El damnificado que le compuso una canción a Mocoa

El damnificado que le compuso una canción a Mocoa

El cantante Danny Durango perdió la mayor parte de sus enseres durante la tragedia del 31 de marzo.

Danny Durango

En su canción, Danny Durango le pide a sus compatriotas que por favor a yuden a sus hermanos.

Foto:

Cortesía Danny Durango

17 de abril 2017 , 12:32 p.m.

A Danny Durango la música le salvó la vida. La noche de la avalancha en Mocoa, ocurrida el pasado 31 de marzo, él se encontraba en el municipio de Villa Garzón (a media hora de la capital de Putumayo) brindando una serenata, que era su forma ganarse la vida.

“Cuando volví a Mocoa ya de mi casa no quedaba nada. Me fui a buscar a mis familiares y los encontré en una loma, todos a salvo, afortunadamente”.

A Danny Durango o Elibardo López, como es su nombre de pila, la avalancha en Mocoa sólo le dejó una vieja guitarra “y la ropita que tengo puesta”, comenta aún con incredulidad.

Hoy este cantante popular dedica sus letras a todas las víctimas y hermanos que por cuestiones que él aún se niega a aceptar ya no se encuentran en este mundo.

“Compuse una canción para que nunca olviden a mis hermanos”, expresa mientras alista su deteriorada guitarra para interpretar su creación.

Canción a avalancha de Mocoa

Danny Durango le compuso una canción a Mocoa, tras la avalancha

La avalancha acabó con la vida de sus compañeros musicales y la de muchos de los niños a los que les enseñaba a tocar guitarra.

Hace poco le regalaron una nueva guitarra para que pudiese continuar llevando su mensaje, pero él, sin bien la recibió con agradecimiento, se negó a abandonar la vieja guitarra.

Danny Durango dedica sus letras a todas las víctimas de la tragedia en Mocoa

“Este es el único recuerdo tangible que me queda de las tardes de música que compartía con mis amigos”, dice señalando su viejo instrumento musical y parte de nuevo hacia el parque principal de Mocoa, donde desde hace varios años interpreta sus canciones junto a sus compañeros musicales.

Pero esta vez el paisaje tiene un elemento diferente: las sillas que ocupaban sus amigos están vacías.

JAVIER FORERO
POLÍTICA
gerfor@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA