Paz sin cálculos políticos

Paz sin cálculos políticos

Un pacto en el que todos tengamos representación, y un nuevo plebiscito, es lo procedente.

04 de octubre 2016 , 07:56 p.m.

No podríamos decir que hubo vencedores o vencidos con la pírrica victoria del No. Los votantes nulos, nuestra cerril abulia democrática o el mismo Matthew bien pudieron descentrar el fiel de la balanza. Sería una falacia hablar de rechazos “contundentes” al Gobierno o a los acuerdos. La “mitad” de los electores los aprobamos, así como la gestión del Presidente por la paz.

En consecuencia, un pacto en el que todos tengamos representación para salvarla, y un nuevo plebiscito, es lo procedente. Llegó la hora de comprometerse constructiva y coherentemente sobre el arduo camino recorrido, sin cálculos políticos, si honestamente buscan la paz.

Entre tanto, los excluidos, los despojados, la miseria en el campo, sus praderas minadas y las víctimas ávidas de verdad y reparación cuánto podrán esperar

Carlos H. Quintero B.

* * * *

Señor Director:

No sabía que el plebiscito era cuestión de partidos políticos, pero el senador Alfredo Rangel afirma que su partido, el Centro Democrático, “quedó muy fortalecido” ante la opinión pública luego de los resultados del domingo, como si la paz fuera de unos y no de todos los colombianos.

Lo que sí creí desde un principio es que lo que pretendía este partido político era hacer campaña presidencial a costa del acuerdo de paz y lo reafirmo cuando el señor Rangel manifiesta que luego del plebiscito, y claramente con fines presidenciales, “en el 2018 el Centro Democrático llegará, con seguridad, al Gobierno, solo o acompañado”. Definitivamente, mientras los colombianos no separemos la política de nuestras decisiones trascendentales nunca lograremos que nuestro hermoso país salga adelante.

Amparo Ardila
Bogotá

Al menos las mascotas

Señor Director:

Las mascotas se han constituido en ejemplo de amistad, fidelidad y compañía. Esos seres maravillosos, con capacidad de entrega, de respuesta y aprendizaje, que alegran nuestra existencia, se convierten en un miembro más de la familia. Cuando se enferman, nos ocasionan un choque emocional intenso que afecta en grado sumo la tranquilidad familiar. Por todo ello, queremos expresar nuestra gratitud a la clínica veterinaria La Salle, a su personal administrativo y científico, en especial al doctor César Cabrejo, por la extraordinaria atención de que fue objeto nuestra perrita Violeta, una shih tzu, de 3 años, por una súbita enfermedad. De no haber sido por los oportunos cuidados brindados allí, hubiera tenido un aciago desenlace. Fue un claro ejemplo de la forma en que se debe atender a un paciente, con amabilidad y optimismo. Los humanos, a los que a veces nos va como a los perros en misa, deberían tener estos privilegios, pero al menos que las mascotas lo logren es alentador.

Guillermo Rozo Riveros
Sopó, Cundinamarca

______________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA