Cuatro ejes claves en los que Duque se concentró en su primera semana

Cuatro ejes claves en los que Duque se concentró en su primera semana

El Gobierno reveló sus primeras cartas sobre seguridad, economía, relaciones exteriores y política.

Primer Taller Construyendo País, en Girardot

El presidente Iván Duque presentó el primer talles 'Construyendo País' en Girardot, Cundinamarca.

Foto:

Nelson Cárdenas / Presidencia

11 de agosto 2018 , 11:22 p.m.

En sus primeros cuatro días de gestión, el gobierno del presidente Iván Duque destapó algunas cartas que comienzan a mostrar lo que será su administración tanto en el fondo como en la forma.

De un lado, el mandatario visitó tres lugares emblemáticos que representan los principales desafíos para el país desde el punto de vista de la seguridad interna y externa: San Andrés, el Catatumbo (Norte de Santander) y Tumaco. En los tres presidió consejos de seguridad.

En cuanto a la seguridad externa, San Andrés y el Catatumbo representan verdaderos retos. Ante la inminencia de nuevas sentencias de la Corte Internacional de La Haya que podrían atentar contra la integridad territorial del país, por las pretensiones de Nicaragua, la visita de Duque a la isla reafirma el interés del nuevo gobierno por atender las necesidades de su población y ponerla más de su lado.

No menos grave es la situación del Catatumbo, el más vulnerable de los puntos fronterizos con Venezuela por la complejidad de su problemática, pues allí cohabitan el narcotráfico (más de 25.000 hectáreas de coca), la migración ilegal, el Eln, las disidencias de las Farc y los rezagos del Epl. A esto se suma la permisividad del gobierno de Maduro con el Eln –que para muchos se traduce en protección–, otro preocupante ingrediente de las caóticas relaciones entre Colombia y Venezuela. Duque les pidió a las fuerzas de seguridad del Estado dar resultados en la región antes de 100 días.

Tumaco, Nariño, donde el presidente estuvo el viernes, es la zona del país con mayor área de cultivos de coca. Se estima que solo en ese municipio hay más de 25.000 hectáreas de plantaciones ilegales, con una resiembra de por lo menos el 20 por ciento. Y, como el Catatumbo, concentra una gran presencia de actores ilegales, cuya confrontación genera una alta cifra de homicidios.

Aunque Ecuador, el vecino en esa frontera, está más comprometido que Venezuela en la lucha contra las drogas, la situación se agrava por la presencia de agentes externos, como el llamado cartel de Sinaloa, y la cercanía del océano Pacífico. En Tumaco, Duque le pidió a la Fuerza Pública apurar la persecución contra los ilegales y entregar resultados antes de 80 días.

Reforma tributaria

El nuevo gobierno también comenzó a aclarar esta semana su estrategia para mejorar las finanzas del Estado: los colombianos tendrán que aportar más de sus bolsillos al fisco nacional.

Para el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, el ajuste implica equilibrar los ingresos y los gastos de la Nación. El funcionario confirmó que en cuestión de un par de semanas revelará la esencia de la reforma tributaria que irá por unos tres billones de pesos y debe entrar a regir en enero del 2019.

El ajuste fiscal buscará más contribuyentes del impuesto de renta y del IVA, aliviará la carga a las empresas y tratará de reducir en un 10 por ciento la evasión en el primer año, hasta completar 50 por ciento en el cuatrienio. La evasión actual se estima en 40 billones de pesos.

En este punto, Carrasquilla cumple casi al pie de la letra lo anunciado por Duque cuando era candidato. La idea del ministro es ampliar la base tributaria, es decir que haya más colombianos declarando renta. En la actualidad lo hacen cerca de 2,5 millones de ciudadanos, y la meta del Gobierno es llevar esa cifra a 4,5 millones. Esto fue algo de lo que se habló durante la tarea de empalme del gobierno saliente con el entrante.

En principio (aún no está resuelto el asunto) quedarían obligados a declarar quienes reporten ingresos mensuales superiores a 1’900.000 pesos. El Gobierno considera que la tasa de tributación actual es muy “agresiva con las empresas”; por eso, el objetivo será gravar todo aquello que supere “el ingreso promedio del trabajador”.

