La entrevista que concedió Fabio Echeverri a Yamid Amat en el 2002

La entrevista que concedió Fabio Echeverri a Yamid Amat en el 2002

El empresario contó al periodista cómo llegó a la campaña del entonces presidente Álvaro Uribe. 

Fabio Echeverri

Foto tomada el 10 de mayo del 2004. Aparece el entonces presidente Álvaro Uribe junto a (izq. a der.) su ministro del Interior Sabas Pretelt y sus asesores Juan Lozano y Fabio Echeverri.

Foto:

Fernando Ruiz - SNE / Archivo EL TIEMPO

28 de octubre 2017 , 02:07 p.m.

N. de la R. EL TIEMPO reproduce la entrevista que respondió Fabio Echeverri Correa al periodista Yamid Amat, publicada por este medio el 8 de septiembre del 2002. El empresario falleció este sábado 28 de octubre, en Bogotá.

"Un día, el candidato presidencial Álvaro Uribe, entonces con muy pocos puntos en las encuestas, y yo, asistíamos a una asamblea de Fenalco. Cuando habló, dijo: 'Me acompaña Fabio Echeverri, presidente de la junta directiva de mi campaña'. Yo, sorprendido, le pregunté: '¿Cuándo me nombró?' Me respondió: 'Lo acabo de nombrar'. '¿Y quiénes son los miembros de la Junta?'. 'Los que usted escoja' , dijo. 'Yo hago la política, usted maneje la campaña'".

Así comienza Fabio Echeverri Correa, expresidente de la Andi, la narración de cómo llegó a la campaña del actual presidente.

¿Y cómo era el candidato de entonces?

Igual al presidente de hoy. Claro, preciso, humano, muy leal con sus ideas, estudioso, de gran rigor, disciplinado, no toma, no fuma, trabajador incansable, descansa con media hora diaria de yoga, tiene muy claras las metas del gobierno y el rumbo que debe seguir el país.

Vistos sus primeros días de gobierno, ¿sugeriría alguna corrección?

Va a tener que moderar su ritmo de trabajo. No lo digo por él, sino por su equipo de trabajo, que necesita respirar.

El debate sobre usted es que no tenía cargo público ni una responsabilidad política, pero sí acceso a toda la información oficial...

¿Cuál debate? Soy un ciudadano amigo del presidente, que ayuda. Doy mis opiniones a quien las solicita y asisto a las reuniones a las que me invitan. Cualquiera puede tener acceso a la actividad y la información oficiales, cuando son transparentes sus actuaciones. Además, el presidente me acaba de nombrar su asesor, oficialmente. Con eso termina el tema.

¿Lo descomponen las críticas?

Los periodistas están en su derecho de opinar. Lo que me molesta es la falta de generosidad. Si usted gana mucho, lo critican. Y si no gana, se preguntan:¿ Qué hace este hombre trabajando gratis? El país está en mora de que alguien convoque gente honesta, capaz de responder con rectitud. No hay en mí ningún conflicto de intereses. Doy una opinión cuando creo que representa algún beneficio para el país. Pero si nadie me pide ayuda, me quedo callado. No considero necesario estar en una posición oficial. Yo tengo un derecho legítimo de opinión, como lo tiene usted.

Si todo es tan claro, ¿para qué lo nombran asesor?

Digamos que es una manera de darles gusto a quienes querían verme cobrando por ayudar. Es algo para llenar formalidades legales.

¿Hay otros asesores como usted?

Sería bueno pensar que en Colombia existen muchos hombres honrados, competentes y capaces que han sido exitosos a lo largo de su vida y que, por tener ya una edad mayor, disponen de mucho tiempo libre; qué bueno sería convocar a todas esas personas para que ayuden.

¿Por qué las críticas por su falta de cargo dentro del Gobierno?

Los periodistas tienen todo el derecho a criticar, pero no a dudar de mi honestidad y corrección. No represento a nadie, no soy vocero de nadie, no hago lobby por ninguna empresa; me gusta servir a la comunidad, como lo hago desde la presidencia de la Clínica Shaio, una sociedad sin ánimo de lucro.

¿Usted de qué vive?

Mi padre trabajó duro. Heredé y trabajé duro también. Tengo una finca.

Bueno, usted podría, por ejemplo, tener acceso a información sobre un reajuste de aranceles, para la importación de insecticidas.

¡Por Dios! Por eso digo que hay gente que no es capaz de pensar generosamente. Yo no aprendí a robar. Y nada tengo que ver con agroquímicos.

¿A cuál de todos los problemas administrativos identifica como el más grave?

A la corrupción.

¿Y cuál es su origen?

La falta de justicia y la impunidad.

¿Está muy descuadernado el país que recibió Uribe?

El Gobierno anterior no resolvía los problemas. Mire Telecom, eI ISS, Caprecom, el Metro de Medellín, las Empresas Públicas de Cali, Foncolpuertos, las empresas de energía de la costa, TermoRío.

¿Todo eso bajo el anterior gobierno?

No. Es un mal de 40 años. ¡Pero yo le doy tan poco crédito al anterior gobierno! No gobernaba y dejaba robar.

Cuando era presidente de la Andi, criticaba la inestabilidad de las medidas que regulaban la inversión. Ahora, parece favorecerla...

Los nuevos impuestos se necesitan; las reformas laborales propuestas son indispensables; la corrupción y la falta de seguridad imponen todas estas reformas. ¿Quiere que sea brutalmente franco? Mire: Las Farc han hecho bien lo de ellas. Nosotros hemos hecho mal lo nuestro. Por eso hay que corregir.

A propósito de la guerrilla, ¿es partidario de la negociación?

No soy enemigo del diálogo. Lo que pasa es que si el negocio no está en venta, ¿para qué converso? Y no han dicho que tengan el negocio en venta.

¿A usted le gusta el poder?

Depende. Si el objetivo es ayudar a la gente, me gusta. Tengo poder, por ejemplo, en la Clínica Shaio, que ha atendido a un millón de pacientes; y se ha salvado la vida a un alto porcentaje.

¿Uribe le ofreció algún ministerio?

Sí.

¿Cuál?

No le voy a decir.

¿Usted aspiraba a ser ministro de Defensa?

No.

¿Pero se lo ofreció?

No. Pero no insista, así sea una entrevista virtual no le voy responder.

¿Y por qué no aceptó?

Nunca he aceptado ser ministro. Turbay me ofreció Desarrollo; Betancur, Hacienda; Samper, Defensa. Nunca quise que alguien pensara que utilizaba la presidencia de la Andi como trampolín.

¿Le teme a un ministerio?

No. Gracias a Dios, en todas las cosas que he hecho en la vida me ha ido bien. Sé arar, sembrar, manejar un tractor o enlazar un caballo. Sé de administración, de banca y de industria. Pero no tengo que ser ministro.

Pero va a ser asesor...

Sí, porque me cansé de las críticas de algunos de ustedes. Yo no voy a dejar de ser amigo del presidente porque le molesta a algún columnista. Mire: Álvaro Uribe va a cambiar este país. Pasará a la historia como uno de sus grandes líderes y uno de sus mejores jefes de Estado. Yo quiero estar a su lado. Solo eso.

YAMID AMAT
Especial para EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA