Una nueva esperanza

Una nueva esperanza

"Esta sería una paz de todos, y tiene que serlo para que sea duradera".

14 de noviembre 2016 , 08:44 p.m.

Sobre su editorial ‘El nuevo acuerdo con las Farc’ (14-11-2016), sin alcanzar a leer el nuevo texto, por lo expuesto, siente uno una nueva esperanza de que este país, después de muchos años, puede lograr la reconciliación. Hay que reconocer que el Gobierno, la oposición y la guerrilla tuvieron una actitud valerosa y, como se dice, poniendo la patria por encima de los partidos. Esta sería una paz de todos, y tiene que serlo para que sea duradera. Los aportes de los del No fueron valiosos, no resultaron un palo en la rueda. Y qué bueno que fueron bien acogidos y estudiados. Hay que seguir con el acelerador pisado, pues el cese del fuego, no obstante la voluntad de las partes, es un reloj de pilas y estas tienen vencimiento, que se traduce en un error o en cansancio. Por lo pronto, y por la acogida al nuevo documento, la paz de Colombia se vislumbra cerca.

El Eln parece que no entiende sino el lenguaje de la violencia. Es una agrupación sin mando unificado, que secuestra y atenta contra el país en general, y creo que, por desgracia, solo podrá ser sometido por nuestras fuerzas del orden.

José Francisco Piñeres

* * * *

Señor Director:

En su momento, el triunfo del No se consideró apocalíptico, pero este resultado, que agudizó la polarización en el país, terminó siendo la ‘llave maestra’ para que los acuerdos de La Habana, con una constructiva y generosa participación del Gobierno y de las Farc, se revisaran y modificaran. En la alocución del sábado pasado, el Presidente tuvo la gallardía de reconocer que el No del plebiscito contribuyó para alcanzar un mejor acuerdo. Lograremos la paz con una Colombia, en su gran mayoría, unida.

Mario Patiño Morris

Construcciones y compromisos

Señor Director:

Se dice que en Bogotá cada día se demuele una casa para construir un edificio o un bloque de apartamentos. Hay construcciones por doquier. No obstante, debiera, por ley, obligarse a los constructores a que en la licencia de construcción estuviera contemplada la firma del acta de vecindad como prerrequisito ineludible para comenzar la obra. Solo así los residentes aledaños se asegurarían de que los daños derivados serían cubiertos por el constructor y estos, de que su obra cuenta con las suficientes garantías que no afecten a terceros. Infortunadamente, hoy, lo contrario es legión y solo muy pocos constructores se comprometen a que ambas partes reconozcan que tienen derechos y deberes que todos debemos respetar.

Mayo Monroy

El Museo Colonial

Señor Director:

Pasé por el Museo Colonial. Ya le habían hecho el mantenimiento general. Desde luego que me agradaba verlo con su piedra original, era más auténtico en su historia. Ahora tiene la identidad de una capa blanca con la cual, a mi manera de ver, se identifica a un hospital. Qué bueno que le arreglaran los andenes para darle más personalidad arquitectónica.

Enrique Osorio

________________________________________________________

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com, @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA