Los problemas de la salud

Los problemas de la salud

El problema no es de recursos, se debe a la cooptación del Estado por un 'cartel' empoderado.

26 de diciembre 2016 , 06:24 p.m.

Señor Director:
Sobre su editorial (26-12-2016), el problema de la salud no es de recursos, se debe a la cooptación del Estado por un ‘cartel’ empoderado por una ley y blindado contra la justicia, que distorsionó la obligación del Estado. Hoy no existe poder para quitarles el recaudo. Los recursos han sido suficientes, aun para asegurarles ingentes ganancias a los socios de las EPS (véase Saludcoop).

Pero en su voracidad les resulta más rentable invertir en una demanda que suplen mezquinamente, concentrando los servicios en IPS “elegidas”, mientras las secuelas de enfermedades catastróficas hacen estragos y se dilatan los tiempos de atención. Los hospitales agonizan y los enfermos mueren en sus puertas existiendo oportunidad con profesionales e instituciones independientes que no tienen acceso a las mafias o “redes de contratación”, y que son excluidos de su derecho al trabajo con trabas leguleyas, normativas y cargas financieras.

Carlos H. Quintero B.

* * * *

Señor Director:

La salud sigue grave en nuestro país. Hay varios problemas ya diagnosticados y conocidos. Uno es la corrupción, de la que se ha hablado durante mucho tiempo. Los paramilitares manejaron la salud en muchos municipios, y esas secuelas quedaron. Por lo general, las EPS no les cumplen a los hospitales y estos niegan los servicios. Y así se arman los ‘carruseles’ de la muerte de los que tanto se habla.

Se dice que se pierden los medicamentos y, en cambio, a los pacientes no se los entregan. Y, para rematar, no hay citas oportunas con los especialistas.

Como si fuera poco, no hay un plan de prevención, todo porque, aparte de que no hay plata suficiente, falta voluntad. Cubrimiento hay, pero de ahí a la atención oportuna hay una distancia. Por eso se informa que cada 3,5 minutos se pone una tutela para exigir los derechos en esta materia. Es que la ‘doctora’ tutela se volvió la salvación para miles de enfermos. Se ha avanzado, pero falta mucho. Ahora lo de La Guajira –y aun el Chocó, donde se mueren casi cien niños al año por desnutrición– es una total vergüenza para cualquier sociedad.

Ángel María Aguilar
Bogotá

Apoyar la paz

Señor Director:
Creo que el presidente Uribe perdió una bonita oportunidad de afianzar lo acordado para la paz, si su partido aspira a la presidencia para el 2018. El querer del santo padre al apoyar el proceso de paz (donde existe la preponderancia católica) debió tomarlo como un gesto hacia la unidad y de ninguna manera como que desistiera de sus planes políticos. Todavía tiene tiempo el senador Uribe para llevar las cosas por el camino de la unidad, tratando que su partido se consolide en el poder en el 2018. Tengamos en cuenta que la paz es algo que ha llegado, no se puede negar. Que el acuerdo tenga sus cosas para corregir es otra cosa, pero no olvidemos el concepto universal de que es mejor un mal arreglo que un buen pleito. Apoyar la paz buena o mala es algo que favorece a todos los colombianos.

Gabriel Vanegas Cantor

_________________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA