Se eleva presión en precandidatos del uribismo

Se eleva presión en precandidatos del uribismo

A siete meses de las elecciones, los uribistas se inquietan por no haber definido aún su candidato.

Álvaro Uribe, jefe máximo del Centro Democrático

El expresidente Álvaro Uribe, jefe del Centro Democrático.

Foto:

César Melgarejo / EL TIEMPO

14 de octubre 2017 , 11:54 p.m.

Una fuerte presión comenzó a sentirse en algunos sectores del uribismo para definir lo más pronto posible su candidato presidencial a 2018.

A siete meses de la primera vuelta presidencial (27 de mayo), las campañas para llegar al primer cargo del Estado se están precipitando y los uribistas están inquietos por no haber definido hasta el momento quién será su ficha en el tarjetón.

Uno de los primeros en encender las alarmas fue el precandidato Carlos Holmes Trujillo. “Urge definir mecanismo para escoger candidato CD (Centro Democrático). Invito afectuosamente colegas precandidatos a que hagamos ya la tarea. Esto no da más espera”, escribió Holmes Trujillo en Twitter.

La urgencia de este llamado se dio por varias razones. La primera es la inminente llegada del exvicepresidente Germán Vargas Lleras al fragor de la campaña, lo que ocurrirá esta semana.

Vargas está recogiendo firmas para avalar su inscripción como candidato y, según personas cercanas a él, en los próximos días se lanzará a buscar el favor de los electores.

¿Uribe-Vargas?

Otra señal que tiene alarmados a varios uribistas fue el trino del expresidente Álvaro Uribe del miércoles pasado en el que, sin que nadie se lo estuviera preguntando, hizo referencia a Vargas.

“Cualquier reunión que fuera a sostener con el exvicepresidente Germán Vargas o semejante sería previamente informada a la ciudadanía”, escribió el jefe máximo del CD.

Este mensaje hizo pensar a muchos que una alianza de Uribe con Vargas Lleras no está del todo descartada, lo que, a juicio de expertos, podría reducir el espacio para los precandidatos uribistas.

Una razón más corrió por cuenta del exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos, quien esta semana se inscribió formalmente como militante del Centro Democrático y casi lo hace como precandidato.

En el uribismo hay sectores incómodos porque Ramos, quien sigue sin resolver su situación judicial, ha hecho presión para meterse en la campaña por la Presidencia en igualdad de condiciones con los demás precandidatos, algo que muchos no aceptan.

EL TIEMPO pudo establecer que en las últimas dos semanas se ha tratado de hacer una reunión entre los precandidatos para llegar a un consenso de quién será el aspirante, pero esta no ha sido posible.

La presión se eleva porque varios precandidatos no están seguros de llegar a la consulta del 19 de noviembre debido a dudas jurídicas.

De hecho, el Centro Democrático elevó una consulta al Consejo Nacional Electoral para tener claro si los precandidatos que participen en esa consulta interna podrán medirse después en una consulta interpartidista.

Por lo pronto, la presión sigue en las filas uribistas, y para muchos lo único que la bajaría sería un pronunciamiento del propio expresidente Uribe, único árbitro válido.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.