La corrupción y sus causas

La corrupción y sus causas

El Estado nunca debió eliminar de las escuelas materias esenciales como Ética y moral.

22 de marzo 2017 , 12:00 a.m.

Señor Director:
Leo y releo el artículo ‘¿Por qué hay tanta corrupción en Colombia?’ y no encuentro ese punto que me llene el alma y me tranquilice, pues la verdad, después de haber superado la barrera de los cincuenta años y tener una educación de antaño, creo firmemente que el Estado nunca debió eliminar de las escuelas o colegios públicos y privados materias esenciales como Ética y moral, Educación cívica, Comportamiento y salud, entre otras, que educaban para ser responsables y productivos, como contabilidad y mecanografía o manualidades.

Muchos jóvenes de esa época estaban capacitados para trabajar con un simple bachillerato técnico. Concuerdo en que no tenemos identidad de país, por lo que es fácil dañar todo, pero no acepto que los que tienen el manejo de los recursos de la nación, como castas políticas y el clientelismo arropado por favores de campaña, sean los que nos estén desangrando. ¿Acaso no es más dañino adjudicar una obra a escondidas que hacer responsable al congresista, gobernador o alcalde que recomienda al contratista? ¿Por qué no hacerlo responsable más bien de la obra junto con el contratista que recomienda, y que sus bienes queden como garantes de calidad y cumplimiento?Adriana Arciniegas Galindo

Solidaridad entre países

Señor Director

El editorial del 18-3-17 se refiere al ofrecimiento de Cuba de mil becas para exguerrilleros y afectados por el conflicto para estudiar medicina. Qué interesante este respaldo a la paz. Este gesto debe ser respondido con intercambio académico entre universidades de Colombia y Cuba. Pero debe ir más lejos: cuando Venezuela pasaba por buena época, también nos llegaron médicos cubanos apoyados por Venezuela, y no solo a Colombia. Por eso, fue una salida en falso del aspirante a la presidencia que se manifestó en contra de los vecinos ahora en desgracia... Igual solidaridad debemos mostrar con los pueblos del mundo que estén sufriendo malos momentos, como es el caso de Siria, que padece de repartijas internacionales y religiosas que le han costado 321.000 muertos solo en este sigloFidel Vanegas Cantor

La responsabilidad de conducir

Señor Director:

Los dramas que se aprecian por causa de los accidentes de tránsito son conmovedores. Mucho dolor queda en las familias. La mayoría de los accidentes son producto de la inobservancia de las normas, que en no muy pocas ocasiones tienen como vehículos el licor y la intolerancia. Es necesario seguir apostándole a la cultura ciudadana como medio pedagógico que moldea la conducta humana, para crear conciencia de que conducir es una actividad que exige al máximo el acatamiento de las normas, pericia y un ejemplar comportamiento. Se acude a la conciencia que representa esa capacidad interior de mirar los actos con inteligencia. Si se conduce con conciencia de los peligros y de las habilidades que se requieren para ello, los dramas disminuirían. Édgar Guillermo Bejarano Chávez

Escríbanos su opinión a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA