Iván Duque delinea la reforma fiscal y económica que va a impulsar

Iván Duque delinea la reforma fiscal y económica que va a impulsar

El presidente electo designará gradualmente a sus ministros cuando termine el empalme con Santos.

Iván Duque, presidente electo de Colombia

Iván Duque no es necesariamente catastrófico para la paz con la Farc.

Foto:

Nacho Doce / Reuters

20 de junio 2018 , 06:37 a.m.

En su primer anuncio tras su elección, el presidente electo Iván Duque, dijo este martes que impulsará como prioridad de su gobierno “una buena reforma fiscal y económica que nos permita tener un Estado más eficiente, que haga más con menos y que elimine gastos innecesarios”.

Durante su campaña el nuevo mandatario de los colombianos fue insistente en la urgencia de aprobar una reforma tributaria que le dé un nuevo aire a la economía.
Pero ya como mandatario, Duque, experto en asuntos económicos, habló este martes de que esa reforma debe “reducir la evasión de los impuestos de renta y de IVA” que a su juicio suman 40 billones de pesos al año.

Su apuesta en este campo apunta también a “bajar tarifas, aumentar la inversión y que esa inversión se traduzca en el mejoramiento de los ingresos de los trabajadores”.

En relación con la lucha contra la evasión, Duque le dijo esta semana a Portafolio, que su reto es “bajarla en un 50 por ciento en los próximos cuatro años”, a razón de 5 billones anuales, de manera que por esa vía piensa recuperar 20 billones de pesos que hoy no llegan a las arcas del Estado.

Explicó, además, que al conseguirse esta meta, “se abrirá el espacio para bajar la carga tributaria”.

Tras estos anuncios queda claro que una de las prioridades de Duque, de manera inmediata, es ajustar las finanzas públicas y buscar, a partir de esta estrategia, dinamizar la economía colombiana.

El proyecto de ley para ajustar las finanzas sería presentado en el segundo semestre de este año con la esperanza de que sea aprobado y se comience a aplicar en 2019.

De sus palabras de este martes llamó la atención su actitud sobre la “eliminación de gastos innecesarios” en el sector público.

Durante la campaña, tanto Duque como el expresidente Álvaro Uribe, criticaron de manera insistente lo que llamaron el “gobierno derrochón” del presidente Juan Manuel Santos, pero no se adentraron en plantear qué tipo de recorte harían en el gasto. Esta vez el recorte parece una decisión irrevocable del nuevo mandatario.
Duque está preparando ya las reformas fiscales de la mano del exministro de Hacienda del gobierno Uribe, Alberto Carrasquilla, y de un equipo de expertos.

Carrasquilla es el líder de su equipo de empalme con el gobierno saliente, y con él asistirá a la primera cita con el presidente Juan Manuel Santos mañana en la Casa de Nariño.

De hecho, aunque este martes el presidente electo dijo comenzará a divulgar los nombres de sus ministros después de que termine el empalme con el gobierno saliente, en el sector económico

Otras preocupaciones

Este martes, el presidente Duque también dejó claro que otra de sus prioridades será todo lo que tiene que ver con el acuerdo de La Habana y su implementación, lo que calificó en términos coloquiales como un “chicharrón”.

“Tengo mucho interés en conocer la información relacionada con la implementación de los acuerdos de La Habana”, dijo sobre ese tema que fue asunto fundamental de su campaña.

Pero Duque ya comenzó a actuar. Este martes, por instrucciones suyas, sus aliados en el Senado frenaron la aprobación de la ley que establece el reglamento de la justicia para la paz, requisito clave para poder juzgar a los exguerrilleros y miembros de la Fuerzas Armadas acusados de delitos graves con ocasión del conflicto armado.

“La reglamentación que se está adelantando (en el Congreso) es la reglamentación de una ley estatutaria que todavía no ha pasado por la revisión de la Corte Constitucional”, dijo, y para él, esta norma no puede aprobarse hasta que el alto tribunal no se pronuncie sobre la constitucionalidad de la misma. Y la invitó a pronunciarse.

Su punto de vista, que lo ha llevado al primer enfrentamiento con el gobierno saliente del presidente Juan Manuel Santos, es que el Congreso no puede reglamentar algo que todavía no está en firme.

Sobre las negociaciones de paz con el Eln, dijo que se va a informar sobre el mismo, pero que “la única manera de construir un proceso que dé confianza del pueblo colombiano debe ser sobre la suspensión de todas las actividades criminales”.
Confirmó que en los próximos días tendrá reuniones con los magistrados de las altas cortes para examinar el tema de la justicia. Ya lo hizo con el presidente del tribunal constitucional, Alejandro Linares.

Con los líderes de los partidos políticos solo se reunirá después de que asuma el cargo, el próximo 7 de agosto, y será para revisar temas prioritarios de la agenda legislativa, por encima de la mesa.

Reiteró que no designará embajador ante el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. “Nosotros no podemos aceptar una representación con un gobierno que consideramos ilegítimo. Obviamente lo que se mantendrán serán las relaciones consulares”, dijo.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.