Uribe piensa en una coalición para asegurar el poder en 2018

Uribe piensa en una coalición para asegurar el poder en 2018

Figuras conservadoras como Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez, las más cercanas.

Álvaro Uribe

El expresidente Álvaro Uribe junto a su tres precandidatos: Carlos Holmes Trujillo, Óscar Iván Zuluaga e Iván Duque. A su lado, la excandidata presidencial conservadora Marta Lucía Ramírez.

Foto:

Carlos Ortega / EL TIEMPO

26 de febrero 2017 , 12:38 p.m.

Esta semana el expresidente Álvaro Uribe, todavía convaleciente de su exitosa cirugía de la próstata, lanzó un mensaje a sus seguidores, que no tenía mucho de nuevo, salvo por la última línea de su escrito que parece su mayor preocupación para las elecciones del 2018.

El texto se ocupaba principalmente de hablar de lo que fue el plebiscito sobre la paz, pero remató con este llamado de atención: “Piensen en la necesaria coalición que debemos procurar”, obviamente se refería a algo que le debe dar vueltas en la cabeza día y noche: con quién debe ser la coalición para ganar el poder en el 2018.

En Colombia, desde 1994, cuando fue elegido Ernesto Samper por el Partido Liberal, no han vuelto a llegar a la presidencia candidatos de un solo partido. En 1998, Andrés Pastrana, de origen conservador, fue elegido por una coalición multipartidista, la Gran Alianza por el Cambio.

En el pasado lejano quedaron los tiempos del bipartidismo, cuando conservadores y liberales (salvo en el Frente Nacional) luchaban a muerte por conseguir el poder, empujados por razones ideológicas.

Según comentaron varios analistas consultados por EL TIEMPO, es prácticamente imposible que en este momento llegue un presidente al poder sin recurrir a una coalición.

Alianzas son necesarias

“En las elecciones del 2018 se va a imponer la figura de las coaliciones, con el interés de unir fuerzas alrededor de la defensa de grandes temas, como el de la paz”, expresó Patricia Muñoz Yi, docente de la Universidad Javeriana.

La analista agregó que, incluso, por la precipitud con la que se ha iniciado la campaña presidencial y el ambiente político actual, “las alianzas podrían darse desde la primera vuelta”.

(También: La implementación de la paz será el eje del debate para el 2018)

El analista político Pedro Medellín consideró que “el debilitamiento de los partidos, la polarización en la que está el país y el descrédito de la política, harán que sean necesarias las coaliciones”.

La apertura política que significó la Constitución de 1991 permitió la llegada de muchas corrientes distintas a los partidos tradicionales y después del gobierno de Álvaro Uribe (2002- 2010) prácticamente desaparecieron las fronteras entre colectividades. Hoy partidos como ‘la U’, Cambio Radical y el propio Centro Democrático, son espacios integrados por personalidades que tuvieron origen en los viejos partidos.

Por eso no es descabellado que en las toldas uribistas se piense en que con una coalición será más fácil llegar al poder en el 2018.

“Estamos abiertos a todas las posibilidades para que se unan a nosotros líderes que compartan nuestros puntos de vista con respecto a la inconveniencia de buena parte de los acuerdos de La Habana”, explicó el senador del Centro Democrático Alfredo Rangel.

Candidatos

Lo más probable es que la alianza en la que está pensando Uribe, por su tendencia política, será con sectores de centro derecha, con quienes, además, ha compartido las críticas al acuerdo con las Farc.

“Con algunas personas hubo unas coincidencias en el pasado alrededor de defender el ‘No’ en el plebiscito. Si con ellos encontramos propósitos en común, el partido examinaría variables”, manifestó el senador del Centro Democrático Jaime Amín.

Muchos creen que la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez y el exprocurador Alejandro Ordóñez, aspirantes del conservatismo, podrían estar más cerca del uribismo que del mismo Partido Conservador.

Como dando a entender lo que podría ser su ruta hacia el 2018, Ordóñez dijo hace una semana que si el Partido Conservador no deja de ser lo que ha denominado “un apéndice de los liberales y se declara en oposición al gobierno de Santos y a Germán Vargas Lleras”, él se verá obligado a buscar otros rumbos. Y el más cercano en esa circunstancia sería el uribismo.

Todo indica que esa alternativa ya la tiene vislumbrada. El exprocurador fue aliado de Uribe durante la campaña del ‘No’ y en los últimos días ha estado promoviendo una marcha, para el primero de abril, contra el actual Gobierno, la cual, según fuentes del uribismo, liderará junto al Centro Democrático (CD).

Con la exministra Marta Lucía Ramírez no ocurre nada distinto. Ella considera que el sector parlamentario del Partido Conservador sacrificó los principios de la colectividad al apoyar el acuerdo de La Habana. Por eso, no sorprendería que Ramírez se acerque más al CD a medida que se aproximen las elecciones.

En todo caso, esto les significaría ir a pelear la nominación con Óscar Iván Zuluaga (hoy en líos por el caso Odebrecht), Carlos Holmes Trujillo e Iván Duque, las cartas ya destapadas en el uribismo, y otras que podrían llegar.

Uribe sabe que el capital ganado con el triunfo del ‘No’ en el plebiscito es un jugoso botín que no puede echar por la borda para las presidenciales del 2018, en las que muchos analistas desde ya dan a su candidato, sea quien sea, como fijo en segunda vuelta.

‘Firmatón’ para revocar puntos del acuerdo de paz

El expresidente Álvaro Uribe anunció el pasado miércoles que su partido “saldrá a la calle” a recoger firmas para respaldar sus críticas a algunos de los aspectos del acuerdo de paz con las Farc.

Fuentes de la colectividad informaron que con esta recolección de firmas se pretende acudir a la ciudadanía para promover algún mecanismo, entre los que toma fuerza un referendo, para revocar los puntos que les generan preocupación por lo pactado en La Habana.

Entre las propuestas están desmontar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y revocar el artículo transitorio que se añadirá a la Constitución y que obliga al Estado a cumplir lo acordado con las Farc durante tres periodos.

Con las firmas también se busca respaldo a un proyecto anticorrupción que presentó esta semana el uribismo al Congreso.

“Queremos que la ciudadanía pueda expresar su inconformismo frente a las concesiones y las larguezas del Gobierno frente a las Farc”, explicó el senador uribista Jaime Amín.

JAVIER FORERO
Redactor EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA