¿Utilizaría una esponja marina como tampón para la menstruación?

¿Utilizaría una esponja marina como tampón para la menstruación?

Una mujer gasta unos $ 85 mil mensuales en productos para el período. ¿Usaría otras alternativas?

20 de abril 2018 , 11:17 a.m.
Degeneradas

Juan Carlos Vargas, ginecólogo y director científico de Profamilia y Natalí Sarmiento cocreadora de la marca EcoLunas dedicada a la copa menstrual.

Foto:

Marcela Han

¿Cuánto dinero nos cuesta la menstruación? Ese es el tema central del sexto episodio de este podcast, que surgió luego de que esta semana se dio a conocer un comercial de televisión de toallas higiénicas en el que por primera vez en el país se mostró líquido rojo, en vez del azul, para ilustrar el período de las mujeres.

Ya lo había hecho antes una marca llamada bodyform con el fin de naturalizar la regla femenina que tantos mitos tiene.

Los tabúes del período pasan por todos los ámbitos y por todas las culturas. Algunas, incluso, no permiten que la mujer se acerque a cultivos, la aísla mientras está sangrando o son incrédulos sobre el dolor que a muchas les produce. Ni qué hablar de que los hombres están completamente marginados de ese tema como padres, esposos, novios o hijos.

“Las mujeres incluso tienen nombres raros para su período menstrual. Eso deja ver que antes no era correcto que las mujeres hablaran de la regla y que todavía tienen ellas mismas un problema para decirle cómo es. Tradicionalmente es un tema que da vergüenza”, explica el doctor Juan Carlos Vargas, ginecólogo y director científico de Profamilia.

Pero los obstáculos no son solo sobre cómo nombrarla. También sobre cómo explicarles a las niñas de qué se trata el período y que ambos padres deben estar entrenados para hacerlo, y una cosa importante: los hombres también deben saber de qué se trata.

¿Una copa y una esponja?

Por otro lado está el tema económico y el impacto ambiental que produce en el mundo. Integrantes de este podcast hicieron una búsqueda de los productos para la higiene femenina y los precios de cada uno.

El presupuesto básico entre toallas clásicas, tampones, jabón íntimo, pañitos húmedos y protectores nos dio un aproximado de 85 mil pesos mensuales.

Según ONU Mujeres, el 26 % de la población mundial está en edad reproductiva. Es decir que 1.800 millones de mujeres al mes tienen el período. La cifra de toallas higiénicas y tampones que se arrojan como basura es astronómica y esos elementos tardan hasta 200 millones de años en descomponerse.

No se trata de estigmatizar este tipo de productos, pues de hecho son la elección que muchas mujeres tiene para su cuidado personal y, en algunos países en vías de desarrollo, son la única opción.

Sin embargo, el mercado empieza a abrirse con otras iniciativas que, por un lado son más amigables con el cuerpo de la mujer, economizan el gasto mensual de estos productos, y también permiten disminuir este tipo contaminación en el planeta.

El presupuesto básico entre toallas clásicas, tampones, jabón íntimo, paños húmedos y protectores nos dio un aproximado de 85 mil pesos mensuales.

“La copa menstrual no es el único método para llevar el ciclo de manera sostenible. Es un dispositivo que se introduce en la cavidad vaginal, pero a diferencia de los otros productos no absorbe sino que recolecta la sangre”, explica Natalí Sarmiento cocreadora de la marca EcoLunas dedicada a la copa menstrual y otros implementos para usar durante el período.

La copa viene por tallas y está hecha en materiales como silicona, grado médico o grado quirúrgico, y otras que son hechas con TPE, que es un termoplástico medicinal de alta calidad. No tienen contraindicaciones y tienen su propio proceso de lavado. Verifique que cuenten con un certificado ISO 9001 o FDA para temas de calidad.

Copa menstrual

Es importante verificar el origen y los materiales de este producto.

Foto:

Cortesía: EcoLunas

Una segunda opción, menos popular aún en el país, es la esponja marina. Son cultivos de mar que se consideran una alternativa renovable y ecológica que funciona como un tampón natural.

La única contraindicación es que existan reacciones alérgicas o de irritación local. Si no es así, a pesar de que es un ser vivo, no es un generador infecciones”, explica el doctor Vargas.

Esponja marina

Son cultivos de mar que que funcionan como un tampón natural.

Foto:

Cortesía: EcoLunas

Si quiere saber más sobre este tema, no olvide que puede escuchar y descargar este podcast cuando quiera, mientras va al trabajo, en la casa, en la ruta hacia su trabajo en http://www.eltiempo.com/podcast/degeneradas o en la plataforma Spreaker.

Además, puede comentar los episodios en redes sociales con el hashtag #Degeneradas.

EL TIEMPO

Sigue bajando para encontrar más contenido

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.