Lucha anticorrupción

Las primeras propuestas del gobierno de Duque que llegaron al Congreso, esta semana, tienen que ver con la lucha anticorrupción. En este grupo de iniciativas legislativas hay cuatro proyectos: limitación de periodos en corporaciones públicas, hacer obligatorio para los servidores del Estado la presentación de su declaración de renta a fin de posesionarse, ampliación de los pliegos tipo e imprescriptibilidad de delitos contra la administración pública.

El primer proyecto es de acto legislativo e indica, sencillamente, que ninguna persona elegida a Congreso, asambleas departamentales o concejos municipales podrá estar más de tres periodos.

El segundo es la obligación, para los servidores públicos, de presentar su declaración de renta antes de posesionarse en sus cargos, lo cual se estipularía mediante una reforma del artículo 122 de la Constitución.

El propósito de esta iniciativa es incluir entre las obligaciones de los funcionarios estatales la de presentar su declaración de renta, como una medida de garantía de la transparencia de cada uno de ellos.

El tercer proyecto es una ampliación de la utilización de los pliegos tipo en las entidades territoriales (departamentos y municipios), que es donde mayor manipulación de las licitaciones se observa en la actualidad. Los pliegos tipo establecen, de manera obligatoria, unos estándares en las licitaciones que los funcionarios no podrían manipular.

Y el cuarto es la imprescriptibilidad de los delitos contra la administración pública, lo cual significa que las faltas de corrupción pueden ser investigadas en cualquier momento, sin importar si los términos legales se vencieron. Esta iniciativa incorpora un artículo nuevo a la Carta Política y es la única que no está en el tarjetón de la consulta anticorrupción de agosto.

Aunque Duque fue reiterativo en su campaña sobre su decisión de atacar con severidad la corrupción en la administración pública, el hecho de haberse anticipado a llevar al Congreso algunos puntos contenidos en la consulta anticorrupción le costó críticas. Entre estas, las del senador Gustavo Petro, quien acusó a Duque de “hacer trizas” este mecanismo de participación ciudadana.

El clima de la consulta anticorrupción se volvió más gris cuando el expresidente Álvaro Uribe dijo que su partido no la apoyará porque prefiere respaldar las iniciativas de Duque. Esto a pesar de que en junio pasado se había comprometido a apoyar este mecanismo.

Por su parte, la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez (ver entrevista), señaló que el Gobierno “no se le atravesó” a la consulta, sino que “procedió en la misma vía”.

Ofensiva diplomática

Esta semana también apareció en escena el canciller, Carlos Holmes Trujillo, quien se declaró sorprendido por la decisión de última hora del gobierno Santos de reconocer como Estado a Palestina. Si bien aclaró que “pocos días antes de terminar su periodo”, aquel le informó al presidente Duque de esta decisión, dejó ver la incomodidad del Gobierno. De hecho, el viernes le pidió a Santos que “asuma su responsabilidad”, pues esta administración enfrentará las consecuencias.

Duque no parece tan decidido a echar atrás la decisión tomada por Santos, y está dedicado a “examinar” la situación (ver análisis en la sección Internacional).

Un hecho significativo sería que Duque logre restaurar las condiciones para que la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores vuelva a Palacio, de manera que las principales decisiones sobre política exterior recobren la dimensión de asuntos de Estado más que de gobierno.

Construyendo país, en Girardot

El emprendimiento juvenil, la inclusión social y la economía naranja fueron los ejes del primer taller ‘Construyendo país’ que realiza Iván Duque como presidente.

En el encuentro, llevado a cabo en Girardot, el mandatario participó en un festival de economía naranja, con lo cual busca potenciar el arte como motor de desarrollo. También tuvo oportunidad de escuchar y dar respuestas a la comunidad por espacio de siete horas.

Con estos talleres, Duque pretende establecer un diálogo directo con las regiones del país.

Duque señaló que uno de los aspectos a atender durante los talleres será la legalidad. Dijo que “Colombia tiene que ser un país donde se aplique la ley y que los ciudadanos se sientan protegidos” y que “la legalidad implica que los ciudadanos puedan caminar tranquilamente y no sentirse asediados o amenazados”.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.