‘Migración venezolana, en el máximo nivel de importancia’: Canciller

‘Migración venezolana, en el máximo nivel de importancia’: Canciller

Cada mes, unas 15.000 personas que pasan la frontera se quedan en Colombia. 

Venezolanos

El paso de venezolanos a Colombia sigue aumentando debido a la crisis humanitaria en el país vecino

Foto:

Luis Acosta / AFP

31 de enero 2018 , 10:30 p.m.

La llegada del tema de la crisis venezolana y su impacto en Colombia al consejo de ministros en la Casa de Nariño este martes ubicó el asunto en el grado de “máximo interés” para el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

La progresiva degradación del respeto por la vida en ese país, que aumenta a diario el flujo de migrantes en busca de ayuda, llevó al alto gobierno a revisar su plan para atender los riesgos de un empeoramiento de la situación.

Sobre el tema, la canciller María Ángela Holguín habló con EL TIEMPO.

¿Qué significa que el tema venezolano haya llegado al consejo de ministros?

Significa que tiene el máximo nivel de importancia dentro del Gobierno Nacional. El Presidente y yo hemos realizado un seguimiento en detalle desde la misma crisis de deportados colombianos, en agosto del 2015, hace 29 meses. Los ministros de Salud y Educación han desplegado medidas importantes de atención para la población venezolana y, en general, estamos valorando permanentemente la situación de forma que las acciones sean bien dimensionadas, actuamos con la mayor responsabilidad para un tema que no es solo del Gobierno Nacional y del Estado colombiano, sino también del país. Los asuntos migratorios nos impactan a todos: a las personas, a las instituciones, hasta a las empresas. Muchos países han crecido positivamente con una buena visión de sus políticas migratorias.

Los asuntos migratorios nos impactan a todos: a las personas, a las instituciones, hasta a las empresas

¿Qué decisiones tomó el consejo de ministros, el martes pasado?

Las decisiones fueron ajustar una nueva fase de la estrategia para la aplicación de los controles migratorios existentes, actualizar la valoración y proyecciones de los servicios que se prestan en educación, salud y otros sectores como los de protección a niños y adolescentes. Esto para medir los impactos financieros y buscar un marco regulatorio de la población que logre mayores niveles de regularidad y, por lo tanto, de aportes de esta población en el mercado laboral y al sistema de aseguramiento. También, varias medidas en términos de seguridad y control de los pasos fronterizos y las zonas no regulares de acceso a nuestro país en la línea de frontera, y de igual forma se delegó en la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y de Desastres la tarea de adelantar un proceso de preposicionamiento logístico y operativo que bajo estándares humanitarios internacionales permita dar una respuesta a la situación actual. Todo un paquete de medidas muy importantes que serán anunciadas prontamente por el señor Presidente.

¿Cuál es la valoración que el Gobierno tiene de la situación?

Aquí, sin duda, estamos frente a una problemática que este país no había vivido en toda su historia. Cambiamos de ver los colombianos deportados a un flujo importante de colombianos en proceso de retorno en el 2016. A partir del 2017, las cifras nos muestran que los flujos se han ido invirtiendo y ahora llegan principalmente migrantes venezolanos, un 65 por ciento, según estudios que hemos hecho con la Organización Internacional para las Migraciones de las Naciones Unidas. Una crisis migratoria que tiene origen en los problemas económicos, sociales y políticos que vive hoy Venezuela y que no podemos resolver desde Colombia. Esta situación afecta ya a más países, como Ecuador, Perú, Chile, Brasil y otros más. Sin duda, el mayor afectado en estos momentos es Colombia por el volumen de población ya recibida. La llegada de esta población a nuestras zonas de frontera implica ya un problema mayor por cuanto estos municipios ya tienen serios problemas de infraestructura, desempleo, informalidad y también de seguridad. Por esto es muy importante dar un respaldo multisectorial con todos los ministerios a muchos municipios en Norte de Santander, La Guajira, Arauca y otros menos visibles de Cesar, Vichada y Guainía. El trabajo del Gobierno debe extenderse ahora no solo a las zonas de frontera, sino continuar así en ciudades como Bucaramanga, Barranquilla, Cartagena, Bogotá y otras más que han recibido ya unos índices significativos de venezolanos.

Estamos frente a una problemática que este país no había vivido en toda su historia

¿Los estudios hacen temer por un aumento de la migración?

Claro que sí. Todos los indicadores, como inflación, caída del valor del precio del bolívar frente al peso colombiano, pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos en su país, desabastecimiento de comida o medicamentos, hacen que los flujos de salida de su país continúen al alza. Las condiciones críticas en que encontramos muchos venezolanos en las calles de Cúcuta, Maicao, Riohacha, Arauca, Bucaramanga y otras ciudades nos permiten entender en qué situación vienen llegando más venezolanos a nuestro país y cuáles son sus expectativas frente a su estadía transitoria en Colombia, pues han salido de su país obligados por la difícil situación y esto no es fácil para ninguno de ellos. Ante esto debemos generar entornos donde no se vea afectada la convivencia ciudadana de nuestras ciudades y lograr ayudar de forma organizada sin afectar a nuestros propios connacionales.

Colombia se prepara para emergencia

Colombia tiene listo un “plan de contingencia con soporte disponible para el caso de una situación de emergencia o crisis en la frontera con Venezuela” con capacidad para atender a 5.000 familias, que equivaldrían a unas 25.000 personas, según la Unidad Nacional de Atención del Riesgo.

Además, “hay planes listos para la construcción de campamentos en caso de que sea necesario” en zonas fronterizas.

Fue el propio presidente Juan Manuel Santos quien pidió poner el tema en el máximo nivel de interés.

Aunque los preparativos para enfrentar cualquier agravamiento de la situación vienen desde hace varios meses, la instrucción de esta semana fue revisar el plan.
Según se dijo en el Consejo de Ministros el martes pasado, 15.000 venezolanos se están quedando en Colombia mensualmente.

La canciller María Ángela Holguín reveló que las cifras de migrantes hacia Colombia están en aumento.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, no solo quedó con el compromiso de habilitar los recursos que se necesitan para atender la crisis actual, sino también financiar el plan en caso de que la situación siga empeorando.

Cárdenas dijo, además, que hay necesidad de trabajar desde ya con la comunidad internacional para financiar la reconstrucción de Venezuela, lo que costaría unos 60.000 millones de dólares, para cuando el presidente Nicolás Maduro se vaya del poder.

POLÍTICA
EL TIEMPO
@PoliticaET
redaccionpolitica@eltiempo.com.co

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.