Últimas Noticias de Colombia y el Mundo - ELTIEMPO.COM

Últimas Noticias

Ver más últimas noticias

Patrocinado por:

Derechos de los niños establecidos en Carta del 91 no son suficientes

Por: GILMA JIMÉNEZ ESPECIAL PARA EL TIEMPO | 10:33 p.m. | 05 de Julio del 2011

Colombia, en deuda con sus niños

Hacer valer los derechos de los niños sería una de las mejores celebraciones de la Constitución.

Foto: Archivo / EL TIEMPO

A los menores los siguen maltratando, explotando, matando y asesinando. Es hora de reivindicarlos.

Sin lugar a dudas la Constitución del 91 ofreció a los colombianos, sobre todo a los adultos, garantías sociales, políticas, legales, culturales y religiosas en la búsqueda de una sociedad moderna, equitativa e igualitaria. En eso estamos.

Para los niños y niñas, por primera vez se señaló, en el Artículo 44, la prevalencia de sus derechos sobre los demás, gracias, entre otros, a Angelino Garzón, Guillermo Perry e Iván Marulanda. Sin embargo, estamos muy lejos de hacer realidad ese principio, que es de elemental "sentido común" en una sociedad que pretenda ser viable, sostenible, ética y moralmente correcta. Si sumáramos las proyecciones, a una generación completa, que son justamente los 20 años de la Constitución, se le han vulnerado de forma grave sus derechos. Fueron asesinados, violados o explotados sexualmente, maltratados severamente, secuestrados o desaparecidos.

Millones de personas hoy adultas vivieron infiernos en su infancia y miles de niños fueron asesinados en episodios de violencia sexual, maltrato severo o por acciones de la delincuencia común, de guerrilleros o paramilitares. Miles de esas muertes y atrocidades están en la impunidad. Hasta es socialmente aceptado vulnerar derechos de los niños. Se cometen delitos contra ellos a la luz pública, como explotarlos laboralmente, y nadie los impide o castiga. Hay más de 1 millón de niños explotados.

La prueba irrefutable y contundente de la demora y desconocimiento de la primacía de derechos de los niños es el caso de Luis Alfredo Garavito, considerado el mayor violador y asesino de niños. Ocho años después de promulgada la Constitución se conoció que por lo menos 170 niños fueron torturados, violados y asesinados, y no fue ningún agravante que las víctimas fueran menores, y en esa cantidad. La máxima pena era de 40 años, y ni un solo juez condenó a Garavito a ese tiempo. Se lograron finalmente los 40 años por la redosificación, pero desde el comienzo ese individuo gozó de beneficios, por lo que va a salir de la cárcel, más temprano que tarde. Y todo después de la Constitución del 91.

No obstante la prevalencia de los derechos de los niños y esa violencia tan evidente, pasaron 15 años para lograr un Código de Infancia que desarrollara, así fuera tímidamente en algunos aspectos, ese principio.

La Corte Constitucional ha desarrollado la prevalencia de los niños en completos fallos, pero las decisiones institucionales, políticas, punitivas y económicas no se corresponden con esas jurisprudencias. ¿Cuántas personas han estado presas por desacatar esos mandatos o, por lo menos, cuántos servidores públicos han perdido sus cargos por no hacerlos cumplir?

El Congreso ha reformado 72 artículos de la Constitución a través de actos legislativos, se cambió un artículo por referendo de iniciativa gubernamental y hace cuatro años millones de colombianos estamos tratando de hacer uso de otro mecanismo que la misma Constitución le brinda al pueblo, para modificarla mediante una iniciativa popular.

Estamos buscando imponer como excepción la pena de hasta prisión perpetua para castigar delitos atroces contra los niños. Entre otras, para hacer cierta la primacía de sus derechos y acatar uno de los fallos de tutela que señaló que el deber del Estado hacia los niños "prevalece sobre cualquier otra consideración social, política, jurídica o económica".

Qué mejor celebración de los 20 años de la Constitución que el pueblo pueda ejercer el derecho y el deber de decidir sobre la prevalencia de los derechos de sus niños. Hay una deuda muy grande con ellos, que hay que empezar a pagar.

Sobre la autora

Gilma Jiménez es congresista del Partido Verde y ha hecho suya la defensa de los niños que sufren abuso sexual. Impulsa un referendo para que se dé cadena a perpetua a los violadores de menores.


GILMA JIMÉNEZ
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Herramientas

Publicidad

Paute aquí

Patrocinado por:

ZONA COMERCIAL

Paute aquí

Reportar Error

¿Encontró un error?

Para eltiempo.com las observaciones sobre su contenido son importantes, permítanos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de la Casa Editorial El Tiempo (CEET). Por favor, incluya su nombre y correo electrónico para informarle del seguimiento que le hemos dado a su observación.

Los campos marcados con * son obligatorios.

*
*
*

Respuesta

Recordar clave

Recordar clave

Por favor, escriba la dirección de correo electrónico con la cual se registró.