De sorpresa en sorpresa

De sorpresa en sorpresa

Que las consecuencias de estos procesos al menos logren el equilibrio que la humanidad necesita.

09 de noviembre 2016 , 08:27 p.m.

Señor Director:
El mundo entero no termina de asimilar un revés cuando sorpresivamente se produce otro de dimensiones impredecibles. Me refiero a lo sucedido en Inglaterra con el ‘brexit’; en Colombia, con el plebiscito por la paz; y en los Estados Unidos, con la elección presidencial, donde las consultas arrojaron inesperadas cifras. Estos resultados son un campanazo para quienes tratan de mantener su hegemonía con modelos y tendencias históricas, pero que ahora los electores prefieren lanzarse a la incertidumbre de otras propuestas con tal de no “hacerles el juego” a las imposiciones, a la politiquería, la demagogia y la corrupción. Todos clamamos por que las consecuencias de estos procesos sean favorables y logren el equilibrio político y social que la humanidad necesita. En medio de tanta incertidumbre, celebro la prohibición del uso de bolsas plásticas aprobada por un estado americano. Los únicos que habían pronosticado la victoria de Trump, con mucha anticipación, fueron los Simpson.

Gerardo Dussán D.

* * * *

¿Y ahora? A esperar, a cruzar los dedos para que Trump sea distinto al candidato que vimos en campaña, que prácticamente amenazaba con dividir el orbe. Los republicanos, con mayoría en Cámara y Senado, tienen una responsabilidad grande ante un mundo que hoy está hecho un nudo de nervios. Los inmigrantes y sus familias, los tratados de libre comercios, México, todo en ascuas… Pero por él –que se mostró agresivo con las mujeres– votaron… Nada que hacer. Solo queda esperar.

Ángel María Aguilar
Bogotá

Asesinos libres

Señor Director:
Me refiero a su editorial ‘La muerte de un valiente’ (9-10-2016). ¿Por qué los jueces dan casa por cárcel a peligrosos delincuentes que han cometido asesinatos? ¿No se necesita, además, una valoración psiquiátrica para que logren ese beneficio, si es que está cerca de pagar su pena? El asesinato del joven Ronald Ramírez es uno de esos absurdos crímenes que indignan más, porque se cometen contra un ser inocente y valiente, un buen ciudadano, por parte –según informa la prensa– de un reo libre. Por favor, que penalicen el porte de armas cortopunzantes. Son muchos los crímenes y heridos con estas armas. Que legislen sobre estos asuntos nuestros padres de la patria, en vez de pelear por sus sueldos.

José Francisco Piñeres
Bogotá

* * * *

Señor Director:
A María Elvira, Yeison, Ronald... los mató indirectamente una justicia laxa que premia a los asesinos y expone a la sociedad. Tal vez los jueces no entienden que cuando estos individuos salen a “trabajar”, sus herramientas son armas y sus trabajos, el fleteo, el hurto, el sicariato... Ojalá el Congreso corrija esta vergonzosa situación y que el beneficio de casa por cárcel solo se aplique a presos que no hirieron o mataron a nadie, porque lo material se recupera, pero una vida no.

Nelson Barbosa

___________________________________________________________________

opinion@eltiempo.com - @OpinionET

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA