Tras 50 años en el Congreso, Roberto Gerlein no volverá al Capitolio

Tras 50 años en el Congreso, Roberto Gerlein no volverá al Capitolio

El senador del partido conservador fue elegido como congresista por primera vez en 1968.

Roberto Gerlein

Roberto Gerlein, senador del Partido Conservador.

Foto:

Luis Lizarazo García / Archivo EL TIEMPO

15 de enero 2018 , 08:04 p.m.

Por estos días Roberto Gerlein, conservador, oriundo de Barranquilla, está cumpliendo 50 años de haber llegado por primera vez como congresista al Capitolio Nacional y este lunes anunció, en una emisora de la capital del Atlántico, que no se someterá a una elección más.

Su renuncia, a seguir en el Congreso, como lo anunció EL TIEMPO el pasado 24 de diciembre, no fue voluntaria. A él le habría gustado seguir, pero hay dos circunstancias que lo llevaron a tomar esa decisión: sus problemas de salud y una ruptura con su hermano Julio, quien financiaba su actividad electoral.

En la familia de los Gerlein Echeverría se había establecido una división del trabajo: Roberto se dedicaría a la actividad política y Julio, su hermano, a los negocios. Pero, claro, siempre hubo una ayuda recíproca.

Pero ese modelo de trabajo en Barranquilla no solo era de los Gerlein Echeverría. Los Name era otra familia que tenía el mismo modelo. José Name Terán, era el líder político, y su hermano, David, era el empresario.

Julio Gerlein y David Name terminaron siendo dos de los grandes contratistas del Estado. Por décadas.


Desde que Roberto llegó por primera vez al Congreso en 1968, su elección siempre era una cosa más o menos segura. Nunca estaba en riesgo.

Entre una y otra elección podría decirse que Roberto tuvo casi siempre un promedio de 100 mil votos. Un poco más, un poco menos.

Actualmente es el congresista que más años ha permanecido en el Capitolio y el de más edad entre los legisladores (80 años).

Roberto es un hombre de profunda convicción conservadora. Ameno. Inteligente. De discursos hilvanados, con citas históricas, filosóficas y anécdotas agraciadas. 

Durante casi toda su vida como legislador se caracterizó por ser un hombre a quien le gustaba el Congreso. El debate parlamentario. Las discusiones de fondo.

También podría decirse que es de los congresistas más cumplidos en asistencia a las sesiones.

Casi siempre formó parte de las comisiones primeras, donde se discuten los asuntos constitucionales, jurídicos. Su palabra siempre ayudaba a entender la complejidad de los temas.

Gerlein es un hombre pragmático. Con un gran olfato político. Siempre puede intuir donde están los ganadores y se apunta a ellos. Pero tampoco tiene problemas para recular en sus posturas.

La ruptura familiar

EL TIEMPO pudo establecer que aunque su estado de salud no es bueno, Roberto Gerlein quería seguir en el Senado. Ir a la próxima elección. Y seguro que habría sido elegido como siempre.

Pero Julio, su hermano financiador, consideró que había llegado el momento de poner fin a su participación en el Senado.

Pero la curul de Roberto no quedará vacía. Seguramente será ocupada por Aída Merlano, una mujer muy cercana a Julio, quien hoy ostenta una curul en la Cámara de Representantes.

En Barranquilla dan por segura la elección de Aída Merlano, quien ya está inscrita como aspirante al Senado.

En el fondo o era Roberto o era Aída, muy cercana a Julio, el hombre de las finanzas, y este decidió que sería ella.
A Roberto se le había escuchado decir que quería morir en su curul. La política y el Congreso han sido su pasión en los últimos 50 años.

POLÍTICA

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.