Duque inicia agenda con Mike Pompeo este jueves en Washington

Duque inicia agenda con Mike Pompeo este jueves en Washington

El nuevo presidente de los colombianos emprende contactos con la administración de Donald Trump.

Iván Duque

La economía es el tema más importante en el que debería empezar a trabajar Duque, según expertos.

Foto:

Reuters

28 de junio 2018 , 07:50 a.m.

A solo 10 días de haber ganado las elecciones presidenciales, Iván Duque aterrizó este miércoles en Washington para un primer encuentro con autoridades de la administración de Donald Trump y miembros del Congreso estadounidense.

De acuerdo con fuentes de su entorno, el presidente electo de los colombianos se reunirá este jueves con el secretario de Estado, Mike Pompeo, el senador republicano Marco Rubio y otros miembros del Legislativo.

También tenía cita prevista con Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las fuentes no aclararon si se estaba trabajando o se había concretado una reunión con el presidente Trump.

El viaje del presidente coincide con la publicación del lunes pasado de las nuevas estadísticas de la Casa Blanca sobre cultivos ilícitos en el país, en las que se confirma un nuevo incremento del 11 por ciento en las hectáreas sembradas y un 18 por ciento de la producción potencial de cocaína. Este será un tema prioritario en la agenda del presidente electo y las autoridades en este país.

En principio, la relación de Duque con EE. UU. debería ser muy fluida. No solo conoce Washington y cómo opera, pues trabajó en la ciudad por casi una década, sino que puede cultivar los contactos que desarrolló a través del expresidente Álvaro Uribe.
Especialmente, entre republicanos como Rubio, Mario Díaz-Balart, Eliana Ross-Leh-tinen y otros con los que Uribe aún es cercano.

Así mismo, las políticas propuestas por Duque están más en sintonía con los círculos de poder que hoy controlan Washington, donde tanto el Congreso como la Casa Blanca están en manos de conservadores.

Si bien el presidente electo arrancará con pésimas noticias –los cultivos llegaron a las 209.000 hectáreas en 2017–, su promesa de regresar a la fumigación y el hecho de ser un presidente que “hereda” un problema dejado por el anterior, dicen los expertos, le darán un margen de maniobra de por lo menos un año para darle un giro a la tendencia.

Tampoco está oculto que un sector del Congreso quiere más mano dura con las Farc y espera que el país extradite a los miembros del grupo que hayan reincidido en el narcotráfico.

Sin duda, la primera prueba de fuego para la relación Duque-Washington será el curso que tome la extradición de Jesús Santrich, el exguerrillero de las Farc solicitado por la justicia de este país, acusado por narcotraficar después de firmado el acuerdo de paz.

Pero el Congreso de EE.UU. no es monolítico y también existe un sector que quiere que se consolide la paz en Colombia y ha respaldado la implementación de los acuerdos.

De hecho, en este momento existe un importante bloque de recursos (más de US$ 150 millones) aprobado para gastarse en este 2018 y cuyo fin es respaldar la implementación.

Duque deberá conversar pronto, tanto con el Departamento de Estado como con el Legislativo para armonizar sus prioridades con las de Washington, un paso clave pues en este momento el Congreso ya está diseñando el presupuesto del 2019.

James McGovern, uno de los congresistas demócratas de la Cámara que es líder en los temas colombianos, ya dijo que espera de Duque una “implementación total” del pacto de La Habana.

Si bien se presume que los planteamientos de Duque en asuntos como las drogas y Venezuela lo convertirán en un aliado natural de Trump –son los únicos dos temas que parecen interesarle al presidente de EE. UU. y en ambos favorece políticas de mano dura–, el presidente colombiano tendrá que lidiar con el carácter impredecible y explosivo de su par estadounidense que ya en septiembre del año pasado amenazó con descertificar al país por no cooperar en la lucha contras las drogas.

"Lo que hay que entender es que este momento no se pueden utilizar las herramientas e instintos analíticos que antes de utilizaban para entablar relaciones con la Casa Blanca pues Trump no parece responder a esa lógica", afirma San Restrepo, que fue asesor de seguridad nacional para América Latina en el gobierno de Barack Obama.

En este sentido, el tema más complicado para el nuevo gobierno de Duque podría ser el comercial si es que Trump insiste en imponer aranceles unilaterales a productos colombianos o amenaza con una renegociación del Tratado de Libre Comercio que existe con nuestro país como ya hizo con Nafta, Corea del Sur y otros.

Por supuesto, se trata de una relación que apenas comienza y este viaje inicial es tan solo un abrebocas.

Aún así, estos dos días en Washington podrían servirle a Duque para marcar el tono de las relaciones bilaterales de cara a los cuatro años que están por arrancar.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.