Una plata para invertir bien

Una plata para invertir bien

El Concejo de Bogotá aprobó una cascada de proyectos que envidiaría cualquier otra capital del país.

05 de agosto 2016 , 07:48 p.m.

En solo siete meses de gobierno, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, ha conseguido que el Concejo le apruebe una cascada de proyectos que envidiaría cualquier otra capital del país. El más reciente de ellos es la autorización para que la ciudad se endeude hasta en 5 billones de pesos, recursos que serán destinados a infraestructura, educación, salud, seguridad y recreación, entre otros.

El sector más beneficiado, sin duda, será movilidad. Amén de corredores viales en el occidente, el grueso de los recursos será para la troncal de TransMilenio por la carrera 7.ª –que debió hacerse hace una década–; la ampliación de estaciones, cicloparqueaderos y los 800.000 millones de pesos que desde la pasada administración se gestionaron para el metro.

El cupo de deuda también será para la edificación de 30 colegios nuevos, la instalación de 4.000 cámaras de seguridad en Bogotá y la construcción de megaparques en Kennedy y Bosa. Los dineros provendrán de la banca local y multilateral y de la emisión de bonos internos y externos.

Según la Alcaldía, Bogotá no solo tiene capacidad para endeudarse sino que sus finanzas son sanas y su calificación de riesgo es positiva. Si esto es así, lo que les espera a los bogotanos es una ciudad con obras en plena ejecución que ojalá puedan disfrutar en el mediano plazo y que representen un verdadero cambio en su calidad de vida.

Lo que no puede ocurrir es que los dineros se vayan en obras suntuosas o caprichosas. Peor aún: que ellas o algunas de ellas obedezcan a intereses políticos y no a sentidas necesidades de la ciudad. Hay que cuidar cada peso que se invierta, que se justifique su destino, pues las experiencias del pasado han sido desastrosas. Todos los ojos deben estar puestos en ello.

No nos cansaremos de repetir que muchos de los proyectos que hoy se anuncian debieron ejecutarse hace quince años, como lo estableció el POT. Lastimosamente, varios quedaron a medio camino por decisiones políticas o no se hicieron. Ahora toca poner la ciudad al día con el consabido costo que ello representa en nuevos diseños, ajustes, un dólar más caro, etc.

editorial@eltiempo.com

MÁS COLUMNAS

Columnistas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA