‘La U’ y conservadores, en el limbo tras los portazos de esta semana

‘La U’ y conservadores, en el limbo tras los portazos de esta semana

Palabras de Santos a Pinzón y de Andrade a Pastrana dejan a estos partidos debilitados para el 2018.

Juan Manuel Santos, Juan Carlos Pinzón, Andrés Pastrana y Hernán Andrade.

Juan Manuel Santos, Juan Carlos Pinzón, Andrés Pastrana y Hernán Andrade.

Foto:

Luis Robayo / AFP – Lenin Nolly / EFE – Néstor Gómez / Archivo EL TIEMPO - Mauricio Moreno / Archivo EL TIEMPO.

02 de julio 2017 , 12:52 a.m.

Los dos portazos de esta semana (el del presidente Juan Manuel Santos a su exministro Juan Carlos Pinzón y el del Partido Conservador al expresidente Andrés Pastrana) dejan a los partidos de ‘la U’ y Conservador en el limbo en la carrera presidencial y con una opción de poder para 2018 bastante reducida.

La dura referencia que hizo el jefe de Estado sobre Pinzón a raíz de algunas de sus críticas a la paz y la carta que le envió el jefe del conservatismo, Hernán Andrade, a Pastrana, tras el anuncio de su coalición con el expresidente Álvaro Uribe, son dos hechos que debilitan a esos dos partidos y que los alejan, cada día más, de llegar a la Presidencia –con candidato propio– en el 2018.

Cuando Blu Radio le preguntó al Presidente sobre las posiciones de Pinzón respecto a la paz, muchos se sorprendieron al escuchar las palabras severas del mandatario. “Los clásicos tenían razón cuando decían que la lucha por el poder, que es la política, infortunadamente saca a relucir lo peor de la condición humana”, dijo Santos refiriéndose al exministro Pinzón.

Asimismo, pocas personas le habían hablado a Pastrana en términos tan duros como lo hizo Andrade en la misiva que le envió esta semana. “Produce tristeza constatar que, en su caso, la soberbia personal le gana al amor por la vida y por la paz”, le dijo el jefe actual del conservatismo al expresidente.

Pero más allá de la dureza de los términos, lo cierto es que estos dos hechos dejan a ‘la U’ y al Partido Conservador en una posición de debilitamiento, y los ubica como gregarios en la carrera por la Presidencia, lejos de la posición de capos que ambos ostentaban en el pasado.

¿Un candidato menos?

Por los lados de ‘la U’, esta pelea no les hace bien ni al partido ni al propio exministro Pinzón.

El fin de la luna de miel entre Santos y su exembajador deja a ese partido sin una de sus principales apuestas para mantenerse en la Casa de Nariño. Para nadie es un secreto que Santos fue el principal artífice de la creación de ‘la U’ y sus palabras sobre Pinzón muy seguramente tendrán eco en varios de sus líderes.

‘La U’ queda solo con la aspiración presidencial del senador Roy Barreras, quien ha hecho todo lo posible por ganarse el apoyo del presidente Santos y de sus compañeros de bancada.

En los últimos meses, Barreras ha hecho varias reuniones en su residencia de Bogotá, donde ha sentado a manteles a la mayoría de los miembros de su bancada y a destacados dirigentes de otros partidos. Incluido el presidente Santos.

Pinzón, por su lado, queda en el aire ya que prácticamente todos sus cargos en el sector público se los debe a Santos, jefe natural de ‘la U’. El exministro creció a la sombra del mandatario y ahora queda con un horizonte incierto, si de apoyos políticos se trata.

Tampoco se ve probable que Pinzón tenga cabida en la coalición de centro izquierda que se prepara para ir por el poder en el 2018, entre otras razones porque su ascendencia está ligada a Santos.

Es posible que Uribe y Pastrana le abran campo en su alianza, pero pocos apuestan porque su papel en ese proyecto tenga la relevancia que hubiera tenido al lado de Santos.

El limbo conservador

En cuanto a los conservadores, el que más pierde con este enfrentamiento es el propio partido, que ve más reducidas sus posibilidades de llegar al poder.

Tras el rechazo de esa colectividad a varias posiciones de Pastrana, es posible que otros líderes conservadores, como la exministra Marta Lucía Ramírez y el exprocurador Alejandro Ordóñez, apuren su llegada a la coalición Uribe-Pastrana para 2018, por razones de solidaridad.

Ramírez y Ordóñez han estado más cerca de Pastrana y de Uribe que de su partido, entre otras razones, por la división que les ha dejado el proceso de paz con las Farc.
Pastrana, por su lado, parece el menos afectado por estos movimientos. Su condición de expresidente hace que sea un referente con el que Uribe quiere unir fuerzas para quedarse con la Presidencia el próximo año.

Su vida política no ha dependido solo del Partido Conservador, del que se ha alejado aún más luego de salir de la Presidencia, en 2002. Pastrana acudió a las alianzas para llegar a la Presidencia y al Senado.

Aunque Pastrana no es un líder caracterizado en la búsqueda de votos como sí lo es Uribe, su alianza con el jefe del Centro Democrático termina beneficiándolo.

En caso de que la unión Uribe-Pastrana alcance la Presidencia en 2018, el expresidente conservador seguramente tendrá una importante participación en ese gobierno y cogobernaría con el uribismo.

Así las cosas, los portazos de esta semana en ‘la U’ y en el Partido Conservador dejan a estas dos colectividades con una opción: acomodarse como fórmula vicepresidencial de algún candidato, pero a costa de alejarse de alcanzar el podio en el 2018.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA