo real, los testigos electorales que designan los partidos y movimientos para los escrutinios “podrán pedir recuentos de votos y formular causales de reclamación” y las autoridades, “estar vigilantes del proceso”.

En cuanto al material electoral, Galindo señaló que desde antes del fallo, la Registraduría había tomado medidas. “La custodia de los documentos ha sido uno de los mejoramientos del sistema del proceso electoral”.

Otro de los cambios que se aplicarán el domingo, según la Registraduría, es que ya no se utilizarán plumones, sino bolígrafos, y que los ciudadanos, si así lo desean, pueden llevar sus lapiceros.

GUILLERMO REINOSO RODRÍGUEZ
EDITOR DE EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.