Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Mayoría en la Corte daría el sí a corridas de toros en Bogotá

Ponencia de magistrado Mauricio González da razón a Corporación Taurina y tendría apoyo suficiente.

En medio de la huelga de hambre que ocho novilleros mantienen desde hace una semana en las afueras de la plaza de La Santamaría, la Corte Constitucional está lista para decidir si la fiesta brava vuelve a Bogotá.

EL TIEMPO conoció que la ponencia que daría la razón a la Corporación Taurina en la demanda contra la decisión del alcalde Gustavo Petro de acabar con la fiesta brava con la terminación del contrato de arrendamiento de la plaza, tendría a hoy el apoyo de al menos otro de los magistrados que conforman su sala, con lo que lograría mayoría.

Hace cerca de nueve meses el caso está en estudio en el alto tribunal. Sin embargo, la discusión ha sido aplazada por diferentes coyunturas que han acaparado la atención de todos los magistrados, aun cuando esta decisión solo está en manos del magistrado González, de Gabriel Mendoza y Luis Guillermo Guerrero.

El proyecto del ponente Mauricio González tiene en cuenta, entre otros aspectos, dos sentencias de la Corte Constitucional frente al tema de las corridas de toros. Una es la C-666 de 2010, que señala que las corridas solo pueden hacerse en los municipios en los que sean manifestación de una tradición regular. El fallo hace referencia a que se trate “de una tradición regular, periódica e ininterrumpida y que por tanto su realización responda a cierta periodicidad”.

La otra es la Sentencia C-889 de 2012, que declaró exequible (constitucional) la Ley 916 de 2004 (por la cual se establece el Reglamento Taurino) que dice que los alcaldes y los concejos municipales no pueden prohibir las corridas de toros en los municipios donde exista tradición. Esa sentencia recuerda que la Corte ha avalado la regulación legal de estas actividades, “en cuanto tradición cultural de la Nación, susceptible de ser reconocida por el Estado”.

En ella también se lee que “bien pueden las autoridades locales suspender o no autorizar la realización de un espectáculo taurino, adelantado en plazas de toros permanentes, no permanentes o portátiles, cuando no cumpla con tales requisitos”, según lo establecido por la sentencia.

La demanda

La demanda de la Corporación Taurina de Bogotá, interpuesta por su presidente Felipe Negret, señala, entre otros aspectos, que se violó el debido proceso al terminar de forma unilateral el contrato para el préstamo de la plaza que estaba firmado hasta el 2015 y que la alcaldía malinterpretó la jurisprudencia de la Corte.

Sin embargo, si el fallo, que se conocería antes del miércoles de la otra semana, es por unanimidad (tres votos de tres) o por mayoría (2-1) a favor de la Corporación, los toros no volverían de inmediato a la Santamaría. Esto, porque el Distrito tendría que hacer un nuevo proceso licitatorio para entregar en arriendo la plaza.

Mientras se conoce la decisión de fondo, los novilleros permanecen a las fuerzas de la plaza en una huelga permanente. Piden que les permitan trabajar, como lo hacían hasta junio del 2012.

Habla Patrimonio

Ante la posibilidad de un fallo que devuelva la actividad de los toros a la plaza Santamaría, María Eugenia Martínez, directora del Instituto Distrital de Patrimonio Cultural, dijo que el proyecto de acondicionamiento que adelanta la Administración en ese escenario “no retira la arena, la deja como parte de la memoria de la plaza. Trabaja unos pisos removibles de acuerdo con las actividades. Es un debate importante”, afirmó. Agregó que “desde Patrimonio no desconocemos que los toros son una tradición cultural, pero pensamos que hubo un proyecto de ciudad que ganó y que defiende a los animales”.

JUSTICIA
salpal@eltiempo.com

En medio de la huelga de hambre que ocho novilleros mantienen desde hace una semana en las afueras de la plaza de La Santamaría, la Corte Constitucional está lista para decidir si la fiesta brava vuelve a Bogotá.EL TIEMPO conoció que la demanda de la Corporación Taurina contra la decisión del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, que a través de un decreto terminó las corridas de toros en la ciudad -al no renovar el contrato de arrendamiento de la plaza- tiene ponencia favorable del magistrado Mauricio González, y hasta hoy cuenta con el apoyo de al menos otro de los magistrados que conforman su sala, con lo que lograría mayoría.Hace cerca de nueve meses el caso está en estudio en el alto tribunal. Sin embargo, la discusión ha sido aplazada por diferentes coyunturas que han acaparado la atenci

Para leer el articulo completo suscríbete

Publicidad

Temas relacionados a esta noticia

Publicidad

Zona Comercial

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

  • Publicidad

Anterior

Hallan rudimentaria central de radio de las Farc

Siguiente

'Fiscalía presiona las investigaciones de la Contraloría'

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad