Para visualizar correctamente nuestro portal debes activar Javascript en tu equipo.


Revisa en tu configuración que el javascript esté activado

Recarga la página para poder visualizarla

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Yanet Rodríguez, esposa del cabo Villar, clama por su liberación

Sábado 28 de mayo de 2016
Justicia

Yanet Rodríguez, esposa del cabo Villar, clama por su liberación

'Al Eln le queremos pedir que respete la vida de Jair, que nos lo devuelva sano y salvo', exige.

Por:  EL TIEMPO | 

El cabo del Ejército Jair Villar Ortiz fue secuestrado por el Eln.

Foto: Archivo particular

El cabo del Ejército Jair Villar Ortiz fue secuestrado por el Eln.

compartidos

La última vez que Yanet Rodríguez habló por celular con su esposo, Jair de Jesús Villar Ortiz, fue el miércoles pasado, unas horas antes de que el cabo segundo del Ejército terminara secuestrado por el Eln en zona rural de Segovia (Antioquia).

Ese día, Villar le preguntó por su hija de 2 años y medio y le dijo: “Mi amor, cuídala y dile que la quiero mucho”.

Luego, ella le preguntó cómo se encontraba de salud, pues en diciembre fue sometido a una cirugía de apéndice en Duitama (Boyacá), donde laboró antes de su traslado a Segovia.

“Me dijo que estaba bien, que me regresaba la llamada en la tarde, pues iba saliendo a un operativo de inteligencia”, agregó la mujer. Y al mediodía un alto oficial le notificó el secuestro.

Villar Ortiz, de 31 años, oriundo del municipio de Astrea (Cesar), también alcanzó a comentarle que iba con energía y plena satisfacción a donde sus superiores lo enviaran: “Porque mi labor y mi deber es defender a los colombianos”, le dijo.

“Jair ama el Ejército, a diario repite que está a gusto con lo que hace y se siente muy orgulloso del uniforme”, señaló Yanet Rodríguez desde su casa en Ibagué, donde espera, junto a su hija, el regreso del militar.

En sus 10 años de servicio, Villar ha trabajado en zonas difíciles de orden público, como San Vicente del Caguán, Saravena y municipios del sur del Tolima, como Planadas y Chaparral.

“Jair es un militar de monte, siempre ha estado en zonas apartadas con su fusil y su pesado equipo al hombro. Yo admiro su valentía”, contó la mujer, y recordó que se conocieron hace cuatro años.

“Nuestro sueño es seguir construyendo este hogar y tener una casa propia”, agregó.

La cautivó su alegría y sencillez y aseguró que, por su noble corazón, al soldado “le duelen mucho los fenómenos del desplazamiento y la indigencia”.

Yanet dijo que no duerme ni come y que las noches ahora son más largas: “Esto es muy duro, ahora sí entiendo el dolor de las madres que sufren y suplican la liberación de un ser querido que ha sido secuestrado”, comentó.

Entre tanto, en el municipio de Astrea, Hawin Gómez, tío del cabo, le pidió al Gobierno Nacional que agilice los acercamientos para su pronta liberación.

“Al Eln le queremos pedir que respete la vida de Jair, que nos lo devuelva sano y salvo”, manifestó Gómez, y agregó que María Ortiz, la madre del militar, “está desconsolada. Ella ha sufrido mucho la suerte de su hijo, pero confía en que todo tendrá un final feliz”.

EL TIEMPO

Publicidad

MÁS NOTICIAS

Temas relacionados a esta noticia

Anterior

Ya son tres alcaldes elegidos en octubre enredados en casos penales

Siguiente

'Queremos que las Farc nos digan la verdad de El Nogal'

ÚLTIMAS NOTICIAS

Publicidad

Publicidad