Viaje a la Francia de Macron

Viaje a la Francia de Macron

Viaja el presidente Santos a confirmar que el camino sigue siendo el de las sociedades incluyentes.

20 de junio 2017 , 12:09 a.m.

Va el presidente Santos de visita a una Francia que, luego de la segunda vuelta de las elecciones legislativas de este fin de semana, empieza a compartir con Alemania la tarea inaplazable de la reconciliación de las ideas y de la unificación de la Unión Europea. En la que ha sido llamada una “victoria aplastante”, LREM, el joven partido del presidente Emmanuel Macron, no solo ha conseguido 315 diputados en la Asamblea Nacional Francesa, sino que contará con más de 50 diputados aliados del partido centrista Modem a la hora de pasar las reformas, que requieren de 289 votos para alcanzar la mayoría absoluta.

Se ha hablado de la altísima e inédita abstención de estas elecciones parlamentarias: 57 por ciento, ni más ni menos. Se han recordado –y se han traído a colación, incluso– las palabras de Macron cuando era candidato sobre lo riesgosa que puede ser una mayoría en el Parlamento del partido del presidente. Se ha dicho, desde la izquierda radical, que la escasa participación de las clases populares es prueba de que el pueblo francés no se encuentra unido, sino en “una huelga cívica generalizada”. Y sin embargo la verdad, en esa práctica que es la democracia, es un Gobierno francés legítimo, con un amplio margen de acción.

Y, del otro lado, la derrota estrepitosa de la ultraderecha, que, en cabeza de Marine Le Pen, anunció que se convertiría en la primera fuerza de la oposición, pero solo consiguió seis curules.

Quizás sea ese el mandato más importante que se le ha entregado a Macron: el de dejar atrás el peligroso pulso entre la tecnocracia y el populismo, así como también la lucha entre quienes quieren cerrar las puertas europeas y quienes quieren dejarlas abiertas, para darles nuevos aires –en tiempos en los que el terrorismo trata de resurgir de la peor manera, en tiempos de Trump– a unas sociedades que, luego de vivir los horrores que traen los fundamentalismos, han estado defendiendo los derechos humanos y los valores democráticos.

Viaja el presidente Santos, en visita oficial, a confirmar que el camino sigue siendo el de las sociedades incluyentes que no se dejan intimidar por quienes no tienen fe en lo humano.

editorial@eltiempo.com.co

MÁS EDITORIALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA