Un valioso aporte

Un valioso aporte

Las recomendaciones para el POT de la capital, de Bogotá Cómo Vamos, dan confianza para un debate.

15 de abril 2018 , 10:05 p.m.

Se avecina otro debate que colmará la atención de los bogotanos: el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Un documento de trascendental importancia, dado que de él emanará, en buena medida, el orden estructural que regirá para la capital en los próximos doce años. Un cúmulo de objetivos y metas que definen, entre otras cosas, cómo debe crecer la ciudad y hacia dónde; qué uso se le debe dar al suelo, cómo proteger sus recursos naturales, cómo garantizar una movilidad efectiva y, en últimas, cómo gestionar mejor los recursos con que se cuenta.

En tiempos en que la humanidad vira hacia una urbanización imparable, lo cual implica un desafío para los gobiernos y la misma sociedad, todo lo que signifique la reglamentación e implementación de normas sobre el devenir de las ciudades debe mirarse con extremo rigor. Máxime cuando en la contienda electoral que tiene lugar en el país, la cuestión urbana prácticamente ha desaparecido de la agenda de los candidatos. Y eso que en Colombia, buena parte de los POT se están reestructurando en este momento.

Por fortuna, la academia y centros de pensamiento siguen vigilantes frente al asunto. Durante seis meses, y por iniciativa del programa Bogotá Cómo Vamos (BCV), que cumple 20 años tomándoles el pulso a los avatares de la capital, un grupo de 80 expertos de distintas disciplinas elaboró una cuidadosa lista de 60 recomendaciones para los formuladores del nuevo POT. El documento ya está en manos de la Alcaldía Mayor, y, más que imponer conceptos, lo que busca es animar un debate amplio, necesario y oportuno para garantizar que el plan que se expida reúna las expectativas de buena parte de la comunidad.

El análisis hace énfasis en seis temas: hábitat, seguridad ciudadana, movilidad, medioambiente, ruralidad e integración regional. Es quizás uno de los ejercicios más completos elaborados hasta ahora y da pie para discusiones de fondo. Por ejemplo, en materia de vivienda, es indispensable tener claros los instrumentos que posibiliten la densificación de la ciudad vía una mejor gestión del suelo, normas más expeditas y desarrollos urbanos ecosostenibles, materia de amplio debate por estos días con el proyecto Van der Hammen.

BCV y su grupo de expertos insisten en una movilidad que permita conectar la enorme población que se ubica en zonas de periferia con los centros generadores de trabajo y estudio. Abogan, a su vez, por sistemas de transporte sostenible a través de planes de desarrollo que promuevan la densificación y renovación urbana en los corredores por donde circulan los sistemas de transporte público. Y, como ya viene haciendo carrera, creen fundamental un impulso decidido a la bicicleta.

Se insiste en que los centros carcelarios estén en la periferia y en crear puntos de atención que faciliten la denuncia ciudadana. Pero quizás una de las principales novedades del estudio es la sugerencia de crear una zona de reserva campesina que sirva de muro de contención para el crecimiento desordenado. Cada ítem es en sí un manifiesto bienintencionado que la Administración debe ver como un valioso aporte, pues, al final, de lo que se trata es de eso: de construir una ciudad a varias manos.

EDITORIAL
editorial@eltiempo.com

MÁS EDITORIALES

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.