Vamos al grano

Vamos al grano

Para prevenir numerosas enfermedades, los colombianos deben moderar cuanto antes su consumo de sodio

28 de octubre 2017 , 12:00 a.m.

Los hábitos son el pilar de la salud. Si son buenos, previenen la enfermedad; si son malos, la causan. Decirlo en este momento de la historia puede sonar a verdad de Perogrullo, pero los hechos demuestran que la comunicación, por más acertada que sea, no basta para que los ciudadanos adopten comportamientos más saludables.

Años y recursos invertidos en todo el mundo para apelar a la voluntad de los consumidores han surtido un modesto efecto. En vista de que los comportamientos cambian a un ritmo muy lento, las políticas públicas más audaces hoy día procuran impactar desde frentes más radicales, aunque siempre en un marco de respeto a las libertades individuales.

Ejemplo de ello son los impuestos al tabaco, como el que este año estrenó Colombia. La lógica de estos gravámenes es que, al aumentar el costo de las cajetillas, desincentiven el consumo. La experiencia ha comenzado a demostrar, de manera rotunda, que estas estrategias surten mejores efectos que la propia comunicación del riesgo. Lo mismo puede decirse de los impuestos a las bebidas azucaradas en los países donde se aplica la medida.

Es de celebrar que el Ministerio de Salud esté ad portas de expedir una resolución que limita las cantidades de sodio en 67 tipos de alimentos.

No obstante la mayor consciencia sobre los riesgos asociados al consumo de sodio (uno de los elementos de la sal), los colombianos lo consumen en una proporción tres veces superior a la necesaria, lo que se traduce en hipertensión arterial, que a su vez está relacionada con las enfermedades del corazón, las trombosis y los derrames cerebrales. Por eso, es de celebrar que el Ministerio de Salud esté ad portas de expedir una resolución que limita las cantidades de sodio en 67 tipos de alimentos seleccionados por el alto contenido de este elemento y por su elevado consumo. Entre ellos, embutidos mixtos, quesos frescos, snacks como maní y productos empaquetados de panadería y galletería. Iniciativas del mismo corte ya han demostrado su éxito en países como Canadá y Argentina.

Si se tiene en cuenta que la hipertensión es uno de los factores de riesgo prevenibles que más muertes causan, la medida que adoptará Colombia, que va al grano de la problemática, parece bien enfocada.

-

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.