¿Por fin el metro?

¿Por fin el metro?

Tanto se ha anunciado el metro para Bogotá que uno no sabe si esta vez será una realidad.

19 de septiembre 2016 , 06:18 p.m.

Me refiero a su editorial ‘Metro: ¿ahora sí?’ (19-9-2016). Tanto se ha anunciado el metro para Bogotá, y para el cual ha habido estudios por toneladas, que uno no sabe si esta vez será una realidad tanta belleza. Permita Dios que sí, porque ya da pena ante el mundo que Bogotá sea una de las pocas grandes urbes sin este sistema masivo. Pero sobre todo porque se necesita con urgencia, pues TransMilenio quedó pequeño, el SITP es un desorden, las vías son insuficientes, la ciudad vive trancada. Yo creo que el metro elevado es lo mejor, por costos, por menos tiempo de obra, por conveniencia geológica, etc. Se necesita compresión de los bogotanos, especialmente de los vecinos. Ojalá que el comercio de la Caracas, que siempre ha perdido con las renovaciones, tenga aquí un desquite. Bien hecho, se puede lograr.

José Francisco Piñeres

* * * *

Señor Director:
Metro elevado o enterrado: otro crucial tema para Bogotá. Tocará a todos. Si es elevado, a sus vecinos, por tercer piso, se les afectará su propiedad. Pensemos en seguridad, en estética, en el ruido, el comercio, la comodidad, en costos -que son menores que los del subterráneo-, valorización o desvalorización, etc. A todos nos afectará. Ojalá cuando se termine sirva para el futuro.

Juan Manuel Díaz Azuero

El ejemplo de los Paralímpicos

Señor Director:
Muy valioso el resultado de los atletas paralímpicos colombianos en Río de Janeiro. Diez y siete medallas: dos de oro, cinco de plata y diez de bronce. Pero más importante que el resultado deportivo es el ejemplo de nuestros atletas, quienes demostraron que su capacidad de superación no tiene límites. Es importante reconocer a los últimos directores de Coldeportes, que han invertido y confiado en deportistas con limitaciones cognitivas y físicas. Confirmado: nuestros deportistas son los mejores embajadores que tiene el país.


Mario Patiño Morris
Bogotá

No nombraron a Dios

Señor Director:
He ojeado las 297 páginas del ‘acuerdo final’, cuyo contenido hipotéticamente conocen los que van a votar el 2 de octubre. Con gran extrañeza, no encontré mencionado en el documento ni una vez el nombre de Dios. Esto contrasta con el texto de la misma Constitución del 91. Allí sí aparece, en la primera línea de su Preámbulo. Las estadísticas dicen que por lo menos el 90 por ciento de los colombianos creemos en Dios como Creador y fuente de bien. Y la paz es un bien. Parece paradójico que siendo un documento para los colombianos no se haya tenido en cuenta su identidad. ¿Será que ninguno de los 18 firmantes del ‘acuerdo’ es creyente? ¿O tal vez todos se escudaron en el manido argumento de que Colombia es un país laico y este documento en nada tiene que ver con asuntos de fe religiosa? Olvidan, tal vez, lo que dicen los filósofos antiguos: todo hombre por naturaleza es un animal político y religioso.

Florentino Galeano García
Paipa, Boyacá

__________________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA