Por primera vez, comunidad wayú es reconocida como víctima

Por primera vez, comunidad wayú es reconocida como víctima

La Unidad Nacional de Tierras les restituyó 362 hectáreas en Barrancas, municipio de La Guajira.

Restitución de resguardo indígena wayú | EL TIEMPO | Noviembre Restitución de resguardo indígena wayú | EL TIEMPO | Noviembre

comunidad wayú

07 de noviembre 2016 , 12:10 a.m.

Bajo un frondoso árbol y frente a un grupo de cerca de 50 wayús, una mujer indígena no puede contener las lágrimas. El llanto es de felicidad, pues luego de haber estado fuera de su territorio por 20 años, María Teresa Guarariyú volverá a la tierra a la que pertenece.

Esta wayú de 32 años tuvo que abandonar la zona de Barrancas tras el asesinato de su padre por actores armados, cuando apenas tenía 13 años.

Hoy, gracias a una sentencia del Tribunal Superior del Distrito Judicial de Cartagena que reconoce a Nuevo Espinal, en el municipio de Barrancas, La Guajira, como resguardo indígena, esta mujer podrá retornar a la zona.

Sin embargo, el miedo persiste. “Mi hermano no quiere que me regrese, pero yo sí quiero y voy a regresar. Aunque aún hay miedo de volver aquí”, aseguró.

Como ella, otros indígenas víctimas del conflicto han expresado su deseo de regresar a la zona, puesto que el territorio legalmente ya hace parte de los wayús.

Esto se debe a que ya recibieron de la Unidad de Restitución de Tierras el documento oficial que certifica la restitución de 362 hectáreas para la comunidad indígena wayú.

Durante el simbólico gesto, los wayús que estaban en el lugar no podían ocultar su rostro de felicidad y orgullo. Y no es para menos, puesto que esta es la primera vez que mediante un tribunal se reconocen los derechos territoriales de esa comunidad indígena.

En representación de los casi 300 miembros de la comunidad, el grupo de indígenas que estuvo presente en el acto gritó “gracias”, en tono desafinado y en wayunaiki (su lengua original).

Para el director de la Unidad de Restitución de Tierras, Ricardo Sabogal, el hecho es significativo, “porque la comunidad ha buscado durante décadas que les reconocieran el territorio que habían estado ocupando”.

Álvaro Ipuana, uno de los líderes en el proceso de restitución, aseguró que la constitución del resguardo indígena les ofrece algunas garantías y que la comunidad ya está retornando. “Nosotros llevábamos 23 años luchando por restablecer este derecho territorial y hoy esa lucha tiene resultados”, agregó.

Según la Unidad de Restitución de Tierras, esta es la primera vez que se reconoce al pueblo wayú como víctima del conflicto.

El desplazamiento de su suelo ancestral se dio en 1993, cuando la comunidad Nuevo Espinal fue reasentada en el corregimiento de San Pedro –en el municipio de Barrancas, La Guajira– porque su territorio se volvió inhabitable como consecuencia de la explotación minera.

Posteriormente, este resguardo fue víctima de ataques de grupos guerrilleros. “Varios miembros fueron asesinados y algunos líderes fueron amenazados”, manifiesta Dulcy Cortés Ipuana, una de las abogadas de la Unidad de Restitución que manejó el caso.

Pero ahora, legalmente se hace válido el letrero, pintado en un muro gris en medio de la vegetación, en el que se lee: “Bienvenidos a la comunidad indígena Wayuú Nuevo Espinal, autónomo, identidad, territorio y desarrollo propio”.

MICHELL QUIÑONES
Enviada Especial EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA