El argumento escupido

El argumento escupido

No es admisible, desde ningún argumento, el escupitajo que un inadaptado lanzó contra una concejal.

10 de marzo 2017 , 12:05 a.m.

Señor Director:
La cultura ciudadana debe ser la base de la comunicación humana, en la cual el respeto se convierta en ese enlace intangible pero latente que pone límites a las actuaciones. No es admisible, desde ningún argumento, el escupitajo que un inadaptado lanzó contra una concejal en medio de un cabildo abierto.

Por más controversia que se tenga, el respeto no se puede perder, y más si se trata de una mujer. Esta condición agrava la acción. La actuación valerosa de formular la denuncia no puede quedarse en eso, la Fiscalía debe actuar en la recolección de la prueba y formular la imputación, para que el juez aplique justicia. Este caso es un hecho que merece todo el reproche, pues de estas actitudes que parecen simples se pasa a los hechos graves. Es un mal ejemplo para la sociedad, debe haber repudio social. El castigo oportuno y severo debe servir de disuasión.Édgar Guillermo Bejarano Chávez

Bogotá necesita aportes de la nación

Señor Director:
Es tal el desbordado crecimiento poblacional de Bogotá, por el ingreso de millones de colombianos llegados los últimos años de todas las regiones del país, que bien podríamos decir hoy que no le cabe ni un tinto y ningún dinero le alcanzará, al paso que va, para poder atender a su población actual en servicios públicos, de salud, educación, transporte y vivienda, por más impuestos que se creen, por más que se venda la ETB.

Los pueblos cercanos a la capital ya prácticamente son barrios de esta, ya no hay tierra dónde construir para albergar tantos inmigrantes, y menos una buena infraestructura vial para integrarla.

Bogotá necesita más aportes de la Nación para poder atender sus necesidades actuales y futuras previstas, para que el Alcalde no siga vendiendo las empresas de servicios públicos, ponedoras de huevitos de oro.

Rafael Antonio Córdoba Ardila
Bogotá

Es un asunto de cultura

Señor Director:
EL TIEMPO dice en primera página que con las lluvias llegan los trancones. Estos se incrementan de forma insoportable. A Bogotá no le caben más carros. Y todo se agrava porque cuando llueve se inundan las calles, porque las cañerías o son insuficientes, o se tapan por las basuras. Porque aquí falta cultura ciudadana.

El mismo conductor que reniega en los trancones, en algún momento de verano pudo haber botado plásticos desde la ventanilla; el mismo peatón que salta charcos pudo haber hecho lo mismo con las basuras. Y además están los huecos, que se están tapando, pero son millones. Y con el invierno vienen más varados. Bogotá necesita un sistema de auxilio rápido para los carros que se varan o para aquellos a los que se les rayan las latas, pues esto demora y tranca zonas completas. Además, he notado que hay poca policía de tránsito. De modo que nos queda tener paciencia y ser decentes al manejar; dar paso, esperar para no sellar las bocacalles... Es asunto de cultura. Y esto no es solo en Bogotá, valga decirlo.

José Francisco Piñeres
Bogotá

Escriba su opinión a: opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS CARTAS

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA