Paradojas de la paz

Paradojas de la paz

La paz no es solo el silencio de los fusiles.

21 de septiembre 2016 , 05:46 p.m.

Resulta paradójico que en la Asamblea General de la ONU se logre respaldo unánime a la propuesta de paz en Colombia, así como de los gobernantes del mundo, pero en nuestro país tengamos tan rabiosos enemigos para tal propósito. Claro que tampoco compartimos el exagerado optimismo de nuestro Presidente al referirse a la paz como un hecho cumplido, sabiendo que para ello falta mucho.

La paz no es solo el silencio de los fusiles. Es recoger las minas, arrancar los cultivos ilícitos, someter a la insurgencia sobreviviente, exterminar las ‘bacrim’ y la corrupción, comenzando por legisladores, magistrados y altos ‘dignatarios’ civiles y militares. En estas tareas todos debemos comprometernos, pero viene bien el aporte de los reinsertados, llamados a desempeñar un papel fundamental en la construcción de la paz estable y duradera que esperamos.

Fidel Vanegas Cantor

Paz para todos, o no lo es

Señor Director:
Quisiera entender, si de buena fe me tratan de justificar, por qué a días del plebiscito y firmados los acuerdos para la paz: 1) No sabemos realmente cuántos niños sobrevivientes tienen en su poder las Farc; 2) No se les puede exigir que no los sigan entregando con cuentagotas, para así poder agilizar sus tratamientos psicológicos, de salud integral, sus estudios, socialización, etc. 3) ¿Realmente es legal ante la justicia firmar la paz para todos los ciudadanos del país mientras miles de niños y otros ciudadanos permanecen secuestrados, y sin saber nada de los millares de desaparecidos?

¡Qué bueno sería que pudiéramos saberlo con transparencia y algo de compasión!

Cuando entreguen a todos los niños y niñas, y los datos de todos los desaparecidos, podré empezar el proceso de perdón y a creer en este proceso de paz. Por ahora, no. Honestamente, no he podido. Lo único que no tiene recuperación, una vez rota, es la confianza, y la única vía posible para recomponerla es clara: todos los niños y niñas, libres, y los datos de todos los desaparecidos. Paz para todos, o no lo es.

Ilse Bartels L.

Un niño y tres familias

Señor Director:
Estuve leyendo conmovida la columna de Vladdo ‘Un niño y tres familias’. Solo puedo decir: ¡gracias!, gracias por publicar esta maravillosa opinión, que nos enseña que el amor de familia forma grandes personas; y hablo de las familias compuesta por amor, sin importar si son o no una ‘familia convencional’.

Claudia Liliana Rincón Salinas

El metro y otra promesa

Señor Director:
Dios quiera que se haga realidad el proyecto, y que la promesa y la palabrería de Santos y Peñalosa sean ciertas para sacar adelante el metro, estratégica obra que tanto anhelamos los residentes de Bogotá. Es que los acuerdos de palabra ya no son confiables. Por ejemplo, el Presidente prometió que rebajaría del 12 % al 4 % el aporte de los pensionados por salud y no lo ha cumplido. “Amanecerá y veremos”, decía mi madrecita, que la tiene Dios en el cielo.

Fabio Bautista

__________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA